Monoteísmo

El monoteísmo no es más que la creencia en un solo dios supremo, quien cuenta con el poder absoluto. Su aparición como doctrina se ubica en el año 3500 o 4000 a.C, y es una forma de religión que ha servido de fundamento a las creencias modernas. Revisemos el concepto de monoteísmo, la evolución de esta fe en un solo Dios y cómo esta creencia se ha adueñado de dogmas actuales.

Definición de Monoteísmo

Se define como monoteísmo a la creencia o doctrina de que existe un único dios y que este es el de mayor importancia al rendir culto. Su origen se remonta al año 4000 a.C, cuando se hablaba del dios de Abrahán y es una idea que se revalidó con las afirmaciones de Platón. Se considera una de las categorías religiosas más discutidas y debatidas de la historia.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Por otra parte, cabe destacar que es una disciplina que defiende a un dios verdadero, creador del universo con identidad y fuerza propia. Esta representación ha sido aceptada ampliamente por la cultura occidental, quien rinde adoración a un dios único. Asimismo, se consideran monoteístas religiones como el judaísmo, el islamismo y más aún el cristianismo.

Origen del Monoteísmo

El término monoteísmo surgió en el siglo XVII como un concepto que distinguiera a la persona que no creía en un dios de la que si lo hacía. En la actualidad, es un vocablo que diferencia el reconocimiento de un solo dios a la creencia de múltiples dioses. El vocablo viene de la palabra griega “mono” que indica uno, y “teos” que significa dios. 

Sin embargo, la evidencia del monoteísmo se remonta al Antiguo Egipto del siglo XIV a.C. Esto ocurrió durante el dominio de Akenatón donde solo se rendía devoción a Aten, el dios del disco solar. Por su parte, la cronología bíblica señala el establecimiento de Israel como el primer estado verdaderamente monoteísta. Asimismo, fue una idea formulada por los paganos griegos, aunque ya había precedente para ello.

Los dioses olímpicos de la religión griega considerados paganos por la Iglesia católica apostólica ortodoxa griega.

Características del Monoteísmo

CREENCIA EN UN SOLO DIOS – La característica principal del monoteísmo es la creencia absoluta en un solo dios como creador del universo y poseedor de poder infinito. Para los practicantes, dios es un ser inmaterial, es decir, espiritual con cualidades puras, ajenas a la contaminación del mal. Es una fe considerada nueva donde la convicción de un ser divino constituye la esencia del hombre.

APROXIMACIÓN A SU DIOS A TRAVÉS DE LA ORACIÓN – Otra característica de las religiones monoteístas es buscar el acercamiento con dios a través de la oración. Para ello cuentan con diversos rezos en los cuales se expone lo que se debe pedir a dios y dar agradecimiento. Con ello, también, se busca el perdón de pecados, tener a Jesús en el corazón y cultivar cualidades o principios éticos que produzcan felicidad.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

VARIEDAD DE PENSAMIENTOS – A pesar de que el monoteísmo defiende la adoración a un solo dios, existen dogmas que no son compartidos por las religiones que se identifican con esta tendencia. Un ejemplo de esto es la creencia de la trinidad. Para los que la defienden, la interpretan como que dios es Jesús y el espíritu santo en un solo ser. Para los detractores, estos apuntan a dios como un ser único que no se puede dividir.

CRITERIO BASADO EN LA PALABRA DE DIOS Y EN ACTOS DE AMOR – Las principales religiones monoteístas cuentan con un libro especializado ya sea la biblia, el Corán, la Torá, entre otros, donde se encuentran los preceptos de Dios. Cada uno interpreta estos escritos según un fundamento, por lo que difieren en ciertas ideas y se dividen en secciones diferentes.

Algunos libros sagrados

Para otros, creer y adorar a un solo dios implica hacer actos de amor que lo manifiesten y lo acerquen a cierta deidad. Estas acciones deben significar progreso, perfección, felicidad y evolución tanto para las personas que lo rodean como para quien ejecuta las obras. Por ello, es importante desarrollar valores y promover la equidad e igualdad entre las personas.

Ejemplos de religiones monoteístas populares

Como ya se planteó, el monoteísmo es una religión antigua que ha perdurado a pesar de las severas críticas y la predominancia politeísta. Algunos ejemplos de civilizaciones monoteístas se establecen con las siguientes religiones:

JUDAÍSMO – Se estima que la primera religión monoteísta es el judaísmo, cuya influencia en el mundo se destaca aún en la actualidad. En este sistema de creencias dios es considerado omnipotente, creador de todas las cosas y salvador de su pueblo para demostrar su poder ante la humanidad. El nombre de este dios es Yahveh y es una divinidad que se encuentra cerca del ser humano mostrando su infinito amor.

Lo que hace diferente este sistema de creencias es que no solo se considera religión, sino que se identifican como tradición y cultura. Además, a los conversos los reconocen como judíos en todo el sentido de la palabra. Los textos en donde basan sus enseñanzas incluyen el antiguo testamento, La Mishná, el Talmud, entre otros.

CRISTIANISMO – Es una religión que se remonta al siglo I de la era actual. Surge como una religión de los más desposeídos con la esperanza de que aparezca un libertador que les elimine la opresión. Con el paso de los años se convirtió en la religión oficial del imperio romano hacia el siglo IV. Su enfoque era imitar los pasos de Cristo, quien se conoce como fundador de la misma.

Las representaciones de Cristo son muy frecuentes en el arte cristiano a pesar de que no hay retratos de Jesús, ni indicaciones concretas acerca de su aspecto físico.​ Cristo Salvador del mundo, el Greco (c. 1600).

Existen al menos tres ramas principales: El catolicismo, protestantismo y la ortodoxia. Cada grupo posee creencias específicas que difieren de los otros grupos.

ISLAMISMO – El islam consiste en creer solo en dios y adorarlo únicamente. Para ello, se deben realizar acciones que complazcan a dios en todo sentido. Entre los actos de adoración se encuentra cultivar cualidades como la sinceridad, amor, confianza, entre otros. También, se debe orar, ayunar, peregrinar y hacer actos públicos de fe. El nombre de su deidad es Alá.

En resumen, el monoteísmo es una creencia antigua que se ha mantenido en la historia de la humanidad. Apunta a un solo dios como creador, fuente del poder y como salvador de su pueblo. Según la tendencia, la identidad de la divinidad y las creencias varían. De allí, que sea uno de los dogmas más criticados.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *