La existencia del ser humano ha estado permanentemente caracterizada por la búsqueda de su posición entre quienes los rodean. Los estamentos que existieron durante la Edad Media son prueba de ello.

El sistema de posicionamiento social que existía en esta época tan importante de la historia era una manera de categorizar la función y destino de cada persona que nacía, además determinaba los privilegios y derechos de lo que podía disfrutar. El estudio de este rasgo de la Edad Media nos permite definir cómo funcionaba el comportamiento humano en este período. Veamos más acerca de los Estamentos Medievales.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

¿Qué eran los Estamentos Medievales?

Era un sistema que determinaba la organización de la sociedad medieval. Por medio de los estamentos, se decretaba a cual estatus social pertenecía cada individuo. Como consecuencia, cada persona era consciente de los derechos y privilegios a los que su clase social les daba acceso, así como también el rol que cumplían en la colectividad medieval. Por otra parte, los estamentos no eran una forma de gobierno, solamente eran un orden social que identificaba a los individuos que vivían en la edad medieval.

Este modelo se ubica desde lo que históricamente se conoce como antigüedad tardía en el siglo III. Se le ha acreditado la creación de este patrón social a Henri Pirenne, quien apelaba a la definición social de cada ser humano. La sociedad estamentista llegó a su fin en el siglo VIII cuando las corrientes del islam se expandieron y el feudalismo se asentó como modelo ideológico y político.

Henri Pirenne

Características de los Estamentos Medievales

  • Los estamentos eran parcialmente estáticos. Eran definidos por las condiciones de nacimientos o herencia de la persona. Sin embargo, a lo largo la vida, las condiciones podían hacer que el estamento al que pertenecía alguien cambiara. Aunque los casos eran muy raros, circunstancias como el matrimonio, ser nombrado noble o tener algún oficio religioso permitía que los individuos de este período histórico escalaran peldaños en la sociedad.
  • A pesar que sí se podía escalar posiciones en la sociedad estamentista, las uniones maritales entre miembros de distintos estamentos era una situación criticada. Por lo que su frecuencia era muy escasa.
  • Los derechos y privilegios máximos de la sociedad les eran conferidos a los miembros de la nobleza y clero.
  • Aun dentro de cada estamento había una división de clases altas y bajas. En el caso de la nobleza, se distinguía a quienes eran los más cercanos a la realeza. En ámbito religioso, personajes como los cardenales y obispos eran las figuras sobresalientes. Incluso, en el estamento más bajo, compuesto en su mayoría por trabajadores del campo, los maestros gremiales y figuras de la alta burguesía ocupaban un puesto más elevado.
  • Habían diferencias entre las leyes que obedecían cada uno de los estamentos. Por lo tanto, las leyes que regían a la nobleza no eran las mismas que regían al clero, y lo mismo era aplicable para miembros del tercer estado.
  • Las funciones de cada estamento estaban establecidas. Los nobles eran quienes protegían a la iglesia y los miembros de la servidumbre eran los encargados de suministrar los bienes que todos los demás necesitaban para la subsistencia. De esta clase trabajadora se decía que para obtener lo necesario, debían sufrir, pues para eso habían nacido.
  • Los estamentos garantizaban una sociedad completamente desigual.

Clasificación de los Estamentos Medievales

Los estamentos sociales de la edad medieval se organizaban desde las personas con más influencia hasta los de menor categoría social. En la sociedad medieval existían tres estamentos, los cuales eran: los nobles, el clero y el tercer estado.

Los nobles

Este era el más alto nivel social de la época medieval. Estaba compuesto por el mandatario de la nación, cuya figura en muchas de las culturas medievales estaba representada por el Rey. Le seguían marqueses, duques y condes. Estos miembros de la alta sociedad administraban grandes extensiones de territorio. Por consiguiente, si una persona que pertenecía a un estamento inferior procuraba la obtención de un campo, debía comprárselo a uno de los nobles. De los nobles no sólo dependía establecer los precios de la tierra, sino también la protección de las leyes y hacerlas cumplir. Los nobles que realizaban de buena manera sus labores eran altamente recompensados por el rey, otorgándoles tierras más extensas sobre las cuales dominar.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Por otra parte, dentro de la nobleza existía una clase inferior. Esta la conformaban los caballeros. Estos miembros no poseían terrenos a su nombre. La ley les otorgaba solamente una armadura, arma y caballo. Su función consistía en proteger a los nobles y los territorios ocupados por los campesinos.

El clero

Estaba conformado por todos los miembros de la Iglesia como los cardenales, mojes, sacerdotes u obispos. La mayoría de estos habitaban en lugares llamados monasterios. Su labor principalmente consistía en trabajar, orar y estudiar. Debido a que la religión era un aspecto influyente en la sociedad medieval, la presencia que estos miembros ejercían comandaba las tareas que realizaban desde el rey hasta los campesinos.

Además, las tareas que los miembros de la iglesia llevaban a cabo tenían que ver con preservar el conocimiento en las áreas de cultura y tradición. Para ello, tenía a su disposición pergaminos y libros antiguos que estudiaban e interpretaban para los demás. Adicionalmente, sus estudios les permitían llevar a cabo tareas que incidían en la salud de la sociedad, pues preparaban medicinas y curas.

El tercer estado

Este era el grupo mayoritario de la población. Estaba compuesto por artesanos y campesinos que hacían gran parte del trabajo duro de la población. Su labor era recompensada por vigilancia por parte de los caballeros. Los privilegios de los que disfrutaban eran muy reducidos, pues atendían a diario campos que ni siquiera eran de ellos.

Por otra parte, no tenían acceso a recibir una educación de calidad. También gran parte de los campesinos sólo sabían leer y escribir, pero su formación académica no se extendía al aprendizaje de las ciencias o el arte. Eran sometidos a ser dependientes permanentes de los monasterios o nobles por medio de un juramento. Además, no se les consideraba como hombres en libertad, y debían pagar grandes cantidades de sus ganancias a los miembros de la nobleza.

  • ¿Te ha resultado útil la información de este artículo?
  • SiNo