Pueblos Galos

Los pueblos galos ejercieron una gran influencia en Europa, y hasta nuestros días se puede observar su legado. Al igual que los celtas, de quienes se originaron, eran tribus seminómadas que se dedicaban especialmente a la guerra.

Origen de los galos

Los pueblos galos tienen su origen en los pueblos celtas, quienes habitaron las tierras de Europa Central en la Edad de Hierro y que luego se expandieron hacia Europa Occidental y otras regiones. Estos eran pueblos seminómadas que posteriormente se asentaron en estos territorios y cambiaron su forma de vida. Estos pueblos mantenían en común aspectos religiosos, bélicos, económicos, lingüísticos y culturales. Los galos son los pueblos de origen celta que habitaban la región de La Galia, de ahí recibieron su nombre, lo que actualmente corresponde a Bélgica, Francia y Suiza.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Mapa de los pueblos galos.

Organización política de los galos

Los galos, como descendientes de los celtas, tenían una organización política sumamente sencilla, ya que eran tribus. Simplemente tenían un jefe o líder de tribu que tenía toda la autoridad y que tenía a su cargo el cuidado de la seguridad del pueblo y su estabilidad económica. Sin embargo, el trabajo más importante de un líder galo era comandarlos en la guerra y llevarlos a la victoria, ya que esto era principal objetivo de estos pueblos.

Organización social de los pueblos galos

Los galos estaban organizados socialmente en tribus, los cuales tenían en común su lengua y un mismo origen. Se agrupaban en pagus, un conjunto de personas que podían alcanzar los miles o hasta decenas de miles. Los pagus se delimitaban entre sí por medio de los elementos de la naturaleza, como montañas, ríos, bosques, etc. Las tribus a su vez se agrupaban en pueblos, también conocidos como civitas, que estaban formados por entre 200.000 y 600.000 personas. Dentro de esta sociedad gala, se podían distinguir al menos cuatro clases sociales:

Sociedad gala. Jerarquía de la población
  • Reyes: Estos estaban encargados de dirigir al pueblo y tenían gran autoridad, pero lo más resaltante es que estaban influenciados enormemente por la religión. Ya que se creía que su posición era de origen divino, por eso se le daba generalmente el nombre de alguna divinidad gala, como Necht, Nuada, entre otros. Al rey se le atribuía la felicidad, paz y riqueza del pueblo, por lo que este debía demostrar ser justo y además no podía tener ninguna imperfección física.
  • Nobleza: Esta clase social estaba conformada por al menos dos figuras: los druidas y los guerreros. Los druidas eran los sacerdotes de los galos, encargados de la educación, la religión y la justicia del pueblo. De todos los druidas, solo uno tenía la máxima autoridad. Estos se destacaban por su amplio conocimiento y sabiduría en distintas áreas, por lo que se les utilizaba como consejeros del rey y como tutores de los más jóvenes. Por otro lado, los guerreros eran la base de los pueblos galos, ya que los galos fueron conocidos a través de la guerra y su vida estaba fundamentada en este arte. En los pueblos existían jefes militares que tenían gran autoridad, los cuales tenían la responsabilidad de velar por la seguridad del pueblo ante ataques enemigos.
  • Pueblo llano: En esta clase social se podían diferenciar varios tipos de personas con trabajos distintos. En primer lugar, los artesanos eran personas que desarrollaban gran habilidad en la elaboración de metales, pero su especialidad era el trabajo del oro. Adicionalmente, los artesanos se encargaban de elaborar las armas, armaduras y todos los instrumentos de guerra. En segundo lugar se ubicaban los comerciantes, quienes se valían de embarcaciones y de puntos estratégicos para comprar y vender productos con pueblos vecinos. Por último, estaban los paisanos, quienes se encargaban de trabajar en la ganadería y la agricultura, trabajos que servían para alimentar a los pueblos y para comerciar.
  • Esclavos: Los esclavos eran la clase social más baja y, por lo tanto, no tenían privilegios ni derechos. Estos eran adoptados por las familias nobles y también del pueblo llano para trabajos caseros y del campo.

Religión de los galos

El culto de los galos estaba controlado por los druidas y estos se encargaban de realizar los ritos y ceremonias comunes para adorar a sus dioses. Por otro lado, se cree que los galos permitían sacrificios humanos a fin de calmar a los dioses y también como especie de ofrendas, de los cuales formaban parte los esclavos apresados en la guerra o aquellos que habían sido culpables de robo o alguna clase de acción bandida. Estos eran quemados vivos como sacrificio.

Druidas de la Galia. A la izquierda celebrando un sacrificio, a la derecha recolectando el muérdago con un hoz de oro

Posteriormente, los galos fueron enormemente influenciados por los romanos y muchos se convirtieron al cristianismo, religión que se extendió por gran parte de La Galia y llegó a formar parte de su adoración.

Economía de los pueblos galos

La economía de los galos estaba basada principalmente en los minerales extraídos del suelo, como el hierro, el oro y la plata. El hierro fue utilizado ampliamente por los galos para elaborar distintas armas y armaduras, como escudos, jabalinas, yelmos, lanzas, espadas, puñales y otros, que les sirvieron para hacer frente a los romanos en numerosos conflictos. Pero también el hierro fue utilizado por los galos para forjar herramientas útiles para la agricultura, como rejas de arado, hoces, guadañas, esquiladoras, azadas, ganchos y muchos más.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Por otro lado, los galos también crearon herramientas útiles para la artesanía, como cuñas, tijeras, martillos, punzones, clavos, broches, limas, anzuelos, entre otros. Además de los útiles caseros como cuchillos, ganchos, cucharas, cadenas, mesas, baldes, sillas, llaves, etc. El comercio les sirvió para exportar todas estas herramientas que crearon.

La caza también fue importante para los galos, ya que se ubicaban en zonas con multitudes de bosques, donde había una gran variedad de animales. Otro fuerte de la economía de los galos se fundamentaba en la agricultura, pues estos cosechaban cereales, trigo y granos que les servían tanto para alimentar a sus familias como para comerciar con otros pueblos.

Aportes de los galos

  • Metalurgia: Los galos llegaron a ser conocidos por sus amplios conocimientos en la metalurgia, lo cual les sirvió para crear herramientas y sobretodo armas de hierro sumamente resistentes, además de armaduras, que les ayudaron en su lucha contra los romanos.
  • El barril: Este fue un objeto de origen totalmente galo, el cual era una mezcla entre hierro y madera de forma redondeada, el cual resultó útil para guardar líquidos como agua, licor y también alimentos, que contribuía a su preservación.
  • Cota de malla: Esta parte de la armadura fue inventada también por los galos, la cual consistía en una especie de prenda metálica flexible que cubría todo el tronco.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *