Plan Marshall (1948)

El Plan Marshall fue un programa económico de ayuda a los países de Europa. Por medio de esta estrategia, Estados Unidos colabora con la reconstrucción y la recuperación del continente europeo, después de la destrucción que dejó la Segunda Guerra Mundial.

El nombre oficial de este plan fue European Recovery Program y fue determinante para la economía de varios países. Pero Estados Unidos también buscaba alcanzar otros objetivos, más allá de ayudar financieramente a algunas naciones europeas.

En este artículo conocerás qué es el Plan Marshall, quién lo creó y cuáles fueron los países beneficiados. También descubrirás cuáles eran los objetivos que perseguía, así como las causas, consecuencias y resultados de su ejecución.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Qué es el Plan Marshall

Fue una estrategia económica que se implementó en Europa tras la Segunda Guerra Mundial, entre 1948 y 1952, con la ayuda de los Estados Unidos. El programa económico consistía en ofrecer ayuda a los países de Europa afectados por la Guerra. El valor total destinado al plan de ayuda económica sería superior a los 12.000 millones de dólares.

La filosofía detrás de este plan se basaba en la idea de que si se ayudaba a los países más fuertes a despegar y crecer económicamente, entonces el resto de las naciones de Europa también serían arrastradas por estas mejoras.

Quién creó el Plan Marshall

Su nombre oficial era European Recovery Program, pero fue popularmente conocido como Plan Marshall en honor a George Marshall, Secretario de Estado norteamericano que se encargó de crearlo. En 1953 recibió el Premio Nobel por haber desarrollado este plan de ayuda financiera para los países devastados por la Guerra.

El programa se ejecutó bajo el control de un organismo que fue creado especialmente para este fin, Administración para la Cooperación Económica o ACE. Un representante del organismo se colocó en cada capital de los países beneficiados para controlar y asesorar las inversiones.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Cartel creado para promover el Plan Marshall en Europa. En el cartel puede leerse Cualquiera que sea el clima sólo juntos alcanzamos la prosperidad.

Países beneficiados por el Plan Marshall

Fueron varios los países que se beneficiaron de esta ayuda económica, pero la cantidad que cada uno recibió no fue repartida en partes iguales. Los 12.000 millones de dólares se distribuyeron tomando en cuenta determinados criterios.

Los parámetros de selección estaban relacionados con la población y la capacidad industrial del país en cuestión. También se apreció el hecho de que los países hayan sido aliados de Estados Unidos durante el conflicto, si se mantuvieron neutrales, o si, por el contrario, fueron parte del bando del Eje.

Entre los países miembros del programa estaban Reino Unido, Francia, Portugal, Alemania, Países Bajos, Italia, Luxemburgo, Austria, Bélgica, Noruega, Dinamarca, Suecia, Grecia, Irlanda, Islandia, Turquía y Suiza. Después se le agregaron España y Canadá.

Países más beneficiados

El país que más se benefició fue Reino Unido, con una comisión del 26% en relación al total, Francia obtuvo un 18%. Mientras que la Unión Soviética y los países que estaban bajo su influencia, rechazaron participar en este programa de ayuda. Consideraban que era una artimaña del imperialismo para comprometer su independencia y soberanía.

Países de Europa que recibieron ayudas del Plan Marshall. Las columnas rojas indican la cantidad de dinero recibido.

Contexto Histórico

Tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, muchos países europeos se encontraban en severo desfallecimiento económico. Especialmente estaban en esta penosa circunstancia los que habían participado en la guerra y además no salieron vencedores, Alemania era el ejemplo más evidente de esta realidad.

Las industrias y las fábricas fueron el blanco predilecto de los bombardeos y ataques enemigos. Se encontraban destruidas y no estaban en capacidad de proveer bienes y recursos para su recuperación.

Por su desventajosa posición de perdedora, Alemania arrastraba numerosos problemas socio-económicos. Desde 1945 el territorio alemán fue dividido por zonas de ocupación. Estos nuevos espacios dejaron en evidencia las discrepancias entre Estados Unidos y la USSR.

Norteamérica sagazmente sospecha un posible avance del comunismo en la región europea. Estas diferencias llevaron a la Guerra Fría y la consecuente división de Alemania en dos naciones con ideologías distintas en 1949.

Aplicación del Plan Marshall

El plan económico que Estados Unidos promueve, surge en una época muy delicada de la historia europea. Era necesario que se hiciera una coordinación previa con las naciones interesadas para poder aplicarlo.

Con este fin se realizó una conferencia en París en junio de 1947. A pesar de las dudas, la URSS acudió a esta reunión, pero Moscú declinó rápidamente el ofrecimiento y exigió a los países satélites que hicieran lo mismo.

La URSS no estaba dispuesta a rendirse ante los pies del imperialismo. A pesar de la campaña de la facción comunista, varios países aceptan la ayuda y se reúnen nuevamente en septiembre de 1947.

Cómo se administraba la ayuda

Estados Unidos crea la Administración para la Cooperación Económica, entidad exclusiva para la aplicación del plan de ayuda económica. Por su parte, los países beneficiarios crearon la Organización Europea para la Cooperación Económica, que gestionaría las ayudas eficientemente.

El apoyo financiero norteamericano se transfería a los gobiernos locales, pero la administración de la misma era entre éstos y la ACE. Un delegado de la ACE daba asesoría sobre cuáles eran las mejores formas de administrar las cantidades suministradas.

Qué inversiones se hicieron

Estados Unidos consiguió fomentar la compra en sus empresas por parte de los países europeos. Al inicio se compraban productos de primera necesidad, pero al poco tiempo se comenzaron a adquirir productos para la reconstrucción de las ciudades y sus infraestructuras.

Edificios destruidos tras el bombardeo de Hamburgo durante la Segunda Guerra Mundial.

Se estima que de los más de 12.000 millones de dólares invertidos, unos 3.400 fueron destinados a materias primas y bienes semifacturados. Otros 3.200 se dedicaron a comida, lienzo y fertilizantes. Además, se utilizaron 1.900 para maquinarias y 1.600 para combustible.

Objetivos del Plan Marshall

El plan buscaba varios objetivos, no solo pretendía ser la base para recuperar económica y socialmente a los países de Europa afectados por la Segunda Guerra Mundial. También tenía los siguientes objetivos inherentes:

  • Impedir la quiebra europea, un hecho que afectaría nefastamente la economía norteamericana, a causa de las bajas en las importaciones de sus productos.
  • Prevenir la expansión del comunismo en Europa, ayudando a reconstruir un continente que colaborara con este fin.
  • Crear una estructura que permitiera la implantación y mantenimiento del régimen democrático.

Causas del plan Marshall

  • Reformar un continente europeo que ayudara a frenar la diseminación del comunismo con influencia soviética.
  • Apoyar a las naciones libres en su lucha en contra de los intentos de subyugación por parte de minorías armadas o por presiones exteriores.
  • Favorecer la creación de sociedades prósperas; donde hayan derechos laborales, bienestar social y económico.
  • Apoyar las industrias y empresas norteamericanas en la exportación de productos hacia el Viejo Continente.
  • Evitar a toda costa que en circunstancias como estas; de desigualdad, pobreza y desestructuración de la sociedad, los obreros en Europa Occidental fueran seducidos por los ideales socialistas y régimen prosoviéticos que se habían instalado en Europa Oriental.

Consecuencias del plan Marshall

  • En el período que el programa de ayuda económica estuvo activo en Europa (1948-1952), Europa experimentó una evidente mejora de la económica. Hay quienes discuten si el plan fue o no el detonante del desarrollo o solo fue un factor más.
  • Los hechos indican que la producción industrial aumentó y la agrícola se ubicó encima de los niveles previos a la Guerra.
  • El hambre y la pobreza extrema se redujeron y mejoró el nivel de vida en general.
  • La ayuda exterior empujó los esfuerzos internos; las naciones de Europa Occidental tuvieron la oportunidad de movilizar sus recursos eficientemente, lograron medidas de estabilización monetaria y su cooperación aumentó.
  • Hay también quienes interpretan que la aplicación de este programa sentó los cimientos para construir otras organizaciones internacionales importantes, como la organización de las Comunidades Europeas, que es la actual Unión Europea.

Resultados de la aplicación del Plan Marshall

Para diciembre de 1951 el balance que arrojó el plan fue el testimonio más claro de su éxito. La producción industrial superó en un 64% la que existía en 1947 y hasta 41% la que se desarrolló antes de la guerra. La cantidad en acero colado se duplicó. La producción de alimentos progresó el 24% en relación con 1947 y 9% en relación con 1939.

Para el año 1949 ya habían desaparecido las cartillas de racionamiento en Francia. Se habla del “milagro” en el ámbito económico. En 1950, la economía europea estaba tan recuperada que ya se sentía preparada para salir a conquistar mercados exteriores. Tenía una capacidad de producción que le permitió continuar su crecimiento sin ayuda de Norteamérica.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *