Ignacio Allende (1769 – 1811)

En 1802 Ignacio Allende se incorporó al ejército de Nueva España, donde logró ganar méritos y ascender bajo las órdenes del general Félix María Calleja. A pesar de los ideales con los que fue instruido en el ejército realista, terminó poniéndose en contra de la perpetuación de la corona española.

En el año 1809 participó en una campaña secreta a favor de la independencia, la cual tuvo lugar en la ciudad de Valladolid, actual Morelia. Posteriormente, fue invitado a formar parte de una conspiración organizada en la ciudad de Querétaro por José Miguel Domínguez y su esposa Josefa Ortiz de Domínguez. Fue allí donde conoció al sacerdote Miguel Hidalgo y Costilla y al capitán Juan Aldama con quienes participaría en distintas batallas.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Aunque murió a causa de una traición, desde que empezó a apoyar el movimiento independentista mexicano, nunca abandonó las líneas de batalla rebeldes. Sin embargo, no tuvo la oportunidad de ver a Nueva España como país independiente de los españoles.

Nacimiento de Ignacio Allende

El 21 de enero de 1769, Ignacio Allende nace en la ciudad de San Miguel el Grande, ciudad que se ubica en el estado de Guanajuato y que actualmente se le conoce por el nombre de  “San Miguel de Allende” para rendirle honor.  Sus padres fueron Domingo Narciso de Allende y María Ana de Unzaga, quienes eran dos españoles que se radicaron en la colonia de Nueva España.

¿Quién fue Ignacio Allende?

Ignacio Allende fue un militar que perteneció al ejército realista en la Nueva España, donde ejerció como capitán. Sin embargo, al no apoyar los intereses de la corona española, empezó a simpatizar con la idea de llevar a México a la independencia del imperio español. Estos ideales que se aferraron en su mente y corazón lo convirtieron en uno de los líderes que participaron en la iniciación del movimiento independentista de México.

En 1806 cuando ya había alcanzado el nombramiento como capitán del ejército realista, comenzó a mostrar empatía por la independencia de México. Ese mismo año en su ciudad natal, junto a un regimiento de caballería que estaba bajo su mando, se unió definitivamente a la conspiración en Valladolid.

Con el fin de involucrarse en los distintos movimientos del ejército insurgente, participó en distintas juntas clandestinas organizadas por los corregidores de Querétaro, quienes deseaban iniciar una rebelión organizada. Luchó en distintas batallas al lado de Miguel Hidalgo y Costilla en la etapa primaria de la guerra independentista y posteriormente llegó a ser relevo de Hidalgo en el liderazgo del ejército insurgente en vista de las numerosas derrotas que estos habían enfrentado ante el ejército realista.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

En el año 1810, durante el día 22 de septiembre, en la población de Celaya, el ilustre Miguel Hidalgo recibió la condecoración militar como Capitán General del ejército rebelde e Ignacio Allende, por su parte, recibió el título de teniente General. En el caso de Ignacio Allende, fue conocido por su ética de caballerosidad al mando. Fue partidario de tratar a la población civil con respeto y de no castigar con la muerte a sus presos de guerra, así como actuar con orden en cada una de las campañas militares. Luego del fracaso de Hidalgo frente al ejército insurgente, Allende asumió las riendas. Con el fin de fortalecer su bando, pretendía marchar al norte para conseguir tropas, armas y dinero. Pero fue traicionado y capturado para posteriormente ser ejecutado.

Óleo de Ignacio Allende por Ramón Pérez, 1865. | Fuente Wikipedia

Participaciones de Ignacio Allende en la historia

Ignacio Allende participó activamente en distintas batallas que se desarrollaron en distintas zonas de Nueva España, con el único fin de contribuir con la independencia de México. Entre las participaciones que tuvo podemos destacar:

  • Toma de la Alhóndiga de Granaditas: Esta batalla tuvo lugar el 28 de septiembre de 1810, la cual tuvo lugar en la ciudad de Guanajuato. En esta batalla el ejército insurgente atacaron al ejército realista, quienes resguardaban a la población que se resguardaba en el granero de Alhóndiga de Granaditas. Una vez dominadas las fuerzas realistas, los rebeldes mataron a los civiles que se resguardaban.
  • Batalla del Monte de las Cruces: Fue un enfrentamiento entre el ejército insurgente y el ejército realista. El mismo tuvo lugar el 30 de octubre de 1810 en el valle de la cruces en el estado de México. Esta batalla la ganó el ejército insurgente.
  • Batalla de Aculco: Fue un enfrentamiento que tuvo lugar el 7 de noviembre de 1810 en una loma cercana al poblado de Aculco, en el estado de México. Esta batalla la ganaron los realistas.
  • Toma de Valladolid: Tuvo lugar el 17 de octubre de 1810. La victoria fue para el ejército insurgente.
  • Batalla de Guanajuato: Ocurrió el 26 de noviembre de 1810 en la ciudad de
    Una de las dos insignias gemelas de Ignacio Allende, la del águila mexicana, capturada por Felix María Careja del Rey, durante la Batalla de Puente de Calderón, en la Guerra de Independencia. | Fuente Wikipedia

    Guanajuato. El ejército comandado por Allende perdió la guerra frente a los realistas, quienes al entrar en la ciudad ejecutaron a los rebeldes capturados mientras el resto logró escapar.

  • Batalla del Puente de Calderón: Esta batalla tuvo lugar el 17 de enero de 1811. En el enfrentamiento resultaron victoriosas las fuerzas realistas sobre el ejército insurgente. Esta guerra se desarrolló por la posesión del puente Calderón, ubicado en el municipio Zapotlanejo. A pesar de la mayoría numérica del ejército rebelde dirigido por Hidalgo, Allende, Aldama y Abasolo, no pudieron vencer al ejército realista, el cual era dirigido por el general Félix María Calleja. Este fue el último episodio de guerra perteneciente a la primera etapa de la independencia mexicana.

Fallecimiento de Ignacio Allende

Ignacio Allende murió fusilado el 26 de junio de 1811 a la edad de 42 años en la ciudad de Chihuahua. La muerte le sobrevino a causa de una traición recibida en manos de Ignacio Elizondo en la localidad de Acatita de Baján, ubicada en el actual estado de Coahuila. Luego de traicionarlo, Ignacio Elizondo lo apresó y lo condujo a la ciudad de Chihuahua. Allí fue juzgado por rebeldía e insubordinación, acusación por la que se le halló culpable y fue sentenciado a fusilamiento. Posteriormente, sería decapitado con el fin de que su cabeza fuese exhibida en la ciudad de Guanajuato a las afueras de la Alhóndiga de Granaditas, acción que quedó como una firme advertencia a los rebeldes y anunciaba un juicio severo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *