Polis

Grecia en su momento fue una nación con una elevada influencia sobre el mundo, dominio que marcó un sinnúmero de ideologías y filosofías. Durante muchos años, sus  estados se conocieron con el término Polis. Estas aparecieron alrededor del siglo VIII a. C. y es uno de los ejemplos de organización y civilización que destacan el sentido de la libertad.

Conoce a continuación qué son las polis, cuáles son sus características y la importancia que tuvieron en su momento.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Definición de Polis

El vocablo polis es un término griego que significa ciudad o estado, que en su época eran autónomas con respecto a otras entidades. También, se puede decir que es una denominación para los estados de la antigua Grecia donde se agregaban núcleos y poblaciones. Fue el eje principal para formar lo que se denomina como civilización griega antes del imperio romano a mediados del siglo VII antes de Cristo.

Estas sociedades se dividían en jerarquías, entre las cuales se destacan: los ciudadanos libres, quienes disfrutaban de todos los beneficios a plenitud, los extranjeros, quienes se consideraban libres, pero tenían algunas restricciones y por último, se encuentran los esclavos, quienes carecían de todo derecho por lo que no vivían en libertad. Contaban con independencia económica, política y religiosa.

Polis griegas del siglo VIII al VI a. C (nombres enmarcados en rojo -los enmarcados en amarillo son ciudades fenicias y los enmarcados en gris ciudades de otros pueblos-). Los puntos cuadrados distinguen a las metrópolis y los puntos circulares a las colonias. Los colores distinguen a las consideradas jonias (verde), dorias (azul oscuro), aqueas (azul claro) y eolias (rosa).

Principales características de las Polis

Para quienes disfrutan con fascinación la antigüedad, cabe destacar que las polis griegas contaron en su momento con elementos comunes entre sí. Estos aspectos fueron los que le dieron realismo e influencia mundial a nivel cultural, científico, político, entre otros. Las características más importantes de las polis son:

Extensiones pequeñas de territorios

A pesar de que el concepto engloba el término estado, las polis eran geográficamente una población de entre 1.000 y 3.000 km cuadrados. En ellas, el número de habitantes no sobrepasaba las 10.000 personas establecidas en un área urbana o rural. Cada zona estaba especialmente delimitada por las actividades, entre ellas:

  • Área urbana: Se le llamaba asty y era la zona donde se asentaban el centro urbano, cultural y político de la polis. En ella, era común ver edificios y construcciones que exponían la arquitectura de la ciudad.
  • Área rural: Se le conocía como Jora, y era el lugar donde se encontraban actividades como la agricultura, ganadería, los ríos y bosques.

Los ciudadanos integraban perfectamente las dos actividades, por lo que era frecuente que tuvieran diligencias de tipo agrícola en los campos y actividades comerciales en la zona urbana. Esto permitió que hubiera una producción de alimentos y otros recursos para toda la población.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Estructuras similares

Las polis griegas contaban con estructuras urbanísticas similares, entre las cuales se diferencian tres elementos fundamentales. Estos se resumen de la siguiente manera:

  • La Acrópolis: Esta era la zona más alta de la ciudad, donde se ubicaba una fortaleza. El objetivo de esta era que todos los habitantes pudieran resguardarse en caso de ataques bélicos. En ella, también se construían edificios políticos y económicos, e incluso hasta religiosos.
  • El ágora: Era la plaza pública de la polis donde se llevaba a cabo las actividades comerciales, por lo que se consideraba el centro de la vida de la ciudad. También, se realizaban eventos de tipos religiosos y culturales.
  • Las murallas: Todas las polis se encontraban protegidas por murallas que servían de defensa. En la mayoría de los casos, en estas se desarrollaban actividades agrícolas y ganaderas. En polis pequeñas, no se construían murallas.

Según la organización, las polis contaban con planos ortogonales, con calles y manzanas rectangulares diseñadas en un ángulo recto. Además, tenían edificios y lugares públicos para que el pueblo se reuniera, y con participación ciudadana surgiera el concepto de democracia. Las calles contaban con la misma anchura y los edificios se construían de forma organizada siguiendo criterios lógicos.

Organización política

Básicamente, las polis eran lugares libres que no se encontraban bajo el control de algún poder extranjero. Sin embargo, dentro de ellas la organización política era:

  • Los magistrados: Eran quienes administraban las polis ejerciendo el poder ejecutivo. Su mandato se extendía por un año, con el fin de evitar convertirse en reyes.
  • Los consejos: Como su nombre lo indica, eran los encargados de dar consejos a los magistrados en sus tareas. Según las polis, las funciones de estos podían variar, nombraban al magistrado y se encargaban de la parte legislativa y judicial.
  • Las asambleas: Estaban formadas por el pueblo. Aunque se desconoce la forma en como estas actuaban, lo que sí se sabe es que adquirieron gran competencia. Con el tiempo, formaban parte de la elección de las leyes para el estado.

En cada polis, los nombres para estos cargos eran diferentes. Por citar un ejemplo, en Atenas, los magistrados se denominaban arcontes, los consejos el Areópago y las asambleas Eklesía.

Independencia económica

Las polis contaban con una independencia económica que les permitía producir los recursos suficientes para sus habitantes. A pesar de contar con terrenos montañosos y poco fértiles, los cultivos estaban basados en la producción de cereales, vides, olivos y algunas frutas. Las crías de ganado, cabras, ovejas, cerdos, bueyes, entre otros complementaban las actividades productivas.

Olivares cercanos a Antimachia (Αντιμάχεια), en la isla de Cos. El olivo, la vid y los cereales fueron los principales cultivos griegos, como en toda la cuenca del mar Egeo.

La artesanía fue, también, una actividad productiva importante ya que los objetos de cerámica o metal, como armas y armaduras, se exportaban por todo el Mediterráneo. Sin embargo, el comercio marítimo fue la actividad más predominante ya que se explotaban los yacimientos mineros y se exportaba el producto.

Religión de las Polis

Los griegos eran politeístas y creían en dioses con formas humanas. Se creía que estos dioses tenían formas humanas así como defectos y cualidades similares, no obstante, no se enfermaban o envejecían. La religión era un factor muy importante y se encontraba en cada fase de la vida del griego. Cada ciudad tenía un dios protector, al cual se le levantaba un altar y se le hacía ofrendas e incluso fiestas.

Principales Polis de la antigua Grecia

La historia griega establece las Polis más famosas o más importantes por lo que representaron en su momento. Estas sirvieron como inspiración de relatos que se mantienen hasta la actualidad. En orden de importancia, estas se resumen de la siguiente manera:

Atenas

La Acrópolis de Atenas en 1863.
En esta vista, los escombros de la explosión de 1687 son aún visibles. Óleo por Ippolito Caffi. Museo di Ca’ Pesaro, Venecia.

Es considerada la polis más importante ya que es un estado que se mantiene en la actualidad. Esta ofrece un ejemplo de progreso y avance en el aspecto tecnológico, arquitectónico, agrícola, que contribuyeron al éxito de la civilización griega. Representa el origen de las ciudades europeas e incluso la Europa actual. De sus valores se destacan:

  • Un pensamiento político, cultural, científico con un perfeccionamiento intelectual que marcaron la diferencia en la historia de la humanidad.
  • Una economía basada en la historia de la moneda que favoreció el intercambio comercial en el mundo.
  • A pesar de contar con suelos pobres, el comercio internacional y la superioridad naval la convirtieron en potencia.

Sin duda, dio inicio a la civilización griega clásica y al pensamiento democrático. Cuenta la leyenda, que la diosa Atenea reclamó esta ciudad al derrotar al rey Poseidón en una batalla grandiosa.

Esparta

La Esparta imaginada
En el siglo XIX, el pintor y arquitecto inglés Joseph Michael Gandy recreó el centro monumental de la ciudad de Esparta en esta acuarela; la imagen dista mucho de la sobria ciudad del siglo VI a.C. en la que vivió Cleómenes.

Esparta es conocida como polis de los guerreros más famosos de la historia, cuyo rival principal fue Atenas. Esta logró su poderío a través de la valentía de sus hombres. Se fundó a través de la conquista de Laconia por los dorios y otros pueblos vecinos, así como de esclavizar a muchas personas.

Con el paso del tiempo se volvió una ciudad poderosa gobernada por guerreros, por lo que lograron controlar múltiples territorios. La única forma de acceder a ella era a través de alianzas.

Olimpia

Es una de las polis más antiguas de Grecia conocida por haberse celebrado en ella los primeros juegos olímpicos. También, cuenta con un famoso centro religioso con una gigantesca estatua tallada en oro y marfil del dios Zeus, la cual es considerada una de las siete maravillas del mundo.

Grabado de la estatua de Zeus en Olimpia. En el año 394, fue transportada a Constantinopla (actual Estambul), donde se dice que fue destruida por un incendio.

Tebas

Fue la ciudad más grande de Beocia, famosa por las siete puertas a las cuales se refirieron Homero y Hesíodo, así como otros historiadores de la antigüedad. Se estima que fue fundada por Cadmo hijo de Agénor, jefe de Fenicia, dirigente de una colonia fenicia. Sin embargo, historiadores modernos, lo señalan como una colonia de Creta.

Cadmo matando al dragón, de Hendrick Goltzius.

En conclusión, las polis fueron ciudades o estados griegos con territorios delimitados que dieron inicio a las grandes civilizaciones griegas. Estaban dotadas de grandes obras arquitectónicas y de un pensamiento intelectual que llevaron a Grecia a su máxima expresión como potencia mundial. Sin duda, es una parte de la historia humana digna de admiración.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *