Humanismo

En épocas anteriores no se le daba tanto crédito a los seres humanos como lo tienen en nuestros días, hace muchos años atrás no se le daba tanta importancia a los valores y mucho menos a los sentimientos de los seres humanos. Prácticamente todos eran tratados como una especie de máquinas y solo tomaban como importantes a los eruditos o a quien tuviera algún cargo importante en el gobierno.

Esto quiere decir que en ese tiempo probablemente ni se pensaba en los derechos humanos ¿Te imaginas vivir de esa forma aún en nuestros días? Por suerte un grupo de personas pensó en esto y así se comenzó a ver el humanismo. En el siguiente texto se explicará mejor de lo que se trataba este movimiento renacentista.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

¿Qué es el humanismo?

El humanismo, también conocido como humanismo renacentista, fue una corriente filosófica, intelectual y cultural proveniente de Europa y tiene una relación estrecha con el Renacimiento en Italia en el siglo XV sobre todo en Roma, Florencia y Venecia. Sus precursores fueron Dante Alighieri, Giovanni Boccaccio y Francesco Petrarca. Buscó sus modelos en la Antigüedad Clásica y retomó el humanismo antiguo greco-romano.

Su hegemonía se mantuvo por gran parte de Europa hasta finales del siglo XVI. Desde ese momento se comenzó a transformar y se diversificó gracias a los cambios espirituales que provocó el desarrollo ideológico y social como lo fueron la Reforma Protestante y la Contrarreforma católica, y tiempo después también influyó la Ilustración y la Revolución francesa.

Características del humanismo

Los rasgos del humanismo renacentista son los siguientes:

  • Interés por recuperar la cultura de la Antigüedad clásica y estudios filosóficos de la lengua.
  • Las creaciones artísticas se basaban en imitar a los maestros de la civilización grecolatina.
  • Se consideraba que el hombre tenía una gran importancia, además de que su inteligencia le daba gran valor a la fe que lo une con su Creador.
  • Los valores superan a los de la antigüedad clásica por lo que se restauró la fe en el hombre contemporáneo.
  • Se aprecia la fama como una virtud clásica, el conocimiento de lo sensorial y el esfuerzo de la auto-superación.
  • El pensamiento humano adquirió un alto valor.
  • Respecto al arte de la capacidad analítica e intelectual también adquiere gran valor
  • Las biografías de Plutarco se volvieron moda y se propusieron como modelos.
  • Los valores paganos como el deseo de gloria, fama, poder y prestigio se ven legítimos. Se plantea que el pecado minimiza al hombre comparándolo con Dios y eso degrada la libertad y los valores según la escolástica y la moral cristiana.
  • El comercio ya no se considera pecado y el Calvinismo afirma que el éxito económico es una señal de que Dios bendijo la tierra trabajada.
  • Reconocen la necesidad de separación de la moral y la política, tiene que haber una autoridad eterna y una temporal.
  • La forma de hablar debía ser clara y sencilla, sin ser recargada o conceptuosa.
  • La realidad se pinta de una forma platónica, es decir que se pinta mejor de lo que realmente es.
  • El arte humanista se inspira en lo popular y lo transforma en algo idealizado y estilizado.
  • El optimismo se pone por encima del pesimismo y milenarismo que existía en la época medieval. Se maneja la idea de que vale la pena luchar por la gloria y la fama en el mundo y la fe que se le tenía a Dios ahora se le tiene al hombre.
  • Se retomó la lectura de los textos originales para obtener los conocimientos y no solo a través de las opiniones de los Santos padres y la Religión católica.
  • Se impone la lógica aristotélica encima del argumento de autoridad medieval.
  • Se muestra alabanza y respeto por la mujer, en el arte medieval el cuerpo de la mujer representaba a Eva y el pecado, mientras que para los humanistas representaba la vida, el amor y la belleza.
  • La espiritualidad se presenta de una forma más humana, más interna, libre y directa sin buscar el goce en lo material.
  • Los valores humanos eran reconocidos y esto acabó con la inquisición y el poderío que tenía la iglesia.
Los humanistas dejan de ver al hombre desde la perspectiva teológica

En sus inicios el movimiento humanista fue regenerador, aunque sus principios se encuentran bosquejados mucho tiempo atrás, como por ejemplo en las obras de Isócrates que planteó una labor de regeneración bastante parecida en el año IV a.C.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Muchos años después se encuentra íntimamente ligado al Renacimiento y se vio beneficiado por la diáspora perteneciente a los maestros bizantinos del griego que se encargaron de difundir la enseñanza de esa lengua, la cual era bastante rara hasta ese momento. Luego de la caída de Constantinopla en 1453, el nacimiento de la imprenta y el descenso de los costos de los libros facilitaron la difusión de este movimiento fuera de la iglesia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *