Historia de la Biblia

¿Sabías que la biblia es el libro más vendido en el mundo? Para muchos es más que un simple texto, es una colección de escritos antiguos que compila la información recabada por los autores desde el año 900 a.C hasta el año 100 d.C aproximadamente. Son las escrituras de mayor importancia para el cristianismo y el judaísmo, ya que se consideran palabra de Dios.

A continuación, descubre la historia de este libro tan particular y por lo que ha pasado para conservarse hasta la actualidad.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Estructura de la Biblia: Antiguo y Nuevo testamento

La biblia actual está compuesta por 66 libros, de los cuales 39 pertenecen al Antiguo Testamento y 27 a lo que se conoce como Nuevo Testamento. Se estima que esta obra duró unos 1600 años para completarse y fue escrita por unos 40 hombres. Sin embargo, cada parte cuenta con características específicas que se pueden resumir de la siguiente manera:

Antiguo Testamento

En lo que respecta al Antiguo Testamento, su uso se remonta a la utilización de la Septuaginta griega, una traducción de los textos hebreos y arameos de mayor antigüedad. Entre estos se hallaban el libro de los jueces, de Oseas y el famoso pentateuco o Torá. Estos últimos en orden son: Génesis, Éxodo, Levítico, Número y Deuteronomio, todos escritos por Moisés, aunque en esta afirmación todavía existen cuestionamientos.

Esta traducción fue realizada por orden de Ptolomeo II Filadelfo, un monarca egipcio en el siglo III a.C y culminada en el año II d.C. Se estima que los expertos encargados de traducir del hebreo arameo al griego fueron un total de 70, aunque algunos afirman que fueron 72, de allí que se le llame la versión de los 70. En este trabajo, se organizó la estructura del Antiguo Testamento en libros Históricos, Poéticos y proféticos.

El propósito de esta obra pudo haber sido para uso religioso de los judíos de habla griega o para proveer la biblioteca de la famosa Alejandría. Indistintamente, el contenido de estos pasajes se sintetiza de la siguiente forma:

  • La creación del mundo, el diluvio universal, la torre de Babel y el surgimiento de las tribus de Israel. Además, se habla de la esclavitud en Egipto y de la liberación de esta bajo el liderazgo de Moisés.
  • Se exponen las leyes y modos de tratar los problemas según las indicaciones del propio Dios. También, narra la conquista de la tierra prometida y la forma en cómo el pueblo de Dios ganó batallas con intervención divina.
  • Asimismo, se expone la forma en como el pueblo de Israel llega a asentarse y estar bajo al mando de reyes elegidos por el mismo Dios.
  • Los libros considerados poéticos narran la vida de Job y los pensamientos de Salomón, donde se señala el modo correcto de adquirir sabiduría. Entre ellos se encuentran los Salmos, Proverbios y Eclesiastés.
  • Por último, se encuentran los libros proféticos. En ellos se pronostica la caída de Nínive, el fin del Imperio Asirio, la reconstrucción del templo, entre otros sucesos.

Por otra parte, se encuentran un grupo de escritores judíos llamados los Masoretas. Estos usaron los escritos en hebreos y arameos con notas al margen que ayudaban a ubicar la frase en otra parte de la biblia. De esta manera, se daba una mayor interpretación de los escritos y se ampliaba el ámbito de análisis, lo que permitía entender y reconocer la relación de algunos sucesos.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Nuevo testamento

El nuevo testamento es la segunda parte de la biblia que narra la vida de Cristo y el establecimiento de la religión cristiana. Está compuesto por 27 libros, cuyos autores fueron testigos oculares del ministerio, vida, muerte y resurrección de Jesús. Se estima que esta obra se completó hacia el 170 de esta era. Sin embargo, su aprobación como escritura canónica se consagró hacia el 370 en el tercer concilio de Cartago.

El canon bíblico

Se define como canon bíblico a la tradición religiosa que considera un libro divinamente inspirado, lo que lo distingue de otros que son considerados apócrifos. Durante muchos años los únicos libros considerados canon bíblico, del antiguo testamento, fueron los pertenecientes al pentateuco o la Torá. Para el siglo I, todos los libros que tuvieran una copia que datara antes del 300 a.C, que se encontraran en hebreo o arameo y que contuvieran un mensaje divino, eran considerados canónicos.

Por su parte, el nuevo testamento en todo momento fue aprobado por los concilios como canónicos. De allí, que desde el año 397 se cuente con la biblia completa, tanto con el antiguo como con el nuevo testamento.

Preservación de la biblia

A pesar de ser considerado un libro sagrado, la biblia ha pasado por diversos acontecimientos que han requerido de esfuerzos para preservarla en el tiempo. Inicialmente, los escritos eran copiados minuciosamente a mano, lo que ha dejado lugar para las dudas.

Sin embargo, un ejemplo de su integridad son los rollos del mar muerto, específicamente las copias del libro de Isaías, escritos y copiados durante el siglo II a.C. Estos fueron descubiertos en el año 1947 de la era actual y su comparación demuestra la exactitud de la redacción de la biblia por parte de los escribas.

Reproducción fotográfica del Gran Rollo de Isaías, el mejor preservado de los rollos bíblicos encontrados en Qumrán.

Por otra parte, la biblia, además de ser cuestionada por su integridad, se enfrentó a sucesos que se pueden resumir de la siguiente manera:

Traducción al latín

Una vez aprobada como escritura canónica, se ordenó que la biblia fuera traducida al latín. Esta obra se le encomendó a Eusebio Hierónimo, mejor conocido como San Jerónimo. A esta versión se le conoce como la Vulgata o biblia para el pueblo. Fue publicada en el siglo IV de la era actual y no fue objeto de disputa durante un largo período de tiempo.

Traducción de Martín Lutero

No fue hasta el siglo XVI que los escritos de la biblia cobran significado a través de los movimientos de un joven monje llamado Martín Lutero. Al leer la biblia se dio cuenta de las inconsistencias de la iglesia católica en sus acciones y en el modo de seguir como seguidores de Cristo. Este estudio lo llevó a publicar tesis que buscarían la reforma de la iglesia.

Estos movimientos llevaron a la revisión de los textos por parte del Vaticano y la rectificación en el concilio de Trento en el año 1546. De igual manera, con ayuda de sus compañeros y la invención de la imprenta, Lutero tradujo la biblia al alemán. Esto lo hizo con el fin de acercar el contenido a personas de todas las clases y desmitificar estas escrituras.

Rápidamente la biblia fue traducida a múltiples idiomas, por lo que en la actualidad cuenta con diferentes versiones. Sin embargo, han quedado de lado algunos escritos considerados apócrifos. Cada versión se ha estudiado y preparado de manera detallada para conservar el mensaje original. También, gran parte de sus escritos han sido comprobados por la arqueología, confirmando datos y personajes de la historia del mundo.

En resumen, la historia de la biblia deja mucho que desear sobre el contenido inmerso y la importancia que reviste. Es una obra que ha necesitado de gran esfuerzo para ser preservada por cada traductor y es el libro más vendido del mundo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *