Toma de la Alhóndiga de Granaditas (1810)

La construcción de la Alhóndiga resultó ser un momento que unió las vidas de dos hombres que posteriormente lucharon en bandos diferentes, uno para defender la toma del edificio y otro para apoderarse de él.

A continuación, en este artículo hablaremos con más detalles sobre la Toma de la Alhóndiga de Granaditas y los personajes participantes.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

¿Cuándo y dónde tuvo lugar la Toma de la Alhóndiga de Granaditas?

Lo que se conoce como la Toma de la Alhóndiga de Granaditas, consiste en un acontecimiento bélico y armado que se llevó a cabo el 28 de septiembre del año 1810, donde se destaca que fue en los inicios del movimiento independentista en la región de México. Este movimiento bélico se llevó a cabo en la ciudad mexicana de Guanajuato, en un edificio conocido como La Alhóndiga, una construcción que llegó a ser un almacén y mercado de granos, pero que durante esta época llegó a ser el refugio de parte del ejército de los realistas y otros civiles.

El combate de la Alhóndiga de Granaditas en Guanajuato el 28 de septiembre de 1810. Óleo sobre tela por José Díaz del Castillo en 1910

¿Quiénes participaron en la Toma de la Alhóndiga de Granaditas?

Como ya mencionamos en el subtítulo anterior, la toma de la Alhóndiga de Granaditas fue un movimiento armado que tuvo como finalidad apoderarse del edificio por parte de los insurgentes en el año 1810, en los inicios de la independencia de México. Entre los participantes en este movimiento se puede nombrar a los soldados realistas, miembros del gobierno español, los cuales tuvieron que refugiarse por orden de Juan Antonio Riaño dentro del edificio. Por el otro lado, tenemos a un ejército de insurrectos que atacaron la ciudad de la mano de Miguel Hidalgo e Ignacio Allende, con el fin de eliminar al ejército recluido dentro de la Alhóndiga.

Personajes que participaron en la Toma de la Alhóndiga de Granaditas

Son muchos los personajes que contribuyeron a la toma de la Alhóndiga en aquel momento crucial, pero podemos destacar al menos los más importantes de cada bando, los cuales curiosamente se conocían y eran amigos, debido a que participaron en la construcción del edificio en cuestión, la Alhóndiga de Granaditas.

  • Juan Antonio de Riaño: Este personaje fue parte del virreinato de Nueva España, al servicio del mismo virrey, pero que luego se convirtió en Corregidor y también en Intendente de la ciudad de Valladolid en el año 1787. Fue en esta ciudad donde promulgó diversas reformas y también mejoras dirigidas a embellecer la ciudad y darle vida. Fue en el año 1792 cuando es nombrado intendente del conocido Centro Minero de la ciudad de Guanajuato, donde aprovechó su tiempo y autoridad para realizar varias obras públicas, entre las que se destacan la famosa Alhóndiga de Granaditas, donde precisamente entabló amistad con Miguel Hidalgo, quien fue su asesor. Luego, en el año 1797 fue nombrado caballero de la Orden de Calatrava. Allí permaneció hasta su muerte en el año 1810, mientras dirigía la defensa del edificio frente al ataque de Miguel Hidalgo y sus hombres.
  •  Miguel Hidalgo: Este fue un hombre destacado dentro de la independencia de México. Anteriormente, era un sacerdote que luego actuó como revolucionario iniciando la primera parte de todo el movimiento independentista de México, época en que realmente destacó con el conocido Grito de Dolores. En esta primera etapa del movimiento actuó como comandante militar y político, pero finalmente fue capturado en el año 1811 para luego quedar como cautivo en la ciudad de Chihuahua, donde finalmente falleció siendo juzgado y fusilado por sus acciones.

Causas de la Toma de la Alhóndiga de Granaditas

Luego de que la rebelión se iniciara de la mano de Miguel Hidalgo en el Grito de Dolores, comenzaron una serie de movimientos bélicos en varias ciudades y regiones donde salieron victoriosos los insurgentes. En estas pequeñas pero importantes acciones se fueron sumando más adeptos al movimiento independentista del lado de los revolucionarios, entre los que se pueden destacar Celaya, Salamanca, San Miguel el Grande, Atotonilco y otros más que presenciaron el gran avance en la independencia de México.

Fue en uno de estos movimientos bélicos en los que Hidalgo y sus hombres se dirigieron a Guanajuato, ya que era un centro minero de importancia para el virreinato de España, donde Juan Riaño había sido nombrado como intendente de la ciudad.

Cuando Riaño y su gente se entera de la venida de los insurgentes a la ciudad con el fin de tomarla y apoderarse de ella, inmediatamente ordena a las tropas defensoras españolas y también a sus familias que se resguarden en el famoso edificio llamado la Alhóndiga de Granaditas, ya que este edificio por su construcción se prestaba para actuar como una buena fortaleza frente al ataque que se aproximaba, además de que contenía víveres dentro, con lo que podrían sobrevivir algún tiempo.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

A pesar de que Hidalgo envió un mensajero para solicitar rendición a los realistas sin necesidad de pelear, Riaño confirmó su lealtad al rey y se negó, con lo que inició lo que se conoce como la Toma de la Alhóndiga de Granaditas.

Consecuencias de la Toma de la Alhóndiga de Granaditas

Debido a que en muchos lugares se enteraron de lo sucedido en Guanajuato, no hubo impedimento que les obstaculizara llevar a cabo la toma de la Alhóndiga. Esto incluso les dio las fuerzas necesarias para tomar una zona importante como lo era la Ciudad de México, pero Hidalgo decidió no hacerlo en ese momento, desaprovechando una oportunidad que no se volvió a presentar, ya que más tarde él y su ejército fueron derrotados de una vez por todas en la Batalla del Puente de Calderón.

A pesar de eso, lograron varias victorias importantes después de la toma de la Alhóndiga, como por ejemplo en la Batalla del Monte de las Cruces, y antes de eso habían tomado la ciudad de Toluca. El 1 de noviembre Hidalgo decide enviar a dos emisarios, Mariano Abasolo y al conocido Allende, para que negociaran con Venegas y les entregaran pacíficamente Ciudad de México. Pero, ya sabemos cómo resultó todo, incluso estos emisarios corrieron el riesgo de ser fusilados de no ser porque Francisco Javier de Lizana abogó por ellos.

Luego de esta derrota, el 3 de noviembre Hidalgo le ordena al ejército de insurgentes que vayan al Bajío en vez de ir hacia la capital, quizás debido a que sabía que ya a esas alturas no podría tomarla. El 7 de noviembre fueron alcanzados por tropas realistas en San Jerónimo Aculco, donde se produce la famosa Batalla de Aculco, donde los insurgentes fueron derrotados y separados, perdiendo enormemente las fuerzas. En esta oportunidad Hidalgo se separa de Allende dirigiéndose a Valladolid.

Vencedor de la Toma de la Alhóndiga de Granaditas

Después de luchar por varias horas seguidas, Riaño quien estaba defendiendo la Alhóndiga resulta asesinado y todos los españoles que se habían refugiado en ese edificio, no les quedó otra opción que rendirse ante los insurgentes. A pesar de eso, después que los insurgentes logran atravesar la puerta de entrada a la Alhóndiga, comenzaron a masacrar a todo aquel que se encontraba dentro del lugar, tanto al ejército realista como también a todos los civiles refugiados allí. Esto representó una clara victoria para Hidalgo y su ejército de independentistas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *