Edad Antigua (3500 aC – 476 dC)

Período de la historia que comienza por los sumerios circa 3500 aC, y luego finalizado cuando se produce la caída del Imperio Romano de Occidente en el 476 dC, es de los más extensos y donde hubo mayor cambio cultural y social de la historia.

Sabemos que la historia de la humanidad se dividió en distintos períodos donde podemos ubicar los acontecimientos más importantes del ser humano; la Edad Antigua no es la excepción. Fue uno de los períodos más largos y que incluye el descubrimiento, no sólo de nuevas tecnologías que hacían más fácil la vida del hombre, sino además el descubrimiento de cómo funcionaba el universo, el mecanismo de lo que rodeaba al hombre, así como también la organización del ser humano en la sociedad.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

¿Qué es la Edad Antigua?

Es el período de la historia que abarca desde la invención de la escritura hasta la derrota del imperio romano que se ubicaba en el extremo occidental. De esta manera, se cierra el capítulo de la prehistoria de la humanidad. Durante este largo trayecto, se organizaron ciudades, se implementaron leyes que administraban el derecho de los habitantes de las mismas, se comienza a realizar las diferencias de clases sociales y las actividades comerciales. Asimismo, se plantearon las nociones de la libertad y la ciudadanía.

Civilizaciones de la Edad Antigua

Las civilizaciones existentes durante este período de la historia fueron aquellas que compartieron una misma área a medida que su cultura se expandía. Muchos de los factores que así lo permitieron fue el comercio, las rutas que se trazaron para ello y el uso de recursos marinos para explorar nuevos límites. Los imperios que resaltaron durante este tramo histórico fueron: Mesopotamia, Persia, Egipto, Grecia y Roma.

Mesopotamia

Representando el último período, la ciudad de Babilonia en su apogeo: los Jardines Colgantes dominan el Éufrates y el palacio real. El arco de color azul en el centro es la famosa Puerta de Ishtar.

Fueron los habitantes de las regiones que rodeaban a los ríos Éufrates y Tigris. Se constituyeron en ciudades cuando un grupo de nómadas se asentaron y desarrollaron sistemáticamente una organización urbana que incluía un gobernante, estratos sociales, ejército, religión e idioma. Los mesopotámicos fueron los primeros en construir murallas para protegerse de sus enemigos y delimitar su estado. Además, nombraban sacerdotes para que intercedieran en asuntos religiosos, por lo que gozaban de una posición privilegiada en sus pueblos, ya que la religión era un aspecto de suma importancia para los habitantes del imperio.

El uso de la escritura en Mesopotamia permitió dejar constancia de sus tratos comerciales, guerras en las que participaron y hábitos al tratar con las ciudades que subyugaban. Fueron un pueblo de amplia expansión que dominó el oficio agrícola como actividad de subsistencia y comercial, además del arte de la guerra y el trato diplomático para mantener la paz interna como nación.

Persia

Extensión del Imperio aqueménida hacia el 500 a. C.

El territorio que llegaron a ocupar los persas estaba caracterizado por los desiertos, estepas, elevadas mesetas y cordilleras que se encontraban en dirección oeste del Río Tigris. Se organizaban en grupos en los que la cabeza era el hombre y se encargaba de administrar la justicia y el bienestar de sus componentes, por lo que era una sociedad patriarcal. Además, desarrollaron de manera excelente la actividad ganadera. Por lo tanto, la crianza de animales como perros, caballos y vacas era una labor importante. Finalmente, en el aspecto religioso los persas adoraban a muchos dioses, es decir, eran politeístas. Sin embargo, un aspecto que marcó sus costumbres de culto era la veneración a dioses en triadas.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Egipto

Localizados a las orillas del gran Río Nilo, los egipcios supieron apreciar los beneficios de sus aguas. Se encargaron de sembrar plantaciones a los alrededores de sus aguas y al mismo tiempo diseñaron un sistema hidráulico que distribuía el vital líquido para toda la población. Consecuentemente, desarrollaron las actividades del campo, lo cual les permitió tener una economía estable.

En el ámbito gubernamental, los egipcios eran representados por el Faraón a quien no sólo se le veía como el líder, sino como un dios sagrado, aunque también rendían culto a otras deidades. Sus creencias en una vida después de la muerte los llevaron a enterrar a los fallecidos con lujos, piedras preciosas y riquezas para que al despertar en el inframundo, tuvieran una vida privilegiada.

Grecia

Busto en mármol de Alejandro Magno, siglo II a. C. Obra helenística original de Alejandría (Egipto).

Los griegos, también conocidos por el sobrenombre de helenos, eran los habitantes de la región ubicada en Europa que comprendían las zonas de Helesponto, Epiro, Tracia, Macedonia y Peloponeso. Fue un imperio de dimensiones extraordinarias, pero cuya duración fue muy breve. Su fundador, Alejandro Magno, lideró un poderoso ejército que parecía indetenible. En el esplendor de su mejor momento, Grecia gozó de un urbanismo desarrollado en el que las clases sociales más privilegiadas vivían de manera cómoda y tenían acceso a la educación de filósofos importantes. La construcción de palacios, esculturas, estatuas y otras obras artísticas fueron rasgos importantes de los griegos. Su fin vino con la muerte de su fundador quien falleció sólo cuando tenía 32 años de edad.

Roma

En sus tiempos, se le reconoció por el alto alcance que tuvo en comparación con los que existieron con anterioridad. Influyó en el desarrollo de las civilizaciones posteriores, pues dejaron un concepto organizativo social que se sigue en algunos países de la actualidad. Sus ciudades estaban bien organizadas y con servicios públicos que mejoraban la calidad de vida.

La clasificación en clases sociales de los habitantes les permitía el acceso a una educación superior y el disfrute del teatro y representaciones artísticas. Eventualmente, los romanos establecieron un nuevo idioma para comunicarse, es decir, el latín.

Organización social en la Edad Antigua

Durante este período histórico las civilizaciones se caracterizaban por la organización en forma de pirámide. Las clases sociales iban desde las personas que estaban en la clase social más alta a aquellos que se consideraban menos importante de la siguiente manera:

  • Monarcas: Conformaban la cúspide de las clases sociales. En estos grupos se encontraban aquellos faraones, emperadores o reyes que gobernaron los imperios o civilizaciones durante este período histórico de la humanidad. La mayoría de estos dirigentes llegaban a ser líderes por herencia o cuando subyugaban a los dirigentes de naciones enemigas.
  • Aristócratas: Grupos de personas conectadas a los monarcas. Los miembros principales de confianza que servían como ministros del rey.
  • Siervos religiosos: La mayoría de los gobiernos durante la Edad Antigua afirmaban ser designados por los dioses, por esta razón los sacerdotes o representantes religiosos eran tan importantes, pues estos eran los que comunicaban si los dioses o las deidades a las que se adoraban estaban contentos con los gobernantes.
  • Artesanos: Representaban a la clase trabajadora de la sociedad. Muchos de estos se especializaban en los actividades del campo como la ganadería y agricultura, además de los comerciantes.
  • Esclavos: La mayor parte de este grupo estaba compuesto por aquellos prisioneros de guerra a los que se les perdonaba la vida, pero que se les castigaba al ser propiedad de las clases sociales más altas sin ninguna clase de derechos.

Costumbres de la Edad Antigua

  • Se empleaban cunas primitivas para que los recién nacidos descansaran. Se construían de mallas y se ataban a poca altura del suelo. En cuanto a los adultos de la clase trabajadora dormían en camas toscas hechas de madera que generalmente tenían una medida de casi dos metros cuadrados. Aunque los materiales y el acabado de estos objetos era incomodo, su constitución era ideal debido a las condiciones climáticas de la época.
  • Para iluminar durante las noches empleaban antorchas mojadas con aceite. Estas constaban de un trozo fuerte de madera con un extremo enlazado de cuerdas de algodón, lo que permitía que ardiera el fuego por más tiempo y no se extinguiera rápidamente. También empleaban velas hechas a base de parafina para iluminar dentro de los hogares.
  • Empleaban pizarras hechas de carbón sobre los que escribían con pizarrín, el cual se podía borrar. Además, fabricaban plumas hechas de metales resistentes que hundían en frascos de tinta para escribir documentos especiales. Por otra parte, durante los momentos más tempranos de la escritura con tinta, empleaban las plumas de las aves.
  • Al morir un pariente o conocido se enviaba una invitación a participar de los ritos funerarios. Se enviaba una carta con los datos de la muerte para informar.
  • Las proteínas animales eran bien apreciadas en la dieta antigua. Se acostumbraba a cazar los siguientes animales: Codorniz, armadillo, iguana, conejo, venado y ganado. El vino, igualmente, formaba parte de las comidas.
  • La vestidura durante la Edad Antigua estaba comprendida por piezas largas que llegaba a los tobillos. Muchas veces se componían por dos o tres prendas, una encima de la otra y se empleaban accesorios para distinguir las clases sociales, edad, sexo y estado civil. Los materiales con los que confeccionaban los vestidos eran seda y algodón con colores vivos y variados.
Vestimenta Antigua Roma

Educación en la Edad Antigua

Las nociones básicas de escritura y lectura eran enseñadas por maestros que atendían a niños y niñas por igual en escuelas. No obstante, para miembros de las clases sociales altas existían las figuras de los tutores. Estos eran personas reconocidas por su amplio conocimiento de literatura y matemáticas que impartían clases personalizadas para los adolescentes. La educación tenía como objetivo incorporar al joven a la sociedad, no enseñarle un oficio útil para el trabajo. Las niñas no recibían esta clase de educación, sólo sabían leer y escribir y a partir de la adolescencia se les impartían las habilidades necesarias para manejar un hogar y convertirse en esposa y madre.

La enseñanza de otros idiomas como el griego era símbolo de prestigio en las sociedades antiguas, por lo que no es de extrañar que al llegar a la edad de diecisiete años un joven supiera más de un idioma. Además, el manejo del griego le permitiría tener acceso a las corrientes de pensamiento clásicas enseñadas por los grandes filósofos. Para quienes querían llevar una vida como servidores a las deidades había tutores que enseñaban a miembros de ambos sexos. De esta manera, se formaban a los futuros sacerdotes y sacerdotisas.

Inventos de la Edad Antigua

La Edad Antigua estuvo caracterizada por el descubrimiento de objetos y máquinas que facilitaban la vida del hombre. A medida que pasaban los años estos se estilizaban y se conocían nuevas y mejores maneras de fabricarlos. Entre estos inventos podemos mencionar:

Polea simple fija.
  • La polea: Les permitía elevar objetos pesados sin tener que realizar un esfuerzo exagerado de fuerza. La primera muestra de su aparición se halla en un escrito de Plutarco en el año 100 a.C. Las poleas primitivas constaban de una rueda resistente que tenía bordes en forma de canal por la que pasaba una cuerda resistente en los que un extremo sostenía el objeto a trasladar y el otro ejercía la fuerza para sostenerlo.
  • La moneda: El comercio en tiempos antiguos generalmente se realizaba a base de trueques. El intercambio de un producto por otro era muy popular. Sin embargo, con el descubrimiento de los metales y la fundición de los mismos, se crearon objetos redondos a los que se les imprimía un sello o cuña.
  • La llave: Creada a partir del siglo VII a.C. consistían en piezas fabricadas de hierro de gran peso y tamaño, pues las cerraduras eran cajas de grandes dimensiones. Con el paso de los años sus tamaños fueron reducidos y se comenzaron a usar para guardar objetos personales y de valor.
  • El faro: El primero que se conoce en la historia fue el faro de Alejandría. Este invento les permitía a los navegantes tener una guía y protección al surcar aguas desconocidas. Al no existir electricidad, se empleaba el fuego para iluminar en la cúspide y avisar a las embarcaciones de la presencia de tierra a las cercanías del mar.
  • La rueda: Su aparición fue en el año 4000 a.C. y de acuerdo a los descubrimientos realizados, los sumerios fueron sus inventores y los primeros en emplearla.

1 comentario en “Edad Antigua (3500 aC – 476 dC)”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *