Nómadas

Para algunos ha resultado más cómodo vivir de un sitio a otro sin tener que preocuparse por mantener un lugar de vivienda, lo cual les ha permitido conocer el mundo sin grandes responsabilidades que atender. Por otro lado, a otros la idea de no tener un lugar donde vivir les aterra, lo cual hace que se preocupen por conseguir y mantener un lugar digno y cómodo donde formar un hogar.

En el pasado las cosas eran diferentes, sobre todo en la prehistoria donde el hombre iba cambiando y evolucionando cada vez más. En este artículo hablaremos de los pueblos nómadas, quiénes eran, sus características y a qué retos se enfrentaban.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

¿Qué son los nómadas?

Es bien sabido que durante la evolución han sobrevivido los más aptos y esto es lo que llaman selección natural, todas las especies buscan la manera de estar en las mejores condiciones para su supervivencia. Uno de los trucos que han tenido desde la prehistoria hasta nuestros días es la migración, lo han hecho absolutamente todas las especies y esto con el fin de buscar la mejor calidad de vida y es precisamente esto lo que los nómadas hacían hace muchos años atrás.

Se les dice nómadas a las personas que no permanecen en un sitio por un largo tiempo y van constantemente cambiando de lugar. Existe una gran cantidad de personas en el mundo que viven de esta manera, alrededor de 40 millones, ya sea en tribus, pueblos o de forma individual. Sin embargo, en la antigüedad los pueblos nómadas eran muchísimo más comunes.

Características de los pueblos nómadas

  • Su fuente de alimentación provenía de la pesca, la caza y la recolección de frutos, por lo tanto,  tenían una alta dependencia del lugar donde se encontraban.
  • Sus refugios tenían que ser ligeros, porque se desplazaban constantemente y los construían con las pieles de animales y ramas. Cuando venían las bajas temperaturas buscaban cuevas para poder protegerse.
  • Vestían con pieles de los animales que mataban.
  • Los hombres se dedicaban a la caza y las mujeres a la recolección.
  • Existía una jerarquía donde los viejos eran más respetados por su sabiduría y las mujeres por su alta capacidad de reproducción.
  • Se ingeniaban en construir sus herramientas con piedras, madera y huesos.
  • Se creaban clanes mediante la unión familiar entre distintos grupos, clanes aproximadamente de 30 individuos.
  • Su primordial forma de organización era mediante los clanes y las tribus, donde estas formaban alianzas para poder resolver los distintos problemas en común que se les podía presentar. Frecuentemente se veía en estas sociedades como el padre, por lo general el de más edad, era el que llevaba a cabo las decisiones de forma patriarcal. El padre es el que tomaba las decisiones de cuánto tiempo se podía estar en un lugar y qué lugar sería la mejor opción para quedarse. Era él que tenía los conocimientos por la experiencia de los años vividos.

Los nómadas más conocidos de la historia

Durante mucho tiempo la humanidad vivió como nómada, todos los pueblos que existían viajaban constantemente para poder conseguir el alimento y todo el sustento necesario para poder sobrevivir. Entre los nómadas más conocidos se pueden recalcar el pueblo Mongol, Beduino, Kochi y Yoruk situados alrededor del continente asiático. En Europa tenemos los esquimales en Groenlandia, gran cantidad de pueblos Gitanos y los Sarakatsani. En África los Pigmeos y los Joisán. Las poblaciones amazónicas de Sudamérica y Chichimecas en Centroamérica.

Mongoles

Por otra parte, vivir como nómada no era una tarea fácil, porque al no tener una fuente estable de alimentos, no conocían qué tanta comida se podía encontrar en el lugar al que emigraban. Tenían que caminar gran cantidad de kilómetros para encontrar un lugar donde haya buen sustento. Además, los cambios climáticos resultaban un gran problema para ellos, ya que al estar en constante movimiento nunca estaban realmente preparados para estos cambios. También, estar en constante movimiento podía afectar incluso la salud de los individuos, ya que de manera sorpresiva podrían sufrir una insolación o hipotermia.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Los nómadas y los sedentarios

Los pueblos nómadas y los pueblos sedentarios tienen unas diferencias bastante marcadas entre las que se pueden mencionar las siguientes:

  • Los nómadas no tienen un territorio definido, ya que se mueven de un sitio a otro; mientras que los sedentarios permanecen en el mismo espacio geográfico.
  • Los nómadas no eran muy buenos con la agricultura, mientras que los sedentarios sí.
  • Los nómadas estaban organizados tanto en religión como política y administración mientras que los sedentarios tenian un líder absoluto.
  • La alimentación de los nómadas dependía de la recolección de frutas, semillas, algunas verduras y los animales que cazaban, mientras que los sedentarios contaban con la agricultura y la ganadería.
  • Los nómadas vestían con pieles de los animales que cazaban y los sedentarios utilizaban ropa hecha de algodón, lino, lana, entre otros tejidos más elaborados.
  • Los nómadas no conocían la escritura, mientras que los sedentarios dejaron algunas pruebas escritas.
  • Los materiales de las viviendas nómadas eran bastante vulnerables mientras que las viviendas de los sedentarios eran más estables hechas de bloque y concreto.
Sedentarios

Si se analizan estas características con un poco de detenimiento podría afirmarse que los pueblos nómadas estaban un poco más atrasados que los pueblos sedentarios y esto se debía a que no eran estables en ningún sentido, por lo que se les dificultaba un poco más la modernización de sus costumbres, herramientas, viviendas, vestimentas, entre otras cosas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *