Guerra de Castas (1847)

Un pueblo puede ser llevado al extremo de tener que escoger entre desaparecer o luchar por sus libertades y derechos, tal es el caso de los indígenas mayas de la península de Yucatán en México, quizás por eso algunos cuestionan el nombre de esta guerra llamada Guerra de Castas. Aunque pareciera el enfrentamiento de los mayas contra los blancos criollos mexicanos, realmente para muchos no fue otra cosa sino el levantamiento desesperado de estos indígenas, cansados de siglos de abusos y maltratos, tratados como extranjeros en su propia tierra.

¿Cuándo ocurrió esto y quiénes desempeñaron papeles protagónicos en esta guerra? ¿Qué consecuencias trajo? ¿Quién fue finalmente el vencedor y qué lecciones deja esta guerra? Obtén las respuestas leyendo el resto de este artículo.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

¿Cuándo y dónde tuvo lugar la Guerra de Castas?

La llamada Guerra de Castas, que más bien pudiera llamarse la guerra de liberación de los mayas desde el punto de vista de éste resumen, se inicia el 30 de julio de 1847 con el ataque del caudillo maya Cecilio Chi a la población de Tepich y proclamando muerte a toda la población blanca del poblado, esta guerra duró unos 54 años. El lugar de la guerra fue la península de Yucatán, que para aquellos tiempos estaba separada de México y se consideraba una república independiente.

¿Quiénes participaron en la Guerra de Castas?

El nombre de guerra de castas quizás viene dado porque, por un lado estaban los indígenas mayas, la casta o clase subyugada desde la colonia, sin derechos ni igualdad ciudadana, aun siendo ellos la mayoría de la población de Yucatán; y por el otro lado la otra casta o clase, los criollos blancos, descendientes de españoles, nacidos en México, que ostentaban el poder y dominio total, hasta la esclavitud de los mayas, y también estaban los mestizos mexicanos o clase media y baja.

Por parte de los mayas, sobresalen los caudillos o caciques Manuel Antonio Ay quien fue apresado y ejecutado justo pocos días antes del inicio de la guerra, sirviendo esta ejecución como detonante del alzamiento, también el cacique Cecilio Chi y el cacique Jacinto Pat.

Causas de la Guerra de Castas

Las causas de la guerra se concentran en la grave condición en que se encontraban los indígenas mayas, quienes desde la conquista de su pueblo por los españoles, jamás fueron vindicados, ni siquiera cuando México obtuvo su independencia; ellos siguieron siendo el último escalón de las clases sociales.

Los hacendados y terratenientes eran dueños no solo de sus vidas, sino de sus descendientes, pues la creciente e impagable deuda a causa del sistema de pago y suministro de los artículos esenciales, era heredada por sus hijos y nietos, hasta podían ser vendidos con todas sus familias por sus amos para pagar esas deudas. De modo que solo era cuestión de tiempo para que este pueblo reclamara sus derechos humanos y peleara a muerte por ellos.

Resumen de la Guerra de Castas

La guerra de castas inicia con una oportunidad presentada a mediados de la década de 1840 cuando el gobierno central de México en poder de Santa Anna, lleva tropas para someter a los yucatecos, quienes buscan independizarse como república de Yucatán. El gobierno local había usado a los mayas para defenderse, proveyéndoles armas, y las batallas libradas les dieron la experiencia, el tercer ingrediente fue su mayoría poblacional en Yucatán.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

La guerra inició en julio de 1847, los caciques Cecilio Chi y Jacinto Pat lograron reunir una fuerza bastante importante, armados y dispuestos a la guerra. El gobierno de Yucatán actuó con furia sacrificando a una gran cantidad de caciques mayas de manera indiscriminada, esto a su vez generó una respuesta igual de cruel, los indígenas rebeldes comenzaron a tomar población tras población del sur y oriente de la península y exterminar a todos los blancos e incendiar todo.

Áreas bajo el dominio de los mayas rebeldes o cruzoob de Chan Santa Cruz, aproximadamente en 1870.

En poco tiempo los alzados mayas tenían casi bajo su control a Yucatán, se firmaron algunos tratados reivindicativos, la guerra continuó y finalmente el gobernador Miguel Barbachano, buscó y consiguió el apoyo del gobierno federal de México a cambio de volver a integrar Yucatán a la federación mexicana. La guerra termina formalmente en 1901 cuando tropas federales mexicanas toman la población de Chan Santa Cruz y la ciudad de Bacalar, el último reducto de los sublevados.

Consecuencias de la Guerra de Castas

Toda guerra tiene consecuencias, y siempre dentro de las consecuencias están las que sufren los inocentes o los que no estaban involucrados directamente en la guerra, los alzados mayas mataban a todo blanco de las poblaciones que tomaban, y el gobierno de Yucatán lo primero que hizo fue capturar y matar a una gran cantidad de caciques y caudillos mayas, en pueblo tras pueblo.

Otra consecuencia surge debido a que los insurgentes llegaron a acorralar al gobierno interino de Yucatán, para ese tiempo en manos de Santiago Méndez, y luego pasó a manos de Miguel Barbachano, los cuales no tuvieron opción sino pedir ayuda al gobierno de México, quien les dio armas, militares y dinero. Finalmente, Yucatán vuelve a ser un estado de México.

La última consecuencia fue que obviamente la población maya obtendría reivindicaciones, derechos, aunque no inmediatamente, pero finalmente se haría justicia a este sufrido pueblo indígena, que tuvo que pelear durante más de 50 años una dura guerra de sublevación.

Vencedor de la Guerra de Castas

En 1848 se trató de negociar entre las partes, pero infructuosamente; en 1850 nuevamente hubo otra fallida negociación, luego vino un período donde progresivamente cada caudillo de los mayas murió o fue asesinado dentro de su mismo pueblo, tal fue el caso de Jacinto Pat, de Cecilio Chi y otros de sus líderes como Venancio Pec y Román Pec.

Finalmente, el 22 de enero de 1901, las fuerzas del gobierno federal de México tomaron el último reducto en poder de los mayas a saber la ciudad de Bacalar en Yucatán, en este caso según registros, no hubo batalla, los indígenas se internaron en zonas aledañas abandonando este bastión. Se les concede indulto y así obtiene la victoria el gobierno mexicano. Ahora, a los mayas no se les ve como seres inferiores, sino con igualdad, con derecho a vivir donde quieran, según sus costumbres, según sus propios logros y con el respeto de todos los otros ciudadanos.

Nota sobre la Imagen Destacada del presente artículo

Imagen provista por el Instituo Nacional de Antropología e Historia de México. Se representa a los indígenas con ropa de manta, sombreros de paja y machetes, y a los soldados con botas altas, uniformes bicolores y rifles con bayoneta. Es parte de un grupo de acuarelas de autores anónimos, coincidentes en la manera de plasmar las luchas, vistas desde lo alto de modo muy original. El ambiente y los edificios denotan un estilo popular con alguna influencia del arte ingenuo europeo.

5 comentarios en “Guerra de Castas (1847)”

    1. Roger, efectivamente en la peninsula no hay grandes montañas, pero si hay una pequeña cordillera de cerros o pequeñas elevaciones algunas no tan pequeñas si vas a la zona de jose maria morelos podrás darte cuenta de eso y atraviesan parte de yucatan, quintana roo y campeche

  1. Jesus Islas González

    Roger, sería de mucho interés saber el papel que tuvo el porfiriato en la guerra de castas, si es verdad que Porfirio Diaz acabó con este conflicto a sangre y fuego. Si nos puedes ilustrar al respecto te lo agradeceríamos

  2. en esos años era la peninsula, quitana roo no era estado, per seria bueno que cuando mencionan Bacalar Yucatan. pusieran entre paréntesis ( ahora Quintana Roo)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *