Manuel Belgrano

Manuel Belgrano fue un político, abogado y militar de la ciudad de Buenos Aires que se destacó en las jornadas de Mayo y en la guerra de independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata. Se le atribuye la creación de lo que luego sería la bandera nacional de Argentina y hoy en día es considerado uno de los próceres máximos en dicho país. ¡A continuación, les brindaremos una breve biografía de este personaje histórico!

Primeros Años y formación ⁽¹⁾

Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano nació el 3 de Junio de 1770 en la ciudad de Buenos Aires, en ese entonces perteneciente al Virreinato del Perú, y  fue el cuarto de dieciséis hermanos. Su padre fue don Domingo Belgrano Peri, un próspero comerciante genovés radicado en Buenos Aires, y su madre doña María Josefa González Casero, descendiente del conquistador español Domingo Martínez Irala.

Manuel Belgrano estudió primeramente en la “Escuela de Dios de Santo Domingo”, luego fue alumno del Colegio San Carlos. Allí tuvo una formación en filosofía, latín, literatura, lógica y física. A pesar de su completa formación, a los 15 años sus padres lo envían a España para que finalice sus estudios. Belgrano estudió en la Universidad de Salamanca (la universidad más antigua de España y la tercera de Europa). Hacia el año 1789 se gradúa de bachiller en leyes en Valladolid y de abogado en 1793. Es en aquella estadía europea en donde Belgrano pudo seguir de cerca los acontecimientos de la Revolución Francesa de 1789 y sus ideales.   

Retorno a Buenos Aires ⁽²⁾

En 1794 Manuel Belgrano regresa a Buenos Aires para ejercer el puesto de Secretario Perpetuo del Consulado de Comercio. Desde ese cargo pudo poner en prácticas principios del liberalismo para mejorar la situación económica, estructural y social de la colonia. Durante su gestión se propuso una fuerte fomentación de la agricultura, construcción de nuevos caminos para la comunicación con el Interior y un mejoramiento para el intercambio comercial entre las distintas regiones del virreinato. Belgrano impulsó las primeras obras para la construcción del Muelle de Buenos Aires, a su vez, siempre mostró su interés en la fomentación de la educación para los habitantes de la ciudad y la campaña:

“Uno de los principales medios que se deben adoptar a este fin son las escuelas gratuitas, a donde puedan los infelices mandar sus hijos, sin tener que pagar cosa alguna por su instrucción: allí se les podrán dictar buenas máximas, e inspirarles amor al trabajo, pues en un pueblo donde reine la ociosidad, decae el comercio y toma su lugar la miseria…”

Memoria Consular que leyó el Licenciado Don Manuel Belgrano, abogado de los Reales Consejos y Secretario por su Majestad del Real Consulado de esta capital, en la sesión que celebró el 15 de julio del presente año de 1796

Manuel Belgrano sirvió a la defensa de Buenos Aires ante las invasiones inglesas, fue capitán de las milicias urbanas y, además, ayudante de Santiago Liniers. Luego integró el Regimiento de Patricios consiguiendo el rango de Sargento Mayor pero terminó renunciando al cargo.

Las jornadas de Mayo y la guerra independentista ⁽³⁾

Desde el momento que se supo sobre las Abdicaciones de Bayona, Belgrano bregó por una mayor libertad para la colonia y participó en diversas maniobras políticas para lograrlo. En un primer momento, integró el partido carlotista, sin embargo, esta postura no tuvo el éxito necesario y finalmente fue uno de los dirigentes del movimiento de Mayo de 1810. Se desempeñó como vocal en la famosa Primera Junta. Tiempo más tarde, abandonó su papel burocrático en la Junta de gobierno y fue general del ejército del Paraguay, el cual tenía el papel de expandir la revolución en aquellas tierras. Sin embargo, la expedición no tuvo éxito y el camino independentista de Paraguay seguirá otros rumbos distintos al de las Provincias Unidas del Río de la Plata.

“La Junta puso las miras en mí, para mandarme con la expedición auxiliadora, como representante y general en jefe de ella; admití, por que no se creyese que repugnaba los riesgos, que sólo quería disfrutar de la capital, y también porque entreveía una semilla de desunión entre los vocales mismos, que yo no podía atajar, y deseaba hallarme en un servicio activo, sin embargo de que mis conocimientos militares eran muy cortos, pues también me había persuadido que el partido de la revolución sería grande, muy en ello, de que los americanos, al sólo oír libertad, aspirarían a conseguirla…”

Autobiografía. Manuel Belgrano. Segunda Parte. Extraído Manuelbelgrano

Al mando del Ejército del Norte

En 1812 Belgrano asumió la jefatura del Ejército del Norte, en donde crea e iza por primera vez la Bandera azul y blanca (colores de la dinastía de la Casa de Borbón) que más tarde sería la bandera argentina. Al mando de sus tropas obtuvo victorias importantes y logró retener la avanzada desde el Norte de las fuerzas realistas gracias a las victorias en las batallas de Tucumán (1812) y Salta (1813). Sin embargo, cuando intentaron las fuerzas revolucionarias recuperar los recursos del Alto Perú (región más rica económicamente y con mayor cantidad de fuerzas realistas para su defensa), sufrió las duras derrotas de Vilcapugio y Ayohuma. Debido a ello, Belgrano tuvo que dejar el mando del Ejército del Norte a San Martín.

“La Batalla de Tucumán”, pintura de Francisco Fortuny. Extraído de Historia-biografía.

Diplomacia y Congreso de Tucumán

Belgrano fue enviado a Europa con el fin de conseguir el reconocimiento de la independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata, sin embargo no tuvo éxito en la misión. Durante el Congreso de Tucuman de 1816, presentó su postura de establecer para las provincias una forma de gobierno monárquica bajo descendencia incaica (con el fin de ganar apoyo por parte de los sectores del Alto Perú y del virreinato del Perú) pero los congresistas optaron finalmente por un Directorio.

Últimos años y muerte

Belgrano fue puesto nuevamente al mando del Ejército del Norte pero sus tareas no fueron volcadas totalmente hacia acciones independentistas, ya que tuvo que intervenir ante conflictos internos entre centralistas y federalistas. Cuando Rondeau solicitó al Ejército del Norte que se enfocara en aplastar las rebeliones provinciales, que se oponían al gobierno directorial, Belgrano sufrió problemas de salud que lo llevaron a pedir una licencia por enfermedad. Los problemas de salud fueron empeorando de tal modo que debieron trasladarlo hacia Buenos Aires. Allí, sumido en una pobreza extrema, Belgrano falleció de hidropesía el 20 de Junio de 1820.

Manuel Belgrano enarbolando por primera vez la Bandera Azul y Blanca.Óleo sobre tela. Autor : Rafael del Villar. Año 1947. Extraído de Wikipedia.

Bibliografía

¹-Belgrano, Manuel. Autobiografía. 1814

-Manuel Belgrano : Con guías didácticas para docentes y alumnos de niveles inicial, primario y
secundario . – 1a ed. – Ciudad Autónoma de Buenos Aires : Instituto Nacional Belgraniano, 2013.

-Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E. (2004). Biografía de Manuel Belgrano. En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea. Barcelona (España). Recuperado de https://www.biografiasyvidas.com/biografia/b/belgrano.htm el 21 de abril de 2021.

² -Belgrano, Manuel. Autobiografía. 1814.

– Ternavasio, Marcela. Gobernar la Revolución. Poderes en disputa en el Río de la Plata, 1810-1816. Buenos Aires, Siglo XXI, 2007.

-Ternavasio, M., Historia de la Argentina, 1806-1852. Buenos Aires, Siglo XXI, 2009.

³–Halperin Donghi, Tulio. Revolución y Guerra, Buenos Aires, Siglo XXI. 1994.

 

 

  • ¿Te ha resultado útil este artículo?
  • SiNo