Faraón

A lo largo de toda la historia, han surgido muchas figuras importantes que han dejado su  huella en el tiempo. Sin embargo, no han despertado tanto interés y pasión como el faraón de Egipto.

Esta importante figura logró concentrar una mezcla de magia, mística y poder que la convirtió en un fenómeno que es merecedor de estudio.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

¿Qué es un Faraón?

Era el título dado a los reyes de Egipto, el cual deriva de una palabra egipcia que significa gran casa y es un nombre cuyo origen es hebreo. En los documentos más antiguos de Egipto, al parecer la palabra designaba el palacio real y con el transcurso del tiempo llegó a aplicar al rey o cabeza del gobierno. Para los egipcios el Faraón reinante era un dios, el hijo del dios Ra.

Se creía que era la encarnación del dios Horus (con cabeza de halcón), sucesor de Osiris. Por ser considerado un dios, los egipcios se postraban a su paso y no podían mirarlo a la cara ni tocarlo. Además, pensaban que el faraón tenía poderes mágicos.

Características de un Faraón

Es muy fácil identificar a un faraón por su apariencia llamativa. Sin embargo, esto no es lo único que caracterizaba a un faraón. Entre otras cosas están:

  • Ostentaba numerosos símbolos de poder.
  • Vestía atuendos llamativos que reflejaban su poder y se delineaba los ojos.
  • Tenía el poder absoluto.
  • Era considerado un dios.
  • Era el dueño de la mayor parte de las tierras.
  • Era la ley y la justicia.
  • Vivía rodeado de riquezas, en un gran palacio y con una gran cantidad de esclavos y sirvientes.
  • Era el jefe supremo del ejército.

Símbolos de poder de un Faraón

Cada símbolo usado por el faraón tenía una función específica y resaltaba el gran poder que este poseía. Entre los símbolos usados por un faraón estaban:

PUBLICIDAD DE GOOGLE

  • Coronas: En la parte delantera de su corona estaba la imagen del sagrado ureus, o cobra, que, según se creía, escupía fuego y destrucción a sus enemigos. Existían diversos tipos de corona y cada una tenía un significado. Entre las más conocidas están:
  • Corona Blanca o Hedjet simbolizaba al Alto Egipto.
  • Corona Roja o Desheret simbolizaba el Bajo Egipto.
  • Corona Doble o Sejemty simbolizaba la unificación de Egipto.
  • Corona Emplumada o Shuty era usada por las grandes esposas reales.
  • Corona Osiriaca o Atef era usada en ciertos rituales funerarios.
  • Corona Triple Atef o Hemrem se componía por 3 coronas Atef y se dice que poseía una función solar.
  • Cetros: Su función era recalcar la autoridad del faraón. Los cetros usados por un faraón eran:
  • El Nejej tenía forma de mayal o flagelo y era usado en ceremonias. Era asociado con mucha frecuencia al dios Osiris.
  • El Heka con forma de cayado era el eterno compañero del cetro Nejej. Al igual que un pastor dirige a su rebaño con un cayado, el faraón era el pastor de su pueblo y lo dirigía con el Heka. También era asociado con el dios Osiris y se le atribuían poderes mágicos.
  • La barba: Esta era postiza y la usaba solo cuando aparecía en público para identificarse con Osiris.

Vestimenta de un Faraón

La ropa que un faraón vestía era de lino y se destacaba porque prácticamente era transparente, lo que representaba su riqueza. En su cabeza llevaba puesto el menes, un tocado de tela de lino con rayas. Este cubría totalmente su cabeza y caía perpendicularmente detrás de las orejas. En su cintura se ataba una tela (shendyt) que se envolvía alrededor del cuerpo, de atrás hacia adelante, colocándose encima una túnica.

Tutankhamon aparece representado en una de las tapas de su sarcófago con el nemes, el uraeus (cobra y buitre, símbolos del dominio sobre el Alto y el Bajo Egipto), la barba postiza y empuñando el heka y el nekhakha (cayado y mayal, atributos de Osiris, que representan la condición de pastor y la fertilidad de la tierra) cruzados sobre su pecho

Además, ostentaba accesorios como collares, sortijas, aretes y otros. Aunque estos eran solo objetos decorativos, la intención era exaltar su figura y poder sobre el pueblo. También, solía usar un maquillaje llamado khol, el cual se aplicaba alrededor de los ojos.

Competencias de un Faraón

Era el gobernante máximo de Egipto y reinaba hasta su muerte, siendo su poder vitalicio y hereditario, pues tras su muerte el primogénito se convertía en el nuevo faraón. Todos los poderes estaban concentrados en el faraón. Aunque contaba con mucho poder y riquezas, también tenía numerosas responsabilidades. Era el jefe del gobierno, jefe del ejército y jefe religioso.

No se conoce ningún código de leyes egipcio ya que las leyes eran promulgadas por el faraón. Mantenía en unión las tierras de Egipto, por este motivo se le llamaba Señor de las dos tierras, que comprendían el Alto Egipto y Bajo Egipto. Siendo jefe del ejército estaba preparado como guerrero y era quien dirigía el ejército en las batallas.

Desde niño era capacitado en el manejo de las armas y practicaba en las cazas de leones el tiro con arco. Al ser jefe religioso, su deber era la construcción de templos para realizar ofrendas a los dioses. Solicitaba la ayuda de los dioses realizando numerosas ceremonias. En estas pedía, por ejemplo, que la crecida del Nilo los beneficiara e hiciera más fértiles sus tierras.

El faraón tenía a su disposición una gran cantidad de funcionarios y ministros para regir el país. Contaba con un visir, que era como un presidente del gobierno que estaba siempre a su lado. Los demás asistentes eran escribas, consejeros y monarcas. Se le adoraba como un dios viviente, se le identificaba con el dios Horus y tras su muerte con Osiris, alcanzando la inmortalidad.

Los dioses Osiris, Anubis, y Horus, en orden de izquierda a derecha.

Reina-Faraón

El Faraón debía convivir siempre al lado de su Gran Esposa Real. Esta era la reina y la transmisora de la dinastía real. Gozaba de mucho poder y era indispensable en el sistema, ya que ningún hombre podía llegar a ser faraón sin haber contraído antes matrimonio con una mujer de la realeza. No obstante, por debajo de esta, si el faraón quería podía tener muchas mujeres.

Durante el período del Antiguo Egipto, tras la muerte de sus esposos, algunas reinas tomaron el poder absoluto. El título que recibieron estas figuras destacadas que alcanzaron el poder, no era el de faraonas sino el de Reina-Faraón.

Hatshepsut, posiblemente la reina-faraón más conocida de la historia egipcia.

Faraones más destacados

Fueron muchos los faraones y reinas-faraones que gobernaron en el Antiguo Egipto, formando más de 30 dinastías. Su inicio fue alrededor del año 3000 a.C con la dinastía I hasta el año 30 a.C con la dinastía Ptolemeica. Sin embargo, no todos los faraones fueron tan relevantes y conocidos en la actualidad. Entre los más sobresalientes, están:

  • Narmer o Menes: Fue el primer faraón y el fundador de la dinastía I. Fundó Menfis y logró conquistar las tierras del Delta del Nilo. Además, construyó el templo de Ptah.
  • Keops: Segundo faraón de la dinastía IV que gobernó durante 23 años. Mandó construir la Gran pirámide de Guiza y años después de su muerte, llegó a ser venerado como un verdadero dios.
  • Tutankamón: Perteneció a la dinastía XVIII y fue el último faraón de linaje real, el cual logró el regreso a la normalidad religiosa y social del Antiguo Egipto.
  • Ramsés IIEs conocido como uno de los más destacados faraones. Reinó durante 66 años y fue un gran guerrero. Construyó grandes obras como los templos de Osireion, Ramesseum, Abidos, entre otros.
  • Cleopatra VIIFue la última reina del Antiguo Egipto. Comenzó su reinado cuando tenía 18 años y se le atribuye una extraordinaria belleza, aunque muchos escritos le atribuyen su encanto más bien a su personalidad.

 

1 comentario en “Faraón”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *