Constantinopla

A lo largo de nuestras vidas lo más probable es que hayamos escuchado acerca de alguno de los imperios más antiguos o quizás de una famosa capital llamada Constantinopla. La verdad es que a través de cada generación se ha mantenido la tradición de destacar su gran importancia, sin embargo en la actualidad probablemente las historias que se escuchan de boca en boca estén un poco distorsionadas.

La historia de esta ciudad es de suma importancia por lo que aquí está un breve resumen de todos los acontecimientos importantes que se desenvolvieron alrededor de ella a lo largo de todos estos años.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

¿Qué fue Constantinopla?

Constantinopla fue el nombre histórico que recibió la actual ciudad de Estambul que se encuentra situada en ambos lados del Estrecho del Bósforo en Turquía, y además fue la capital de varios imperios durante toda la historia, de los cuales se pueden mencionar las siguientes fechas:

  • Del año 330 al 395 el Imperio Romano.
  • Del año 395 al 1204 y del 1261 al 1453 el Imperio Bizantino.
  • Del año 1204 al 1261el Imperio Latino.
  • Del año 1453 al 1922 el Imperio Otomano que tuvo inicio con la Caída de Constantinopla y final con la Ocupación de Constantinopla.

¿Cuándo y dónde existió Constantinopla?

Se encontraba situada estratégicamente entre el Cuerno de Oro y el mar de Mármara en el punto donde se encontraban Europa y Asia, durante el Imperio Bizantino la ciudad de Constantinopla adoptó el cristianismo y fue heredera del mundo romano y griego. Durante toda la Edad Media se consideró la ciudad más rica de Europa y se le conocía con el nombre de “la Reina de las Ciudades”. Por otro lado, también la denominaban como la Encrucijada del Mundo, ya que era la conexión de comercio entre Europa, Asia y África.

Bajo el reinado de los Comnenos (1081-1185)

Ha tenido diferentes nombres dependiendo del momento histórico y de los gobernantes, los nombres más recordados son: Bizancio y Nueva Roma (aunque este nombre fue más que todo eclesiástico). También fue conocida con el nombre de Miklagarðr y recibió oficialmente su nombre actual Estambul en el año 1930 con la Ley Turca de Servicio Postal, la cual fue una de las reformas a nivel nacional que impulsó Atarturk.

La historia de Constantinopla

Constantino I el Grande, en el año 324 fundó la ciudad de Constantinopla arriba de la ciudad antigua de Bizancio, venciendo al coemperador romano Licinio con lo que se transformó en el más poderoso en el Imperio Romano. Por su poder decidió convertir esta ciudad en la capital del Imperio, y así comenzó los trabajos de embellecimiento, recreación y protección de la ciudad. Para lograr esto empleó alrededor de cuarenta mil trabajadores que en su mayoría eran esclavos godos.

La ciudad fue inaugurada aun sin finalizar las obras más o menos el 10 de mayo del año 330, Constantino abrió esta ciudad con ritos tradicionales que duraron unos cuarenta días. Para este momento la ciudad tenía aproximadamente treinta mil habitantes. Después de un siglo alcanzó el medio millón y así se convirtió en la ciudad más grande del mundo incluso algunos autores afirman que llegó al millón de habitantes.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Fue rebautizada como Nueva Roma de Constantino, pero popularmente era llamada Constantinopolis. Se reconstruyó asemejándose a Roma, tenía 14 regiones, un foro, un capitolio y el senado, el territorio se consideraba suelo libre de impuestos y tenía siete colinas.

Los templos existentes fueron destruidos por Constantino y además persiguió a los paganos, también construyó templos cristianos. Incluso durante su gobierno la crucifixión fue abolida y también las luchas entre los gladiadores, el divorcio fue regulado para darle mayor protección a la mujer y hubo una mayor contención sexual según las costumbres cristianas.

La Iglesia de Santa Sofía, conocida como la Divina Sabiduría, es un homenaje realizado hacia la tercera persona de la Trinidad. Esta iglesia se considera como una de las obras más relevantes pertenecientes al arte bizantino.

Por otra parte, construyó iglesias cristianas como la iglesia-mausoleo donde enterraron al emperador y la de Santa Irene. A pesar de mostrar apoyo por el cristianismo, el emperador Constantino no se había declarado religioso, sino hasta su lecho de muerte en donde fue bautizado por el arriano Eusebio de Nicomedia.

El embellecimiento de Nueva Roma se dio a costa de otras ciudades del Imperio, porque saquearon las mejores obras y las llevaron a la capital. En el foro colocaron una columna donde se encontraba una estatua de Apolo a la cual el emperador mandó a quitar la cabeza para replicar la suya. También trasladaron mosaicos, columnas, esculturas y obeliscos sobre todo desde Atenas, pero también desde Alejandría y Éfeso. El emperador no prestó atención a presupuestos, ya que quería formar una capital universal.

En los tiempos de Septimio Severo en el año 203 se construyó el hipódromo de la ciudad en el cual cabían más de cincuenta mil personas y aquí era donde se hacían las fiestas populares de homenaje a los generales del Imperio. También se llevaban a cabo los tribunales de los casos más relevantes, y hoy en día este hipódromo se convirtió en una plaza del centro de la ciudad de Estambul. Aquí se conservan los obeliscos que estaban en el eje de la pista y uno de ellos pertenece al faraón Tutmosis III.

Se dio gran importancia a la cultura en esta ciudad. Constancio II fue creador de una de las primeras universidades en el mundo en el año 340 que fundó la Universidad de Constantinopla, la cual fue reformada posteriormente por el emperador Teodosio II en el año 425. En esta universidad se enseñaba gramática, derecho, retórica, matemática, filosofía, medicina y astronomía. Esta universidad tenía salones grandes de conferencias en donde los treinta un profesores dictaban sus clases.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *