Prehistoria

Uno de los períodos de la historia que más llaman la atención pero del que menos información se tiene es la Prehistoria. Sin embargo, a pesar de que se conoce poco, lo poco que se sabe sobre la vida del ser humano ha resultado impresionante.

A continuación, hablaremos mucho más sobre la Prehistoria y sus características relevantes en este artículo.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Etapas de la Prehistoria

Por definición y para ubicarnos cronológicamente, la prehistoria abarca desde la aparición de los primeros hombres y mujeres como tal hasta la constancia de los primeros documentos escritos.

  • EDAD DE PIEDRA: Ya se contaba con las primeras armas y utensilios, todos estos fabricados en piedra; se subdividió en:
    • Paleolítico: Esta etapa de la prehistoria es la que dio inicio a todo este período y se caracteriza por el uso de la piedra tallada. Se extiende hasta aproximadamente 10.000 años a.C. donde la piedra se utilizó para realizar herramientas como lanzas, cuchillos, puntas y raspadores que les permitían recolectar y elaborar sus primeras ropas para protegerse del frío.
    • Mesolítico: Este período también se conoce como la Edad Media de la Piedra y abarca aproximadamente entre el 12.000 AP y el año 9.000 AP. En este período, el hombre se caracterizó por ser nómada y vivir en distintos lugares de acuerdo al clima. Aun así, en algunas otras regiones existían poblaciones más sedentarias.
    • Neolítico: Este es la etapa de la prehistoria donde el hombre conoce la piedra pulida y comienza a darle un uso protagónico. Este abarca desde el año 10.000 hasta el año 3.000 a.C. aproximadamente. Fue en este período donde el hombre realizó grandes cambios que lo prepararon para una vida mejor en la Edad de los Metales que venía después.
  • EDAD DE LOS METALES: El hombre avanzó, y sus necesidades también; ahora las armas y herramientas debían ser más precisas, necesitaban un nuevo material. Se subdividió en:
    • Edad de Cobre: Este fue el primer período de la Edad de los Metales, donde el hombre aparte de utilizar la piedra, la madera y otros materiales para la elaboración de sus herramientas de trabajo y caza, implementó el uso de los metales a través de un proceso de fundición con el fuego.
    • Edad de Bronce: En esta etapa el hombre comenzó a desarrollar el oficio de la fundición de metales y logra conocer la aleación de metales, como el bronce, que consistía en 90% de cobre y 10% de estaño, resultando un metal más resistente que el cobre sólo. Esta aleación les permitió elaborar distintas herramientas, armas y ornamentos.
    • Edad de Hierro: En este período, la metalurgia se había perfeccionado y también los hornos de fundición, lo cual les permitió fundir minerales más resistentes como el hierro, formando herramientas y armas de gran resistencia. Además, se desarrolló al mismo tiempo la agricultura y la arquitectura, lo cual supuso un enorme desarrollo y crecimiento para la cultura de aquel tiempo.

Herramientas de la Prehistoria

Las herramientas de la prehistoria también fueron un reflejo claro de la evolución del hombre, no sólo en sentido físico sino en cuanto a conocimientos, creatividad y otros aspectos claves. A medida que se presentaban nuevas necesidades el hombre se fue adaptando y descubriendo cosas como el fuego que le permitieron desarrollar sus herramientas al grado de que resultaran sumamente eficaces y les permitieran ahorrar tiempo y esfuerzo.

Por ejemplo, las primeras armas que inventó el hombre en la Edad de Piedra consistían en piedras talladas mezcladas con madera para mayor facilidad de agarre. Estas herramientas les sirvieron para cortar las pieles, machacar y hasta para dividir la carne en varios trozos.

A medida que iba transcurriendo el tiempo, las herramientas fueron evolucionando y ahora consistían en piedra pulida, la cual era más resistente, y otros elementos como la misma madera. Además, empezaron a crear armas que les servían para cazar y eran muchísimo más duraderas y eficaces.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Posteriormente, con la llegada del sedentarismo a la vida cotidiana del hombre, surgió la necesidad de edificar viviendas duraderas y que resistieran los ataques del clima o de animales, así que necesitaron herramientas más poderosas. Por otro lado, el conocimiento de la agricultura y la ganadería les llevó a realizar otras herramientas con la finalidad de arar la tierra y sembrar de una manera más rápida y eficaz.

Por último, con el descubrimiento del fuego, el hombre conoce la metalurgia y comienzan a elaborar herramientas de metal que son más duraderas y resistentes que la piedra, lo cual les permitió terminar de desarrollarse como civilización y realizar sus tareas de una mejor manera.

Un diorama que muestra a Homo erectus, la primera especie humana que se sabe que ha controlado el fuego. Museo Nacional de Historia de Mongolia en Ulaanbaatar.

Animales de la Prehistoria

Son muchos los animales que existieron en la prehistoria y que se han extinguido. Algunos de los que podemos mencionar son los siguientes:

  • Smilodon: Este también es conocido como Dientes de Sable y se cree que habitó las regiones de América del Norte y hasta América del Sur, donde se piensa que se extinguió. Hay otros animales que descienden de esta especie como el Smilodon fatalis, Smilodon gracilis o el mismo Smilodon populator.
  • Mammuthus: Esta especie es más asociada con la prehistoria, ya que se conoce como el Mamut Lanudo y se ha representado muchas veces en películas y en libros ilustrados. Este animal se asocia con la familia de los elefantes y duró millones de años, hasta que finalmente se extinguió.
  • Ursus Spelaeus: Esta especie de animal prehistórico se conoce mejor como Oso de las cavernas y se cree que habitó la tierra en un período conocido como Pleistoceno tardío, especialmente en lo que hoy conocemos como el continente Europeo. Este animal es una especie de oso de enormes proporciones y que puede llegar a medir hasta 3 metros en posición bípeda.
  • Panthera Leo Spelaea: Este es mejor conocido como el León de las cavernas y habitó gran parte de lo que hoy conocemos como España, Britania y Alaska. Existió durante el período del Pleistoceno y resultó ser uno de los animales más poderosos que ha existido, como siempre se ha representado al león. Se han encontrado fósiles de algunos ejemplares del León de las cavernas y son impresionantes, ya que alcanzan hasta más de 1 metro de altura y más de 2 metros de longitud, un animal especialmente grande.
  • Megaloceros: Este era una especie de ciervo, muy parecido a un alce, pero más prehistórico, lo cual implica que este animal podía llegar a medir hasta 2 metros de alto y 3,5 metros de largo. A pesar de su gran tamaño, no resultaba ser un enorme problema para los depredadores de esa época, como Dientes de Sable o el León de las cavernas. Estos generalmente ocupaban zonas como praderas y otros tipos de bosques abiertos con mucho pasto.
Mammuthus

Ropa de la Prehistoria

La ropa en la prehistoria también fue evolucionando y adaptándose al clima que reinaba en aquella época, el cual era sumamente gélido pero que después fue aumentando en temperatura. Se cree que la ropa fue inventada en el Paleolítico y que no eran muy elaboradas, debido a que las herramientas de esa época no eran muy desarrolladas, por lo que consistían en pieles ligeramente raspadas, curadas y gruesas. Además, se crearon zapatos para proteger los pies del clima gélido. Cabe mencionar, que si la piel estaba muy dura, utilizaban herramientas para machacarla y ablandarla lo más que podían para que quedara flexible.

En el Mesolítico, obviamente se mejoraron mucho las ropas creadas y el clima no era tan exigente como en el Paleolítico, por lo que surge también el oficio de la costura y la confección. Aunque posiblemente no se desarrolló en este período la textilería como tal, las pieles que utilizaban en el período anterior de la historia fueron trabajadas de mejor forma y también se añadió la costura para unir piezas entre sí.

Más tarde, en el Neolítico llega la agricultura y las herramientas son cada vez mejores, por lo que se comienza a crear el hilo y las telas como el lino, la cual fue ampliamente utilizada para esta época. Posteriormente, aparece la lana como otra de las telas que se utilizó en épocas de mucho frío, incluso en épocas posteriores y hasta nuestros días.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *