Revolución Francesa

El abuso de poder y la opresión de los derechos de los ciudadanos siempre han llevado a conflictos políticos que terminan en revoluciones y guerras civiles y, por ende, caos en sentido económico, social y político.

La Revolución Francesa que se llevó a cabo en el siglo XVIII fue el inicio de una nueva Francia y también dio la oportunidad de conocer a uno de los hombres más famosos de este país.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Causas de la Revolución Francesa

Hablaremos de las causas políticas, sociales y económicas por separado:

Causas Políticas de la Revolución Francesa

Sencillamente estas causas políticas se debían a que la monarquía francesa establecida estaba abusando de su poder, mientras el monarca no tenía que rendir cuentas de sus acciones, ya que disfrutaba de un poder ilimitado, privaba la libertad de los ciudadanos, censuraba la libertad de conciencia y permitía la desigualdad ante la ley.

Causas Sociales de la Revolución Francesa

La sociedad francesa tenía diferencias en cuanto a privilegios, lo que daba pie a desigualdad social. Existían tres estados diferentes:

  • El clero: El alto clero era poseedor de enormes riquezas y no tenía la obligación de pagar impuestos, además de que poseía grandes cantidades de terrenos. Por otro lado, el bajo clero estaba en una condición más modesta y más mezclado con el pueblo.
  • La nobleza: La gran nobleza tenía una enorme cantidad de riquezas, y la pequeña nobleza no disponía de tantos recursos.
  • Estado llano: Estaba constituido por el resto de la población, quienes no tenían privilegios especiales ni tampoco muchas posesiones materiales y derechos. Aunque la burguesía sí tenía una buena posición económica por ser los dueños de comercios e industrias. Sin embargo, estos debían pagar la mayor cantidad de impuestos.
El Tercer Estado cargando al Primer y al Segundo Estado.

Causas Económicas de la Revolución Francesa

Los dos primeros estados eran quienes gozaban de la mayor parte de las riquezas del país, además de que no debían pagar impuestos, mientras que el Estado Llano era todo lo contrario. Esto estaba desembocando en una decadencia económica general que afectaba a todos. Además, los reyes y la corte gastaban enormes sumas de dinero, lo cual no contribuía a la mejora económica.

Etapas de la Revolución Francesa

La revolución francesa atravesó tres grandes etapas, las cuales fueron:

Etapa Monárquica de la Revolución Francesa

Esta etapa abarca desde que inicia la revolución en junio del año 1789 hasta que se pone fin a la monarquía en Francia en septiembre del año 1792. Esta etapa, a su vez, se desarrolló de la siguiente manera:

PUBLICIDAD DE GOOGLE

  • Estados Generales: estos estados generales los convocó el rey francés Luis XVI. Este consistía en una especie de parlamento conformado por unos 1200 diputados (600 del Estado Llano, 300 del clero y 300 de la nobleza). Se reunieron los tres estados para llegar a acuerdos favorables para la economía.
  • Asamblea Nacional: esta se inauguró el 17 de junio de 1789 y produjo el estallido de la Revolución Francesa, por lo que el rey cerró la sala de reuniones y los diputados presentes se comprometieron a no separarse sin haber proporcionado una constitución a Francia.
  • Asamblea Constituyente: a través de la formación de la Asamblea Constituyente, el rey perdió autoridad y el período de monarquía absoluta había llegado a su final. Esto se produjo con la Toma de Bastilla, la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, la promulgación de la Constitución del año 1791, la aparición de la Constitución Civil del Clero y el escape de Luis XVI.
  • Asamblea Legislativa: esta fue una asamblea mucho más hostil que las anteriores y llevó a acontecimientos como la Declaratoria de Guerra a Austria, el Ataque a las Tullerías, el aprisionamiento de Luis XVI y el surgimiento de partidos políticos.
El Juramento del Juego de la pelota según Jacques-Louis David.

Etapa Republicana de la Revolución Francesa

Esta etapa abarca el período que va desde septiembre de 1792 hasta noviembre de 1799, donde Napoleón lanza un golpe de estado y funda el consulado, ejerciendo como dueño total de Francia y extendiendo el cambio de república a imperio hasta el año 1804.

  • La convención: una vez que se disuelve la Asamblea Legislativa, se da origen a la convención nacional, la cual aboga por el decreto del fin de la monarquía e inicio de la república, la sanción del derecho al voto de todos los ciudadanos, la condena y ejecución de Luis XVI.
  • El directorio: la convención, a su vez, dio origen al directorio, una especie de gobierno republicano que estuvo organizado de la siguiente forma: Poder Legislativo, estaba conformado por los 500 representantes y los ancianos; Poder Ejecutivo, conformado por 5 miembros del mismo directorio.
  • El consulado: con el golpe de estado que lanzó, Napoleón anuló el directorio y fundó el consulado, que en apariencia era republicano pero que realmente actuaba como monarquía. Este estaba conformado por dos poderes: Poder Ejecutivo, conformado por tres cónsules incluido Napoleón como cónsul principal; Poder Legislativo, conformado por el tribunado, un consejo de estado y un cuerpo legislativo (un senado y 300 representantes).

Etapa Imperial de la Revolución Francesa

Napoleón en su trono imperial

Esta etapa se extiende desde mayo de 1804, fecha en que se instaura el imperio francés con Napoleón como emperador hasta el fin de la gobernación napoleónica.

Una vez el Gran Corzo alcanza su título como emperador de Francia, se propuso establecer ardientemente la monarquía en el mundo. Por eso, su gobierno fue personal y se rodeó de gente en quien confiaba, su familia, quienes conformaron la corte y algunos otros puestos nobiliarios importantes. A través de su imperio dio un gran impulso a aumentar la cultura francesa en aspectos como la industria y el comercio, a través de códigos bien pensados. Su objetivo era hacer de Francia una potencia mundial.

Consecuencias de la Revolución Francesa

La revolución francesa tuvo muchas consecuencias tanto buenas como malas, algunas de ellas son las siguientes:

  • En tan solo una década, comprendida entre los años 1789 y 1799, Francia atravesó enormes cambios a nivel social, político y sobre todo económico.
  • El antiguo régimen, es decir, el gobierno dominante antes de que empezara la Revolución Francesa, estaba dominado por la aristocracia. Después de la revolución, este había perdido su influencia y poder, debido a que se liberó a los campesinos de los lazos esclavizantes del clero y la nobleza (los primeros dos estados).
  • A través de la revolución, Francia pasó de ser un estado con dominio feudal a ser un país capitalista.
  • Se eliminó la monarquía absoluta y se dividió el poder en Ejecutivo y Legislativo, algo que quedó como legado a varias naciones del mundo.
  • Luego de la revolución, la burguesía apoyó a Napoleón Bonaparte como parte del gobierno. Este se propuso restablecer el orden y la estabilidad del país en todos los sentidos, económico, político y social, además de proteger a la clase burguesa de la voluntad popular.
  • Alrededor del año 1803 Napoleón Bonaparte protagoniza una serie de conflictos revolucionarios que fueron moldeados por las ideas de la Revolución Francesa. Estas fueron llamadas las Guerras Napoleónicas y se convirtieron en una de las más importantes en la historia.
Batalla de Austerlitz (Guerras Napoleónicas)

Fin de la Revolución Francesa

Napoleón fue enviado a Egipto en el año 1798 a fin de vencer a los británicos, pero se estaba formando la Segunda Coalición, así que tuvo que volver a Francia por petición de dos miembros del directorio y finalmente terminó llevando a cabo un golpe de estado que puso fin al régimen a la fuerza y se puso al hombro el destino de Francia.

Posteriormente, anuló el directorio e instauró un gobierno momentáneo, el cual después llegó a contar con una constitución como parte de lo que se conoció como el consulado. A través de este consulado Napoleón se convierte en el primer cónsul de Francia, acompañado de otros dos cónsules auxiliares. Así puso fin a la Revolución Francesa.

A pesar de todo, Napoleón logró llevar a cabo algunas acciones revolucionarias, como la eliminación de los sistemas feudales, el fortalecimiento del liberalismo económico, el apoyo a la burguesía como la principal clase social y el cambio de la sociedad estamental. Además, le dio estabilidad al poder político francés y acabó con el desastre político del antiguo régimen. Al final, después de tantos cambios, la Revolución Francesa había logrado su objetivo, desarmar al antiguo régimen sin dejarle oportunidad de volver a restaurarse, además de que estos logros se extendieran por Europa.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *