Poder Judicial

El Estado se encuentra dividido en tres poderes clásicos: Poder Ejecutivo, Poder Legislativo y Poder Judicial. Estas tres facultades, ejercidas por medio de distintas instituciones, le permiten al Estado el desarrollo, la modificación y aplicación de leyes; así como ejecutar diversas políticas para el beneficio de la nación.

El Poder Judicial se encarga de conceder Justicia en la sociedad. Constituye una de las funciones principales del estado, que tiene la facultad de aplicar normas y principio jurídicos para resolver conflictos.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Qué es el Poder Judicial

Se puede definir como la facultad del Estado para administrar justicia por medio de la adecuada aplicación de las leyes. El denominativo poder judicial se escribe con iniciales mayúsculas para hacer referencia a los órganos e instituciones que están encargadas de aplicar las normas jurídicas, ya sean tribunales y juzgados.

Por el término poder se hace referencia a la institución, organización o grupo de órganos estatales que cumplen las funciones judiciales. En el caso particular del Poder Judicial se trata de los juzgados y los tribunales, los cuales ejecutan la autoridad jurisdiccional y gozan de autonomía, imparcialidad y poder completo en el marco de la ley.

Origen del Poder Judicial

Charles Louis de Secondat fue un pensador político que llegó a ser conocido con el nombre de Montesquieu. Fue el autor de la teoría clásica, uno de los legados de la ilustración más influyentes. De acuerdo a esta teoría la división de los poderes asegura la libertad de los ciudadanos.

Montesquieu fue un noble, cosmopolita, comerciante, jurista, politólogo, además de literato irónico e incisivo.

Montesquieu desarrolla su teoría posteriormente de hacer un viaje a Inglaterra, donde interpreta que la presencia de un poder judicial independiente es un freno eficaz para el poder ejecutivo. Con esta separación de poderes, ve la luz el conocido estado de derecho, donde los poderes públicos se hayan subordinados al imperio de la ley. Así nace el poder judicial como el encargado de moderar las acciones del poder ejecutivo de acuerdo a las leyes que el poder legislativo establece.

Quién representa el Poder Judicial

El representante máximo del poder judicial es el Tribunal Supremo de Justicia. La función principal de este tribunal es asegurarse de la constitucionalidad y legibilidad de los actos que el Poder Público lleva a cabo. Basa su ejercicio en la Constitución y las leyes. Posee autonomía administrativa, funcional y financiera. Está conformado por diversas salas, entre ellas están: la constitucional, la penal, la electoral y la social. Cada una de estas salas están constituidas por magistrados.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Funciones del Poder Judicial

Las funciones del poder judicial, tal como sucede con los otros poderes, se rigen por lo que sostiene la Constitución, encargada de reunir las normas elementales que regulan las actividades del Estado. Basándose en estas normas, el Estado cumple las funciones de:

  • Resolver
  • Proteger los derechos ciudadanos.
  • Hace cumplir las responsabilidades y obligaciones que le corresponden a cada parte de la sociedad.

Las facultades que posee el Poder Judicial, le permite proteger a los ciudadanos de eventuales injusticias en manos del Poder Ejecutivo o el Poder Legislativo. Si el máximo representante del Poder Ejecutivo, el presidente del país, comete una arbitrariedad, abusa del poder o viola los derechos ciudadanos; el Poder Judicial recurre a proteger los intereses de las personas usando diversos recursos. En caso de que sea un funcionario del Poder Judicial quien actúa mal, es el Poder Legislativo quien posee la facultad de exponer sus acciones en un juicio político.

Características del Poder Judicial

Las características destacadas del Poder Judicial se resumen a continuación:

  • Es necesario que el poder judicial sea independiente para que pueda someter al resto de los poderes, especialmente al ejecutivo, si intentan contravenir el ordenamiento jurídico.
  • El funcionamiento de este poder es permanente.
  • Los órganos que lo constituyen son estables y las funciones que tiene no se pueden delegar.
  • No posee la facultad de acción de oficio, es decir, no se puede iniciar una diligencia judicial sin la actuación de la parte interesada.
  • Actúa a pedido de parte, quien está interesado de exigir la actuación de este poder.
  • No actúa sobre lo que sostiene la ley sino según el contenido de la misma.
  • Sus integrantes llevan a cabo sus funciones bajo el principio de la jurisprudencia.
  • Se debe encargar de hacer efectiva la idea del Derecho como factor regulador de la sociedad.
  • La autonomía del poder judicial en un sistema democrático garantiza la imparcialidad en los fallos.

La jurisprudencia del Poder Judicial

Un concepto que está ligado estrechamente con el Poder Judicial es el principio de jurisprudencia. Representa el conjunto de decisiones que los tribunales toman con relación a un asunto determinado. El análisis de la jurisprudencia permite conocer la interpretación que los magistrados legales han dado a cada uno de los casos, llegando a ser un elemento básico del principio unificador.

El principio unificador de jurisprudencia implica la búsqueda de relación y de coherencia entre las distintas interpretaciones que los jueces han tenido sobre un mismo asunto. Quien aplica la jurisprudencia es el Tribunal Supremo de Justicia. Esta doctrina requiere el conocimiento de los hechos pasados para poder decidir el camino a seguir y las acciones en el presente. Es posible aplicar la jurisprudencia estudiando las sentencias pasadas y así se determina cuál es la mejor forma de aplicar las leyes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *