Politeísmo

Un aspecto que identificó claramente muchas civilizaciones antiguas ha sido el politeísmo o la adoración a múltiples dioses. Se calcula que el hombre de la prehistoria logró establecer diferencia entre el cuerpo físico y el alma. Esto favoreció la creencia de que espíritus de animales, humanos y plantas gobernaban el universo. Esta afirmación se extendió a lo largo del mundo antiguo e incluso se evidencia en religiones modernas.

Apunta a continuación, qué se entiende por politeísmo y cuáles son las características que identifican este credo. También, cómo ha evolucionado con la historia de la humanidad.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Qué es el politeísmo

Una palabra griega que se compone de tres elementos, brinda una definición exacta de lo que puntualiza esta creencia. El prefijo “poli” significa muchos, el sustantivo “Teos” significa Dios y por último “ismo” que señala la doctrina. En otras palabras, es una doctrina por la que se inclinan aquellas personas que adoran a más de un dios. Cada deidad requiere de un culto, rito o adoración diferente, por lo que se considera una religión totalmente opuesta al monoteísmo.

Por su parte, se puede decir que el politeísmo es una creencia que fundamenta la idea de que el universo es gobernado por criaturas o fuerzas espirituales. Por tal razón, hay un dios del agua, de las plantas, del sol, del universo, entre otros. Existe una variación denominada henoteísmo, donde se reconoce la existencia de múltiples dioses pero se le otorga adoración a uno de ellos.

Característica del politeísmo

Conocer la religión politeísta es ahondar en una experiencia cultural donde la diversidad es lo principal y no genera inconveniente al momento de dar devoción. En ello se integran múltiples pensamientos de carácter filosófico y ético en un sistema religioso que pueden compenetrarse y sustentarse entre ellos. Entre las principales características que definen al politeísmo se encuentran:

Múltiples dioses

La característica principal del politeísmo es la presencia de múltiples dioses, cada uno con personalidades individuales e independientes. Aunque carecen de una forma material pueden adquirir cuerpos físicos con habilidades, deseos y necesidades específicas. Todo ello, sin olvidar la jerarquía en la que se encuentran organizados.

La asamblea de dioses, principalmente los doce olímpicos, reciben a Psique (Loggia di Psiche, 1518-19, de Rafael).

Los dioses influyen en la vida de sus adoradores

Cada deidad dirige aspectos específicos de la vida humana, por lo que intervienen en las actividades diarias de las personas. Por tal razón, pueden ser invocados de manera grupal o individual a través de algún ritual o sacrificio. En ciertos casos, si lo consideran necesario, aparecen de forma voluntaria.

Dioses inmortales

Otra característica del politeísmo es que sus dioses son inmortales. También, se cree que son omnipotentes, es decir, que poseen el poder para hacer todo lo que quieran y que cuentan con gran influencia. Asimismo, se creen que son dioses omniscientes, que todo lo saben y conocen.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Capacidad para explicar todo lo que sucede

Los dioses pertenecientes a la doctrina politeísta cuentan con características humanas incluyendo debilidades y defectos, aunque poseen poderes sobrenaturales. Por tal razón, son capaces de explicar todas las circunstancias que atraviesa un humano. Esta característica les brinda a los pecadores la posibilidad de recurrir a ellos para interceder ante otro dios por perdón.

Están en orden jerárquico

Para muchas culturas politeístas los dioses surgen en función del trabajo, con autoridad o dominio sobre algún espacio del mundo humano. De esta manera, muchas civilizaciones antiguas adoraban a la diosa del amor, del agua, del sol, del trigo, entre otros. Estas creencias, aunadas a los mitos que le dan sentido a los sistemas politeístas, sientan las bases para entender el universo.

Cabe destacar que el sistema politeísta se encuentra integrado por diversas filosofías y corrientes éticas que la fortalecen como religión. Además, se deja influenciar por las costumbres y tradiciones políticas, culturales y sociales de una sociedad. Su amplio margen de creencias acepta a cada persona con su doctrina, lo que la convierte en una de las religiones más dominantes del mundo.

Evolución del politeísmo

El politeísmo no es una creencia nueva de hecho, se cree que el hombre de la prehistoria ya lo practicaba. Esta idea fue pasando entre las generaciones y destacaba de forma distinta entre las diversas civilizaciones que la adoptaron.

Quetzalcoatl y Tezcatlipoca (Mitología mexicana)

Entre las sociedades en las que se acentuó este tipo de religión conviene mencionar:

Mitología Nórdica

Es una mitología que se remonta al origen del hombre en la época de la prehistoria. En ella se reconocían tres grupos: El Esir, los Vanir, y el Lotnar. Cada uno contaba con otros dioses entre los que se destacan:

  • En el Esir, se encontraban como Odín, dios de la batalla, sabiduría y la muerte; Baldr, dios de la belleza y la inocencia y Thor, el dios del Trueno.
  • Vanir: En este segmento secundario estaban Niord dios de la tierra fértil y Freya diosa del amor y la sexualidad.
  • Por último, el Lotnar era el grupo contrario al Esir, los cuales, al entrar en batalla se producía el fin nórdico.

Sin duda, es una mitología llena de mucha guerra que se dio paso a través de invasiones y luchas.

Cultura egipcia

Aunque mucho antes de que apareciera la cultura egipcia ya el politeísmo era una creencia muy diseminada, los egipcios diseñaron un sistema religioso más organizado. Estos contaban con panteones e imágenes donde los dioses eran híbridos animal – humanos.

Para ellos, estas deidades tomaban fuerzas y formas que se identificaban con el universo y la naturaleza. Entre los dioses se encontraban Osiris, Amón, Isis, Horus, Ra, Thot, Seth, por solo mencionar algunos.

Los dioses Osiris, Anubis, y Horus

La religión griega

Los griegos atribuían poderes a una infinidad de deidades, las cuales controlaban la vida de los humanos. Estos eran personificados y no correspondían con un dios supremo. Entre los más usados y descritos en la literatura se encuentran:

  • Zeus, dios del tiempo.
  • Urano, deidad del cielo.
  • Atenea, diosa de la sabiduría.
  • Apolo, divinidad de la luz.

Aunque eran independientes y se relacionaban con procesos naturales, con el tiempo se fueron agregando otros más específicos.

La religión romana

Los romanos también contaban con panteones llenos de divinidades, en los cuales se encontraba una persona que facilitaba la comunicación con los dioses. Era una creencia similar a la griega con algunas variaciones. Entre los dioses que más se les daba culto se encuentran:

  • Júpiter, quien es una variación del dios Zeus griego y era el padre de todos los dioses.
  • Juno, era la diosa protectora de la familia.
  • Venus, la diosa del amor.
  • Marte, el dios de la guerra.

Eran muchos los dioses que se encontraban en Roma. Tanta era la influencia que ejercía esta creencia, que existía un altar a una deidad desconocida, en caso de que se obviara cierta divinidad.

El Hinduismo y el sintoísmo

Estas son las religiones politeístas de la época moderna. En el caso del hinduismo es una religión proveniente de la India donde, aunque su dios principal es Brahmā, reconocen una infinidad de deidades. Entre estas divinidades destaca Shivá, representante de la naturaleza; Visnú, deidad de la bondad; Kali, divinidad de la parte masculina de Shivá, entre otros.

Estatua de Brahmā en el Templo Wat Saman Rattanaram, Tailandia.

Por otra parte, el sintoísmo es una doctrina que adora las fuerzas de la naturaleza. Sin embargo, los fenómenos naturales las identifican con divinidades espirituales denominadas  kami como Amaterasu, Hotei, Inari, entre otros.

En conclusión, el politeísmo es un sistema de creencias que admite infinidad de dioses, donde cada uno posee poderes y autoridades diferentes. Es una religión antigua que, aún en la actualidad, goza de gran influencia en ciertas culturas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *