Ramsés II (1300 a.C. – 1213 a.C.)

El antiguo Egipto en su último período fue de máximo esplendor, esto se debió gracias a Ramsés II. También se le conoció como Ramsés el Grande, se destacó por poseer cualidades durante su mandato como gobernante, diplomático y militar. Dichas cualidades lo convirtieron en el último faraón de Egipto.

Gobernó por 66 años, desde 1279 a. C. hasta 1213 a. C. Fue uno de los faraones que reinó con una edad más avanzada de la historia del antiguo Egipto.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Quién fue Ramsés II

Usermaatra-Setepenra Ramsés-Meriamón, mejor conocido como Ramsés II, fue el tercer faraón de la Dinastía XIX de Egipto. Además, fue uno de los gobernantes que más se destacó en ese país y fue nombrado heredero al trono cuando tenía solo 10 años de edad. A pesar de su corta edad, logró hacer crecer la economía, la administración, así como también la cultura y el ejército de su reino.

Biografía de Ramsés II

Ramsés II nació en el año 1300 a.C., su padre fue Seti I y su madre la reina Tuya. Ramsés II fue nieto del faraón Ramsés I. Durante su infancia vivió en Luxor, en donde fue instruido para ser el futuro heredero. Cuando tenía 10 años fue nombrado heredero al trono y comandante en jefe del ejército. A la edad de 14 años ya participaba en campañas bélicas junto a su padre, es allí donde florece su afición de construir edificios.

Contrae matrimonio con Nefertari cuando tenía 17 años, con quién tiene su primogénito, Amenherjepeshef. Con el pasar de los años tuvo más esposas con las cuales tuvo más hijos. Cuando tenía 24 años se le nombró faraón de Egipto, acto seguido inició campañas militares con el objetivo de asegurar las rutas comerciales y recobrar así las fronteras de Egipto.

Ramsés en Qadesh.

Hijos de Ramsés II

Fueron muchos los hijos que Ramsés II tuvo, sin embargo, los que más reconocidos fueron los que tuvo con las siguientes esposas:

Nefertari

  • Amenherjepeshef: Fue su primogénito y heredero principal en los primeros 25 años de su reinado. Murió en una batalla, posiblemente por un golpe que recibió a un lado de la cabeza.
  • Meritamón: Fue su cuarta hija y la primera de Nefertari, Meritamón fue quien suplantó a su madre en muchas ceremonias.
  • Henuttaury: Con quien contrajo matrimonio, sin embargo, no fue ascendida al rango de Gran Esposa Real.

Isis-Nefert

  • Ramsés: Su segundo hijo varón, fue considerado como uno de los hombres más fuertes en el transcurso de la primera parte del reinado.
  • Bintanat: Fue su hija mayor y también contrajo matrimonio con ella, tuvo una hija llamada Bintanat II, la cual llegó a ser Gran Esposa Real del próximo monarca.
  • Jaemuaset: Fue su hijo varón número cuatro, También se le conoció como Ramsés II, fue Sumo sacerdote de Ptah y se le consideró como el hombre más sabio del país.
  • Merenptah: Fue consignado a sucederle en el trono.

Características físicas de Ramsés II

Tanto en las diferentes estatuas como en los relieves se muestran las siguientes características físicas de Ramsés II:

PUBLICIDAD DE GOOGLE

  • Nariz: Esta era prominente.
  • Cara: Con un aspecto redondo y los huesos de las mejillas altas.
  • Cejas: Eran arqueadas y levemente abultadas.
  • Ojos: Con forma de almendras.
  • Labios: Eran gruesos.
  • Barbilla: Esta era pequeña y con forma cuadrada.
Estatua de Ramsés II

Reinado del faraón Ramsés II

Tras el fallecimiento de su padre, Ramsés II es nombrado como faraón tanto del Alto como del bajo Egipto y Sol de los Nueve Arcos. En el transcurso de su reinado se centró en conservar a Egipto bajo la paz, para lograrlo le deja claro a sus sacerdotes que sería él quien realizaría los poderes, nombrando sumo sacerdote a Nebumenef, el cual era de su absoluta confianza.

Durante su reinado hizo una serie de importantes construcciones. Para conseguir el agua para sus templos realizó perforaciones en pozos. Ramsés II financiaba sus proyectos con el oro proveniente del Sur y luchó por propagar las fronteras, acto que ocasionó un enfrentamiento contra el rey de Hatti, Hattusili. Tras varios años de lucha, se logra firmar el primer acuerdo de paz entre Ramses II y el rey Hattusili, en donde establecieron un pacto de ayuda mutua en caso de que fueran atacados.

Legado del faraón Ramsés II

Llegó a ser uno de los faraones con más poder del antiguo Egipto. Tanto fue así que su figura se consolidó en todo Egipto, hecho que quedó plasmado a lo largo de la historia y lo sigue siendo en la actualidad. Entre los legados que dejó se encuentran:

  • Legado Militar

Ramsés II fue un militar muy hábil, y muestra de ello fue el ejército poderoso y eficaz que organizó. Una de las batallas más sobresalientes fue la batalla de Kadesh. Allí manifestó su hazaña, en donde salió victorioso contra los Hititas. Este hecho quedó registrado en el poema de Kadesh, el cual se ha transcrito en diferentes papiros.

Además, se ha copiado en jeroglíficos en los muros de: Karnak, Abidos y Luxor.

  • Legado Arquitectónico

Entre los más destacados están las majestuosas edificaciones que mandó a construir en el transcurso de su reinado. Sus santuarios son considerados como unos de los más magníficos del antiguo Egipto. Una de las edificaciones que se destacó fue el santuario fúnebre Ramesseum en Tebas y el Osireón en Abidos.       

Ramesseum

Muerte y tumba de Ramsés II

Muere en el año 1213 a.C a la edad de 90 años. Al parecer su causa de muerte fue por caries en los dientes, las cuales le causaron una fuerte infección en la sangre. Con su muerte el poder en Egipto se vio afectado en gran manera, hasta el grado de decaer de manera drástica. Ramsés II utilizó la misma decoración que su padre utilizó en su tumba, con la diferencia de evidentes ampliaciones.

Fue enterrado en la tumba KV7 del Valle de los Reyes, la cual está ubicada en la costa occidental del río Nilo y al Norte de los Valles del Luxor. Cabe mencionar que la tumba de Ramsés II es la más amplia del área donde fue edificada. Es lamentable que por diversas inundaciones borró en gran medida las pinturas.

Momia del faraón Ramsés II en el Museo Egipcio de El Cairo.

Momia del faraón Ramsés II

Fue descubierta por Gastón Maspero y Heinrich Karl Brugsch en el año 1881, en donde se mostró su apariencia de anciano con una estatura alta y de nariz sobresaliente con cara alargada. Debido al tiempo que estuvo expuesta a humedad se desarrollaron tanto virus como bacterias, lo que representaba una amenaza para su conservación. Por este motivo en el año 1976 la momia fue trasladada a París donde sería sometida a un tratamiento para darle solución a dicho problema.

Un hecho curioso es que a pesar de que Ramsés II ya llevaba 3000 años muerto, requirió de pasaporte y visa para poder entrar en Francia. Esto se debió a que las autoridades de Francia no aprobaban la entrada extranjeros sin pasaportes al país, sin importar que estuviesen vivos o muertos. En la actualidad los restos de Ramsés II descansan en el Museo egipcio de El Cairo.

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *