Revolución Industrial (1760 – 1870)

La Revolución Industrial, también llamada Primera Revolución Industrial, fue la más importante transformación económica, social y tecnológica que se haya producido en la historia humana. Se inició en Europa en el siglo XVIII y finalizó aproximadamente entre el siglo XIX y XX, entre los años 1760 y 1870.

Los cambios que se generaron en esta etapa fueron tan trasformadores que solo es posible compararlos con los que vivió la humanidad en la era del Neolítico. Puede resumirse esta época como el paso de un modelo agrario a uno urbano, industrializado y mecanizado.

¿Qué sucedió durante esta etapa tan importante para el ser humano y cuáles fueron las consecuencias que tuvo mundialmente? Descubre a continuación todo sobre la primera Revolución Industrial.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Qué es la Revolución Industrial

La Revolución Industrial fue un período de la historia donde surgieron cambios tecnológicos y científicos. Estos nuevos elementos y medios permitieron al ser humano mejorar la producción, la economía y el desarrollo social del hombre y de toda la sociedad.

Puede definirse Revolución Industrial como el proceso evolutivo que lleva a la sociedad a transformarse de una economía tradicional agrícola a otra donde aparece la mecanización para confeccionar bienes a gran escala. Este proceso no apareció al mismo tiempo en todo el mundo, sino que se produce en diferentes épocas en cada país.

Se trata de un proceso constante de cambios y de crecimiento continuo en el que intervienen diversos factores: tecnología, descubrimientos teóricos, transformaciones sociales y económicas, revolución agrícola y ascenso demográfico.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

La Revolución Industrial de forma se divide en dos etapas:

  • La Primera Revolución Industrial: Inicia aproximadamente en 1760 con la introducción de las fábricas textiles en Gran Bretaña y culmina en 1870.
  • La Segunda Revolución Industrial: Que se caracterizó por nuevas tecnologías que lograron un cambio acelerado en la sociedad, inicia aproximadamente en 1870 y culmina al iniciar la Primera Guerra Mundial en 1914.

Antecedentes de la Revolución Industrial

La Economía de Europa dependía de la agricultura y la artesanía para la mitad del siglo XVII. La agricultura no se había desarrollado a gran escala y solo se producía lo necesario para subsistir y pagar los gastos. De manera que la agricultura era una actividad que se basaba principalmente en el autoconsumo y era escasa la comercialización.

Al mismo tiempo, las urbes eran de menor tamaño y había escaso crecimiento demográfico. La necesidad de que las condiciones de vida mejoraran fue el motor principal para impulsar el desarrollo industrial.

El Renacimiento de la cultura europea pasada la Edad Media y al ingresar a la Edad Moderna fue uno de los antecedentes más importantes de la Revolución Industrial. Esto representó una apreciación de los saberes y de las ciencias, estaban libres del yugo de la fe y más centrados en la razón humana (un efecto inevitable de la Revolución Científica ocurrida en el siglo XVII)

Por su parte, el capitalismo, que se había comenzado a instaurar debido a las Revoluciones Burguesas y el abandono del Antiguo Régimen, fue otro de los eventos que precedieron la Revolución Industrial. El pensamiento liberal de las naciones monárquicas no absolutistas, unido con el protestantismo y la necesidad de producir bienes de consumo fueron determinantes en esta época.

Gran Bretaña, la cuna de la Revolución Industrial

Gran Bretaña tenía las mejores condiciones en Europa, no se encontraba en guerra y a pesar de haber estado involucrada en algunas confrontaciones, en su territorio no se desarrollaron como tal. Por este motivo pudo ser el mejor escenario para que se gestara una revolución relacionada con la industria y no con la guerra. A todo esto se le unió además la presencia de una moneda estable y la presencia de un sistema bancario debidamente organizado.

Otro elemento que sin duda fue clave para dar origen a esta revolución, consistió en la gran patente perteneciente a James Watt. Era la máquina de vapor, elemento que se aplicó después a la locomotora y pasó a ser un avance sin antecedentes. Fue este invento el que propulsó el cambio radical que dio alas a la primera Revolución Industrial.

Una máquina de vapor de tipo Watt, construida por la compañía David Napier & Son Limited (Londres) en 1859.

Características de la Revolución Industrial

  • El proceso conocido como Revolución Industrial no es repentino, sino lento e indetenible.
  • Hizo que se pasara del mundo rural a la ciudad, del trabajo manual al mecanizado.
  • Se observa un abandono de los campos, los campesinos deciden irse a las ciudades.
  • Aparece una clase nueva de profesionales.
  • La aplicación de la ciencia y la tecnología permitió inventar máquinas para mejorar el proceso de producción.
  • Las relaciones de trabajo se despersonalizan. Hay una transformación en la forma de laborar pasando del taller familiar a las fábricas.
  • Se comienzan a usar nuevas fuentes de energía, en especial el carbón.
  • El transporte revoluciona, apareciendo el ferrocarril y el barco de vapor.
  • Surge el proletariado urbano.
  • Generó no solo un gran impacto económico, sino que también causó grandes transformaciones sociales.
  • Esta etapa originó diferencia entre propiedad pública y privada.
  • Los cambios que produce la Primera Revolución Industrial son irreversibles y alteró de forma permanente las estructuras económicas y sociales anteriores.

Causas de la Revolución Industrial

Las causas que generaron una evolución de la economía y la industria fueron:

  • Inglaterra poseía el capital necesario para que las grandes industrias pudieran invertir e investigar tecnologías nuevas.
  • El aumento de la población crea la necesidad de producir mayor cantidad de muebles, alimentos y ropa.
  • La revolución en el campo agrario hizo que muchos campesinos quedaran sin trabajo, haciendo que se incorporaron a las fábricas.
  • El surgimiento y el fortalecimiento de la Burguesía permitió que se crearan leyes políticas y económicas que favorecieran la producción.
  • La educación universitaria fomentaba el crecimiento intelectual y hacía hincapié en la investigación de tecnologías nuevas.
  • Una sociedad más liberal provocó la introducción de elementos que contribuyeran al avance de la industria. La mente se abrió a la eficiencia y a la economía.
  • La política expansionista hizo que el capitalismo se difundiera por todo el mundo.

Desarrollo de la Revolución Industrial

Alrededor de la segunda mitad del siglo XVIII, comienza a detectarse en Inglaterra una profunda transformación en los sistemas de trabajo y también en la estructura social. Los niveles en la producción y el progreso que alcanza Inglaterra son imitados inmediatamente por otras potencias europeas y otras partes del mundo, entre ellas: Francia, Alemania, Bélgica y Estados Unidos.

La Primera Revolución Industrial comprende más o menos una etapa entre 1760 y 1870. El objetivo de esta época fue producir bienes a gran escala y vender el producto a un precio muy económico.

Inicia con el uso de materias primas como el carbón y el petróleo. En esta etapa también se desarrolla la mecanización con la que se buscaba eliminar por completo la mano de obra, que sería reemplazada por maquinaria.

Gran Bretaña, el inicio de la revolución Industrial

En el siglo XVIII, Gran Bretaña poseía una importante base industrial, después de la victoria en la Batalla de Trafalgar se abrieron rutas marítimas para potenciar el comercio. Además esta nación se vio poco afectada por los enfrentamientos militares que ocurrieron fuera de sus tierras, comparado con otros países europeos.

De igual forma, Gran Bretaña se identificó por una monarquía de tipo liberal y bien organizada que poseía un sistema económico estable, excelente actividad minera y agrícola y un comercio hacia el extranjero destacado. También obtenía gran parte de los recursos primarios de las tierras sobre las cuales tenía poder económico y político.

Todos estos eventos favorables llevaron a que se desarrollaran un conjunto de avances tecnológicos, especialmente en el sector textil. De esta manera la producción fue aumentando con la integración de la máquina de vapor a la industria.

Máquina de vapor

El desarrollo de maquinarias y nuevas técnicas de trabajo permitieron aprovechar mejor la energía. El mayor desarrollo tecnológico del siglo XVIII fue la máquina de vapor, cuya patente se le debe a James Watt para el año 1769.

Esta máquina requería de carbón para su funcionamiento, el mineral sustituyó el uso extendido de la madera y la inevitable deforestación que traía consigo esta práctica. Del mismo modo, las ruedas hidráulicas y los molinos de viento fueron quedando en desuso, elementos que exigían de ciertas condiciones meteorológicas para producir energía.

La máquina de vapor convertía el calor que se producía en una caldera en fuerza de movimiento. Se requería de carbón para alimentar la caldera. Esta invención fue lo que dio origen a otras tecnologías como los trenes, los barcos a vapor y diversos mecanismos para la producción más veloces y potentes.

La máquina de vapor transformó por completo la industrial textil, permitió explotar más eficientemente el carbón, el sector metalúrgico y medios de transportes. Pero los efectos no fueron solamente a nivel industrial, también el orden socio-económico se vio afectado.

Quienes habitaban en los campos y vivían de la agricultura, decidieron mudarse a las ciudades que crecían rápidamente. La industria favoreció la construcción de ciudades grandes y el aumento demográfico.

Distinción entre patrón y obrero

Cuando inicia la producción industrial se hace una evidente diferenciación entre quienes poseían una reputación debido a su conocimiento en un área específica y los que trabajaban en las fábricas haciendo trabajos mecanizados. Esto trajo como consecuencia que se distinguieran entre los patrones y los obreros, a este último se le exigía cumplir con fuertes y largas jornadas de trabajo.

Invención de la locomotora a vapor

Finalizando la primera Revolución Industrial, surgen nuevos inventos que impactaron grandemente la vida del hombre. Este fue el caso de la locomotora a vapor, que se convirtió en una forma de transporte eficiente y económico para trasladar distintos productos, entre ellos: hierro y carbón.

El primer ejemplar de este invento fue creado por Richard Trevithick, pero no generaba la fuerza requerida para movilizar un ferrocarril. Años después, George Stephenson logra idear una locomotora a vapor que tenía la fuerza suficiente para movilizar un ferrocarril.

Locomotora de Stephenson de principios del siglo XIX.

La línea ferroviaria original se construyó para transportar personas y cubría la ruta desde Manchester a Liverpool, con el paso del tiempo se construye el primer tren transcontinental del mundo. Es evidente que la locomotora a vapor facilitó la comunicación y el transporte de personas, materia prima, mercancía, etc. e impulsó la economía, los mercados de consumo y el desarrollo de las ciudades.

Por su parte, el tren fue la figura esencial y más emblemática de la Revolución Industrial, unificó pueblos, acortó tiempos para trasladar mercancía y personal, en resumen cambió por completo la forma de ver la distancia.

Otros inventos importantes

Pueden mencionarse otros inventos que formaron parte de los cambios importantes durante la Revolución Industrial:

Máquina de hilar algodón (1784)

Edmund Cartwright fue el inglés que inventó la primera máquina de hilar, se trataba de un telar con una lanzadera automática. Se movía por la energía que generaban caballos, ruedas hidráulicas o, finalmente, las máquinas de vapor.

Este aparato disparó la producción de textiles, que solo se hacía hasta el momento de forma manual y artesanal. Desde ese momento podían trabajar varias hilanderas al mismo tiempo, aumentando la producción textil a mayor escala.

Pila eléctrica (1800)

Alessandro Volta fue el científico que creó la Pila Volta, predecesora de la batería eléctrica. Su invento fue crucial para la ciencia, puesto que logró por primera vez la producción de un flujo continuo y estable de electricidad.

Barcos de Vapor (1803)

Robert Fulton este año lanza al río Sena un barco que tiene un propulsor conformado por una rueda con paletas que se mueve gracias a una máquina de vapor. Aunque el invento no fue acogido favorablemente en Francia, Fulton prosigue con los experimentos en Estados Unidos.

Este buque, conocido por pocos como piróscafo, es un barco propulsado por máquinas o turbinas a vapor. La aparición de estas embarcaciones supuso un adelanto gigantesco en la navegación marítima a nivel mundial, puesto que no dependían de los vientos ni las corrientes para avanzar. Los primeros transatlánticos fueron de vapor.

Telégrafo (1835)

Joseph Henry construye el telégrafo en 1829, pero es Samuel Morse quien inventa el código que permitió transmitir mensajes a través de este aparto. Se usó primero para transmitir mensajes entre distancias cortas, como de una ciudad a otra. Pero con el paso del tiempo, se hizo necesario aumentar la distancia en que operaba.

Muchos inventores mejoraron el telégrafo y los sistemas que se usaban para transmitir la información. Transmitir noticias sobre el precio de las mercancías se traducía en dinero, así como difundir otros sucesos.

Primer telégrafo receptor automático de señales (1837).

Cambios demográficos y sociales

Los cambios no solo se hicieron ver a nivel económico e industrial sino también en el ámbito social. Las mejoras en la industria, la producción masiva de bienes de consumo, los avances científicos, la creación de medicamentos, entre otros factores; mejoraron sustancialmente la calidad de vida de las personas. La natalidad aumentó y la mortalidad disminuyó.

Los campesinos emigraron a las urbes, las ciudades fueron creciendo de forma exponencial y el número de consumidores y la demanda de bienes y servicios también fue cada vez mayor. Con todo esto, la industria siguió creciendo, viéndose beneficiada con más obreros que favorecieran el rendimiento en su producción.

Cambios culturales

La cultura también se vio afectada en esta etapa de la historia. Los individuos se preocupaban más por adquirir nuevos conocimientos, por el desarrollo tecnológico y por mejorar sus condiciones sanitarias.

Pero a medida que las ciudades crecían inevitablemente empezaron a asomarse otros problemas sociales. La gran mayoría de los que migraban desde los campos a las ciudades les tocaba hacer vida en suburbios. Estas áreas de la ciudad no tenían los recursos necesarios y podían tener condiciones insalubres.

En el otro extremo estaban quienes tenían más recursos monetarios y eran dueños de bancos, fábricas, etc. y sus condiciones de vida eran privilegiadas. Se establece entonces otro tipo de organización social donde se observa la clase burguesa y el proletariado.

Pirámide del sistema capitalista, alegoría crítica del capitalismo. El proletariado trabaja para todos y alimenta a todos (The proletariat “work for all” and “feed all”). Publicación sindical de 1911 de trabajadores industriales.

Consecuencias más importantes de la Revolución Industrial

Las secuelas de la Revolución Industrial fueron enormes e irreversibles, afectando la historia de toda la humanidad. Entre ellas se pueden enumerar las que siguen:

  • Aparecen nuevos empleos y se genera riqueza en masa, producto del mejoramiento de los sistemas de producción y del comercio que fueron la base para producir bienes a gran escala.
  • Los productos se vuelven más económicos y mejora la calidad de vida.
  • Al mejorar la calidad de vida se ve afectado el aumento demográfico (hay más natalidad y mayor esperanza de vida).
  • Ocurre un éxodo marcado desde la zona rural hacia las urbes.
  • Las ciudades se dieron a conocer más y se convirtieron en centros industriales.
  • Aparecieron las clases de la sociedad capitalista: el capitalista y el obrero. La tecnología a vapor permite nuevos medios de transporte que disminuyeron los tiempos de espera y la movilidad humana.
  • Aumenta el intercambio con otras naciones por la mejora de las vías de comunicación y los medios de transporte.
  • Surge el sindicalismo, el anarquismo, el comunismo y el socialismo a causa de la burguesía predominante que explota la mano de obra de campesinos pobres y obreros industriales.
  • Las naciones industrializadas aumentas sus riquezas por el alto rendimiento y la disminución de los costos de producción.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *