Las culturas escandinavas y germanas ejercieron una enorme influencia en toda la región de Europa y lucharon por mantener sus tradiciones y culturas a pesar de la gran influencia romana de aquel tiempo. Estos pueblos aunque en apariencia estaban separados e independientes, lograron unirse para apoyar su propia causa. La fortaleza y legado de los germanos en Europa sirvió de base para las civilizaciones futuras.

A continuación, hablaremos más sobre los pueblos germanos y sus características tan interesantes que podemos seguir viendo en nuestros días.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Ubicación de los pueblos germanos

Los pueblos germanos se establecieron alrededor de las costas del mar Báltico y el mar Negro aproximadamente en el año 500 antes de Cristo. Coexistieron en la misma época de los griegos, quienes no supieron de su existencia, y también en la del imperio romano, quienes los conocieron por la movilización de los germanos causado por ataques de los hunos.

Mapa de los Germanos desde el 750 A.C hasta el 250 A.C

Luego de que los hunos se retiraran, los pueblos germanos se asentaron en lo que se conoció como La Galia, como el caso de los burgundios y los francos, mientras que los vándalos, suevos y visigodos se quedaron en Hispania. Los hérulos por su parte se adueñaron de la península itálica luego de derrotar al emperador Rómulo Augústulo. Posteriormente, los ostrogodos vencieron a los hérulos y se quedaron con toda la península.

Organización política de los pueblos germanos

Los germanos se organizaron políticamente de forma muy similar a los romanos. Su sistema de gobierno era una monarquía absoluta, donde el rey era elegido por los nobles del pueblo, quienes disfrutaban de una gran influencia política y de mucho poder, lo cual dio pie a muchas conspiraciones contra algunos monarcas.

Por otro lado, estaba la figura del consejo, el cual prestaba su asesoramiento al rey en la parte judicial y administración de recursos. Este consejo estaba conformado por muchos miembros de la clase noble en su mayoría.

Además, existía una clase noble inferior que estaba conformada por duques, quienes actuaban en calidad de jefes de algunos pueblos a quienes ellos mismos habían sometido. También formaban parte de este grupo condes y obispos, quienes estaban directamente al servicio del rey en cuestiones que tenían que ver con el gobierno.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Organización social de los pueblos germanos

La organización social de los pueblos germanos estaba relacionada con el parentesco familiar. Tenía las siguientes características:

  • Existían tribus conformadas por familias, quienes se dedicaban a trabajar la tierra de forma comunitaria.
  • Fíbula del siglo VI que representa un guerrero a caballo con lanza.

    Los germanos contaban con una asamblea de guerreros, conocidos también como hombres libres, quienes decidían asuntos relacionados con la tribu, además de propuestas de los jefes y actos judiciales.

  • La fidelidad era algo sumamente importante que los hombres libres debían demostrar ante sus jefes, quienes les daban recompensas y también su protección.
  • Entre los germanos existía lo que se conoce como derecho consuetudinario, el cual consistía en leyes orales que se convertían en cultura con el uso.

Economía de los pueblos germanos

La base económica de los germanos estaba en la agricultura, atendida por medio de pequeñas propiedades de tierra y el latifundio. Este último consistía en un pedazo de tierra con gran tamaño perteneciente a una sola persona de la clase noble, mientras que las pequeñas propiedades eran trabajadas por sus propios dueños.

Otro de los aspectos que contribuía a la economía de los germanos era la ganadería, la cual se daba en fincas y villas donde el dueño era quien los cuidaba y les sacaba provecho, en especial al ovino y bovino, aunque también los caballos eran de gran utilidad.

Desembarco de los vikingos groenlandeses en Vinland –quizá la isla de Terranova (Canadá)–, donde fundaron una colonia de corta vida. Litografía a partir de una obra de Tom Lovell.

Religión de los pueblos germanos

La religión de los germanos estaba influenciada por la cultura escandinava, la cual se basaba principalmente en la mitología nórdica, pero también tenían la influencia de otras culturas, como la mitología germana y también una parte del cristianismo. Por eso, los germanos desarrollaron una forma de adoración politeísta. A de los dioses germanos de mayor importancia eran Thor, Odin, Loki y Frey. Estos tenían forma humana y poderes inimaginables.

Por otro lado, la religión de los germanos se fundamentaba en las acciones de las personas, más que en escritos sagrados. Por eso, se empezaron a sacrificar animales como parte de la adoración a sus dioses.

Cultura de los pueblos germanos

  • Arquitectura: el estilo de arquitectura de los germanos fue el tardorromano y el bizantino, pero con un toque particular de esta cultura que lo hacía diferente, como en sus iglesias. Por otro lado, los germanos tendían a mezclar la madera con la piedra, pero también con el barro, lo cual era útil en construcciones militares, donde incluían fosos y paredes circulares. Estas edificaciones redondas se hicieron populares en la era medieval para la construcción de torres, castillos y motas.

Santa Comba de Bande

  • Escultura: la escultura en piedra en edificios como iglesias fue una estupenda idea de los germanos. Además, también se utilizaban en relieves, capiteles y hasta sarcófagos. También se valieron de materiales como el mármol y el marfil para tallar sus esculturas con un estilo bizantino. Por otro lado, el arte de tallar texto o líneas sobre piedra, conocido como talla lítica, fue algo común entre los germanos, lo cual sirvió para crear las runas.
  • Literatura: lo primero que los germanos escribieron fue la poesía, la cual estaba profundamente influenciada por los romanos. Esta forma de poesía se caracterizaba por poseer versos aliterados. Pero también utilizaron la literatura para relatar historias mitológicas. Más tarde, con la influencia del cristianismo, la literatura dio un giro hacia temas religiosos.

Aportes de los pueblos germanos

Los grandes aportes que los pueblos germanos transmitieron a las nuevas civilizaciones son algunos de los siguientes:

  • Los germanos crearon un compendio de leyes judiciales y también jurídicas que tomaron como base costumbres locales, lo cual significaba decidir siempre en base a acciones que se han tomado en casos similares y que han traído buenos resultados. Esto se le dio el nombre posteriormente de derecho consuetudinario.
  • Se implementó la igualdad entre los dirigentes del pueblo y el pueblo, lo cual le dio protección a ambas partes mostrando que tenían derechos en común, los cuales debían ser respetados.
  • Los germanos lucharon para darle protección a la solidaridad de la familia, algo que se hizo común en las sociedades del medioevo. Aunque se les consideraba como bárbaros y sin ningún nivel de civilización, lo cierto es que los germanos le dieron mucha importancia al cuidado de la familia.
  • El juramento era algo que se practicaba entre los germanos, lo cual implicaba dar garantía ante otros que se cumpliría su palabra.
  • Crearon una ley de compensación, donde el delincuente debía reponer monetariamente la misma suma que había dañado o robado.