Venta de la Mesilla (1853)

En la historia encontramos eventos que cambiaron por completo la forma de una nación. Ejemplo de ello es la Venta de la Mesilla. Por medio de esta transacción de naturaleza económica y territorial en el año 1853, se forjaron los límites y la constitución de dos naciones vecinas, transformando de manera significativa su legado y futuro.

En este convenio multinacional jugó un papel importante la desesperación de una nación por protegerse, mientras que su contraparte supo aprovechar con gran eficiencia sus debilidades para su propia ventaja.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

¿Qué es la Venta de la Mesilla?

La Mesilla hace referencia a la región que en nuestros días está ocupada entre los estados de Nuevo México y Arizona. Por lo tanto, el suceso conocido en la historia como la Venta de la Mesilla corresponde al acuerdo de negocio de esta zona, realizado el 24 de junio de 1853 entre las naciones de México y Estados Unidos, siendo en este caso la nación hispanohablante la parte vendedora y el país norteño el comprador.

Es interesante que el área vendida tiene una extensión amplia de 76.845Km2. Las pautas implementadas en este acuerdo sirvieron de base para fijar los límites territoriales de ambas naciones hasta la actualidad.

Durante el acuerdo se realizó un mapa y un tratado que establecían los límites entre ambas naciones. Al principio, debido a que había una diferencia entre ambos documentos, no se llegó a un consenso inmediato, sin embargo, por medio de negociaciones pacíficas y en repetidas ocasiones, disputas acaloradas, se acordó ceder el territorio ocupado por la Mesilla a los Estados Unidos.

Personajes de la Venta de la Mesilla

En este definitivo capítulo de la historia norteamericana intervinieron los siguientes personajes principales:

PUBLICIDAD DE GOOGLE

  • Franklin Pierce: Era un famoso congresista y abogado. Además, fue presidente de los Estados Unidos desde el año 1852. Dentro de las primeras decisiones que tomó en su nuevo cargo estuvo el de adquirir una parte del territorio de México.
  • Antonio López de Santa Ana: Fue el presidente de México por tres años, desde 1853 hasta 1856. Participó en importantes eventos que consolidaron la independencia de México como las tomas de Tula y Jalapa. Durante su presidencia, el país vivió momentos difíciles en el aspecto económico lo que trajo como consecuencia la venta de la región conocida como la Mesilla por un valor de 10.000.000 de dólares americanos.
  • Jefferson Davis: Fue un influyente militar que tuvo un gran efecto en el presidente americano Franklin Pierce. Sus intereses estaban enfocados en la extensión del territorio que ocupaba Estados Unidos. Además, apoyó la iniciativa de la construcción de un ferrocarril que incrementaría las posibilidades económicas de su país.
  • James Gadsden: Aunque la información que se tiene de este personaje es relativamente poca, es sabido que fue un brillante negociador, soldado y diplomático. De hecho, a Gadsden se le atribuye la adquisición del territorio de la Mesilla por el rol protagónico que jugó en este importante capítulo de la historia de los Estados Unidos. Se le había enviado especialmente a territorio mexicano con la finalidad de realizar el proceso de compra de la zona de la Mesilla, la cual estaba dentro de los planes para la construcción del importante ferrocarril del país norteamericano. En su memoria, se usó su nombre para identificar uno de los condados del estado de Florida.

Causas de la Venta de la Mesilla

La razón principal por la que se llevó a cabo de la venta de la Mesilla fue económica. Durante el período presidencial de Antonio López Santa Ana, el país Mexicano vivió momentos críticos en su economía. De hecho, México necesitaba con urgencia ingresos para fortalecer las milicias que los defendían de los mismos estadounidenses.

Aunque los americanos estaban interesados en una extensión más amplia de la que sólo abarcaba la Mesilla, terminaron acreditándose dicha población al ofrecer una cantidad que Santa Ana no despreció: diez millones de dólares.

Además, en Estados Unidos se planificaba la construcción de vías ferroviarias que atravesarían a la nación con la finalidad de ampliar el campo comercial. El área que ocupaba la Mesilla jugaba un papel importante en estos planes, pues poseía la tipografía necesaria para los planes de Estados Unidos.

Tratados que constituyeron la Venta de la Mesilla

Ceder un espacio de tierra no es una cuestión sencilla. La serie de acuerdos que estuvieron incluidos en la venta de la Mesilla así lo demuestran. Estos tratados o pactos especificaban las condiciones y límites bajo los cuales se procedería a realizar el intercambio comercial. Dichos acuerdos se conocieron bajo los nombres de Tratado de Guadalupe Hidalgo y el Tratado Mc Lane-Ocampo.

Tratado de Guadalupe Hidalgo

La línea roja representa la Frontera del Tratado de Guadalupe-Hidalgo

Desde el año 1846 hasta el año 1848 se presentó una guerra entre Estados Unidos y México. El acuerdo Guadalupe Hidalgo detuvo el conflicto. Por otra parte, este tratado permitió definir los puntos limítrofes del territorio mexicano y el estadounidense. De hecho, el río Grande o río Bravo ubicado al norte suponía esta demarcación fronteriza. Adicionalmente, lo pactado bajo Guadalupe Hidalgo amparaba a los ciudadanos de México, pues pautaba medidas de protección para los mismos.

Tratado McLane-Ocampo

Era la propuesta que se había realizado en el año 1859. Mediante este pacto se le daría a los Estados Unidos el derecho de transitar de manera libre por senderos que se hallaban al norte del territorio mexicano. La compra se llevaría a cabo por medio de cuatro millones de pesos. Durante este período se hallaba en el poder de México Benito Juárez. No obstante, la propuesta de este tratado fue anulada en el año 1860 por los integrantes del Senado de Estados Unidos, quienes se hallaban fragmentados entre pro esclavistas y quienes estaban en contra de dicha tendencia, por lo que no llegaron a ninguna clase de alianza.

Consecuencia de la Venta de la Mesilla

El acuerdo pactado mediante la Venta de la Mesilla incluía nueve disposiciones. Las mismas establecían las condiciones que ambos países debían cumplir para hacer valer la venta del territorio. Una de estas le garantizaba a la nación mexicana que los indios de Estados Unidos no cruzarían hacia su territorio y que cometieran delitos como el hurto de vacada o daño a los pobladores. Sin embargo, esta no fue una promesa fácil de cumplir.

Media década después de la venta, Estados Unidos había invertido una cifra que sobrepasaba por dos millones de dólares la suma de dinero que había invertido en la compra del territorio de México. Las garantías frustradas se tradujeron en malestar para los dos países. En el caso de Estados Unidos, se dieron cuenta que la vigilancia del territorio fronterizo no era tarea sencilla. Por otro lado, México se sintió desprotegido por lo que exigió una compensación por los daños ocasionados. Aun así, no se llegó a ningún acuerdo que cumpliera las solicitudes de ambos.

Por otra parte, la Venta de la Mesilla reflejó el punto débil de quien en ese entonces era el presidente de México, Antonio López de Santa Ana. La decisión de vender dicha expansión de territorio lo llevó al fin de su participación en el mundo de la política. Esto se debió a que la mayoría de los habitantes del país percibieron el acuerdo como un acto imperdonable de traición.

2 comentarios en “Venta de la Mesilla (1853)”

  1. Que puedo comentar sólo que emos teñido puros gobernantes traidores a la patria (corruptos) que son capases de vender a su madre eh hijos, es indignante que los mexicanos seamos pisoteados por lo mismos mexicanos, una gran mayoría somos muy conformistas no tenemos ambición de triunfar..

  2. el general antonio lopez de santa anna, vendió la mesilla en una decisión razonable, ya que de no haber sido asi, pudo desencadenar una nueva intervencion estadounidense y que se perdiera a causa de la guerra como sucedio con otros territorios en 1848 con la forma de los tratados de guadalupe-hidalgo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *