Segundo Imperio Francés (1852)

El término Segundo Imperio Francés hace referencia a un espacio de tiempo en la historia de Francia que comprende el período entre 1852 y 1870.

Este régimen tuvo como nombre oficial Imperio Francés, se le acuña actualmente la palabra “segundo” para poder diferenciarlo del Primer Imperio de Francia que se estableció a comienzos del siglo XIX por el entonces general Napoleón Bonaparte.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

¿Cómo se originó el Segundo Imperio Francés?

En 1848 se celebran en Francia las primeras elecciones a través del sufragio universal por voto masculino. En estas participa, siendo su padre Luis Bonaparte y supuestamente sobrino de Napoleón I (recientemente se demostró por pruebas de ADN que esta afirmación es falsa). Este logra una victoria abrumadora que lo hace el primer presidente de lo que se conoce como la Segunda República Francesa, gracias especialmente al apoyo que le ofrecieron los campesinos que profesaban el catolicismo.

Ubicación del Segundo Imperio Francés

Leyes destacadas del mandato de Carlos Luis Napoleón Bonaparte

A lo largo de los tres años que dura el mandato de Carlos Luis, ejerció diversidad de leyes. Entre ellas estuvo la libertad de enseñanza, que no llega a satisfacer a los católicos fanáticos ya que le da la potestad a la universidad estatal de otorgar títulos.

También instauró la ley electoral que, a pesar de no violar el sufragio universal, perjudica a los obreros, ya que para tener la libertad de votar en un municipio era necesario tener una residencia no menor a tres años.

Otra ley que se puso en práctica fue la ley de prensa, que colocaba límites en los que respecta a la libertad de opinión.

Se forja el Segundo Imperio Francés

El problema para Carlos Luis ocurre al ir finalizando su mandato, debido a que no puede ser reelegido. Como resultado, el segundo día del mes de diciembre del año 1851, ejecuta un golpe de Estado solicitado por la población para establecer el segundo Imperio Francés.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

¿Cómo se desarrolló el Segundo Imperio Francés?

El imperio que comienza a surgir es admitido por un plebiscito. Desde este momento se desencadenó una fuerte represión sobre los opositores. Similar al primer imperio, el segundo fue contestado por gran parte de la opinión pública. Lograr mantenerlo requirió más autoridad, debido a esto Napoleón III convierte su gobierno en uno autoritario que se basó en el apoyo que le daba el ejército. Este último ya había perdido gran parte de las ideas liberales y sólo esperaba títulos, buen salario, compensaciones, prebendas, etc.


Napoleón III. en un abrigo de armiño en una mesa con corona y cetro, en el fondo el Louvre. Óleo sobre lienzo.

La burguesía también apoyó el gobierno pues valoraba el nuevo orden social establecido y la prosperidad económica resultante de la coyuntura internacional. La iglesia se convirtió en otro apoyo ya que veía que una nueva alianza se traduciría en mejoras del presupuesto para el clero así como para las escuelas religiosas.

En el trascurso del segundo Imperio Francés ocurre un marcado desarrollo en el área de transporte, también surgió una bonanza económica. La red bancaria se incrementa y se logra firmar con Inglaterra un tratado librecambista en 1860. Este favorece el comercio internacional.

Etapas del Segundo Imperio Francés

El Estándar Imperial de Napoleón III.

Imperio Autoritario (1852-1860)

Hasta el año 1860 Napoleón III gobierna sin la presencia de algún grupo opositor, principalmente por la censura de prensa y el control policial; además de la mejora económica que experimentaba Francia. También los triunfos que obtuvo en lo que respecta a política exterior fortalecen la política del emperador.

Imperio Liberal (1861-1868)

Luego de una etapa de transición, al fallar los tradicionales apoyos de la burguesía y la iglesia, el gobierno hace un giro hacia la izquierda buscando apoyos nuevos. Entre las decisiones enmarcadas en la política liberal estuvieron la iniciativa del Parlamento (1860) y el control de presupuestos en manos de las Cámaras (1861). En el año 1864 se concede el derecho de huelga y asociación.

Después de 1867, el malestar causado por la política exterior e interior obligan las licencias del régimen. Para ese mismo año se ofrece el derecho de interpelación y de responsabilidad ministerial ante las Cámaras al Cuerpo Legislativo. Así como también se aflojan las leyes de prensa, anulación de la autorización previa y supresión de la censura previa y reunión.

Imperio Parlamentario (1868-1870)

Para las elecciones finales de 1869, la oposición avanza de forma evidente. Se acentúan las reformas, se hacen modificaciones en la Constitución, se  fortalece el parlamentarismo y recortan las potestades constitucionales pertenecientes a la pareja imperial. Todas las reformas se corroboran en un plebiscito que se celebra en mayo del año 1870.

Declive y caída del segundo Imperio Francés

La caída del segundo Imperio Francés comienza para el año 1870 debido las medidas de política interna. A pesar de contar con el apoyo de obreros y republicanos, no podía decirse lo mismo con la burguesía financiera y los evangélicos. Por otro lado, la política exterior sufrió fracasos importante. Se cree que el imperio se comienza a desmoronar desde que comenzó una expedición a México, puesto que sufre la primera derrota militar en Puebla. Con este acontecimiento, Francia se vuelve el hazmerreír de Europa entera.

Napoleón III se rinde en la batalla

El ámbito militar no fue el mismo, ocurren problemas en Italia, la derrota con México culmina con el emperador Maximiliano I ejecutado. En la Guerra franco-prusiana, Napoleón III es vencido completamente. Las derrotas ocurrieron por no poseer un ejército preparado ni suficientes aliados, y además por contradicciones políticas de Napoleón III. Como resultado, Napoleón se rinde en la batalla de Sedán en 1870 y lo hacen prisionero.

Otto von Bismarck (derecha) y Napoleón III tras la batalla de Sedán.

A partir de este momento se instaura un gobierno provisional establecido por autoridades legales del Imperio, sin embargo el sector republicano irrumpe la Asamblea y hace la proclamación de la Tercera República Francesa.

Napoleón III estaba casado con la condesa de Teba, Eugenia de Montijo, noble española que tenía ascendencia escocesa. Junto a ella tuvo un hijo llamado Eugenio Bonaparte, que al morir se convierte en jefe de la familia y se le llamó Napoleón IV por sus partidarios.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *