Paleolítico

La Edad de Piedra fue un período bastante extenso y el hombre tardó mucho en progresar y desarrollarse en todos los sentidos. Aun así, lo logró y gran parte de la modernidad viene de lo que se consiguió en las primeras etapas de esa era.

A continuación, hablaremos con más detalle en este artículo sobre la primera etapa de la Edad de Piedra, el Paleolítico, donde el hombre consiguió avances importantes y fue desarrollándose tanto física, mental y emocionalmente.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Etapas del Paleolítico

  • Paleolítico INFERIOR: Este período constituye el primero y el más antiguo de toda la prehistoria. Se cree que comenzó alrededor del año 2.850.000 a.C. y se extiende hasta el año 250.000 a.C. donde el hombre se caracterizaba por vivir en cuevas a fin de protegerse de los ataques animales y al mismo tiempo del clima gélido. El fuego fue el invento que más los ayudó a sobrevivir.
  • Paleolítico MEDIO: Este período inició aproximadamente en el año 250.000 a.C. hasta el año 30.000 a.C. donde el hombre ya había mostrado rasgos de evolución, logrando ser más inteligente y capaz para tareas e inventos nuevos.
  • Paleolítico SUPERIOR: Esta etapa se extiende desde el año 30.000 a.C. hasta el año 10.000 a.C. aproximadamente. Este período da fin a lo que se conoce como el Paleolítico, la primera etapa de la Edad de Piedra. En esa época se desarrolló hasta cierto grado la agricultura como parte de su medio de vida y alimentación, además de que se da origen a la sociedad con pequeñas familias. La transición al Mesolítico fue rápida.

Sociedad en el paleolítico

El desarrollo de la sociedad humana va de la mano con el desarrollo del hombre tanto física, como mental y emocionalmente, pero también es cierto que el clima y el ambiente contribuyeron a ello. Esta fue la evolución del hombre a través de este período:

  • Homo habilis: Este fue el primer tipo de ser humano que existió y no tenía mucha capacidad física o mental. Tenía una estatura promedio de 1,2 y 1,5 m, logrando un peso de 50 kg aproximadamente. Se cree que su aparición inicial fue en el continente africano hace unos 2 millones de años antes del presente.
  • Homo rudolfensis: Este tipo de hombre también apareció en la parte oriental del continente africano y tenía una antigüedad muy similar al Homo habilis, entre 2,4 y 1,9 millones de años antes del presente, de hecho algunos expertos creen que se trata de la misma clase.
  • Homo ergaster: Este fue un hombre más desarrollado que logró emigrar de África hacia otras regiones del mundo, con una antigüedad de entre 1,8 y 1,4 millones de años.
  • Homo georgicus: Este tipo de hombre tenía una capacidad craneal de unos 650 cm3 y se caracteriza por habitar únicamente la región de Georgia. Su antigüedad asciende a unos 1,6 millones de años antes del presente.
  • Homo erectus: Este tipo supuso un enorme salto en la evolución del hombre, ya que podía mantenerse erguido como el hombre actual, aunque todavía contaba con algunos rasgos de las especies anteriores. Se ubica en el continente asiático y contaba con una antigüedad de unos 1,8 millones de años.
  • Homo antecessor: Este tipo proviene del Homo ergaster y cuenta con una capacidad craneal de 1000 cm3. Además, se cree que habitó Europa y también una región del continente africano, hace unos 800.000 años aproximadamente.
  • Homo heidelbergensis: Este tiene una antigüedad de unos 500.000 años antes del presente aproximadamente. Habitó también el continente Europeo como su predecesor y su sucesor, pero tenía más capacidad, midiendo unos 1,8 m como promedio y pesando unos 100 kg aproximadamente.
  • Homo neanderthaliensis: Habitó la región del continente Europeo y también el Oriente Próximo entre los años 110.000 y 30.000 antes del presente. Sus características físicas eran llamativas porque era menos robusto que su antecesor, pero su capacidad craneal era superior, incluso más que la del hombre moderno.
  • Homo rhodesiensis: Esta especie presentó una capacidad craneal de entre 1200 y 1400 cm3 y habitó el continente africano entre los años 500.000 y 200.000 antes del presente. Algunos consideran que es una especie de presapiens y otros creen que es el mismo Homo heidelbergensis.
  • Homo sapiens: Esta es la especie que apareció alrededor de unos 200.000 años atrás en África y que ha perdurado hasta nuestros días.

En el Paleolítico, el hombre se caracterizó por llevar un estilo de vida nómada, viviendo en distintos sitios y en grupos pequeños, de entre 8 y 12 personas, conociéndose poco a poco el concepto de la familia.

Posteriormente, se empezó a utilizar los roles en dichos grupos para lograr realizar distintas tareas al mismo tiempo. Los hombres eran los que hacían las tareas de caza y protección del grupo, mientras que las mujeres se encargaban de cuidar a los niños, alimentar al grupo y trabajar en las pieles de animales para cubrirse del frío.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Alimentación en el paleolítico

La alimentación en este primer período de la prehistoria se basaba principalmente de la caza y de la recolección, con lo cual reunían carne, frutos, vegetales, leña, minerales, pieles, entre otras cosas. Con algunos de estos materiales lograban elaborar herramientas de trabajo y también armas de caza, aunque se cree que la cacería llegó a formar parte de la vida en otros períodos más adelante.

Cuando llegó la caza como medio principal para alimento, comían los órganos, ya que eran fuente importante de proteínas, como el hígado, el corazón, el riñón y el cerebro. También llegaron a conocer posiblemente la horticultura en una forma muy primitiva y sencilla. Los tubérculos seguramente formaron parte de su dieta, especialmente en la región de Asia. No se conocía la agricultura ni la ganadería para esa época, aún no se habían inventado las herramientas necesarias para ello, pero siendo recolectores, lo tomaban de las plantas que crecían de la tierra.

Los animales marinos también formaron parte de su dieta, especialmente a partir del Paleolítico medio y en presencia de los Homo sapiens. Animales como los moluscos y los mejillones, así como diferentes clases de peces, formaron parte de su alimentación básica debido a sus propiedades nutritivas. Todo esto iniciando entre los años 110.000 y 164.000 antes del presente.

Inventos en el paleolítico

Los inventos podemos separarlos por etapas o períodos, como los siguientes:

  • Paleolítico inferior: En este período se conoció o descubrió el fuego, cerca del año 600.000 a.C. aproximadamente. Posteriormente, alrededor del año 500.000 a.C. se elaboran los vestidos de piel de animal. Luego, se comienza a utilizar la madera como material sustentador de la piedra, alrededor del año 400.000 a.C. Las hachas pequeñas se inventaron alrededor del año 250.000 a.C. aproximadamente. Raspadores, bifaces, puntas de lanza, cuchillos y raederas se inventaron cerca del año 200.000 a.C. aproximadamente.
  • Paleolítico medio: En este período se inventan herramientas de percusión cerca del año 100.000 a.C. Luego se crean otros tipos de cuchillos, azagayas y raspadores de mejor calidad en ese mismo tiempo. Se inventan además, buriles, puntas, raederas y punzones para trabajar mejor la piedra y las pieles. Por último, se desarrolla en cierta medida la industria del hueso en el año 75.000 a.C. aproximadamente.
  • Paleolítico superior: En el año 50.000 a.C. se inventa la lámpara de aceite. Después se desarrolla el arte rupestre alrededor del 45.000. La arcilla se comenzó a trabajar en el 30.000. El arco y la flecha como instrumentos de defensa se crearon en el 30.000 también. La aguja (inventada alrededor del año 20.000) contribuyó mucho a elaborar ropa y pieles para cubrirse del frío. El pincel, inventado en el año 18.000, fue clave para el arte rupestre.

Creencias en el paleolítico

Los primeros pasos del hombre hacia la religión se basaron principalmente en la adoración a sus antepasados, lo cual realizaban a través de ritos y costumbres funerarias. Ellos enterraban a sus muertos y le colocaban una especie de placa de piedra para identificarlos y les ofrecían ofrendas como forma de adoración. Otros metían a sus muertos en fosas a través de ritos específicos.

Viviendas en el paleolítico

Al principio del Paleolítico, el hombre vivía en cuevas de forma nómada, pero en las últimas etapas del Paleolítico se empezaron a construir las primeras viviendas debido a que el hombre empezó a llevar una vida sedentaria. Estas viviendas las construyeron principalmente con ramas de árboles y las cubrían con pieles de animales.

Posteriormente, las casas se construían con huesos de animales que las hacían más resistentes, cubriéndolas igualmente con pieles y ramas de árboles. Después de miles de años viviendo con casas sencillas y poco confortables, empezaron a mejorarlas con materiales aún más resistentes, como la piedra o la madera.

 

3 comentarios en “Paleolítico”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *