Edad Media (476 dC a 1492 dC)

La historia nos recuerda nuestros orígenes y el desarrollo que el ser humano ha logrado a lo largo de ella, todo gracias a que cada época de la historia añadió o aportó más al crecimiento en distintas áreas de nuestra vida.

La Edad Media es uno de los períodos más extensos de la historia y uno de los más ricos en sentido cultural. Por eso, a continuación hablaremos de distintos aspectos y características de este fantástico período histórico.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

¿Qué es la Edad Media?

Al referirnos a la Edad Media, estamos hablando del período de la historia que va desde el siglo V hasta el siglo XV. De forma más exacta, este período de 1.000 años de historia comenzó con la caída del imperio romano en el año 476 d.C. y termina con otro suceso importante en 1492 d.C., el descubrimiento de América a manos de Cristóbal Colón.

Aun así, algunos otros historiadores se refieren a la caída del imperio bizantino en el año 1453 d.C. como el punto final de este largo período. Este acontecimiento se une a dos hechos históricos resaltantes: el final de la Guerra de los Cien Años y la invención de la imprenta.

Santa Sofía de Constantinopla (532-537). El Imperio bizantino fue la única institución política (aparte del papado) que mantuvo su existencia por la totalidad del periodo medieval.

Algo que vale la pena destacar de la Edad Media es que fue un período que se desarrolló únicamente en el continente Europeo, es decir que todos los sucesos acontecidos en este espacio de tiempo sólo se pudieron ver en distintas regiones de Europa, nunca se inmiscuyeron regiones de otros continentes.

Características de la Edad Media

La transición de la Edad Antigua, período previo, a la Edad Media fue algo gradual y se desarrolló en distintos ámbitos de esta, como los siguientes:

  • Sociedad: La ciudadanía romana llega a su fin y también los conocidos estamentos medievales que regían en la época anterior.
  • Ideología y cultura: La cultura que los romanos instituyeron fue sustituida por la cultura musulmana y el teocentrismo cristiano.
  • Economía: Se instaura el famoso sistema feudal, que duró todo ese período, sustituyendo al sistema de esclavitud anterior.
  • Política: Se sustituye la estructura de centralización que habían creado los romanos para establecer un sistema dividido entre distintos pueblos bárbaros.

Etapas de la Edad Media

Son al menos tres las etapas que dividen el extenso período de la Edad Media. A continuación hablaremos de cada una de ellas:

  • Temprana Edad Media: Esta etapa dio inicio a finales del siglo V y se extiende hasta finales del siglo VIII. Este período se caracterizó por la unión de dos culturas distintas de aquella época: la latina (descendiente de la romana) y la germánica. Los reinos romano germánicos son cada vez más frecuentes. De hecho, el Imperio Carolingio se formó en esta etapa. Además, no podía faltar la instauración del sistema feudal como principal ente de la economía de este período y del resto de la Edad Media.
  • Alta Edad Media: Esta etapa abarcó desde el siglo IX hasta el siglo XI, donde el feudalismo creció y se desarrolló por completo, caracterizándose por producir los alimentos y otros productos de la mano de sirvientes y siendo dominada por los Señoríos. De forma política, aquí comenzó la descentralización del poder, el cual era mantenido por el rey anteriormente, y comenzó a dividirse entre los Grandes Señores.
  • Baja Edad Media: Esta etapa comienza en el siglo XII y culminó a mediados del siglo XV. Se caracterizó por el surgimiento progresivo de las actividades comerciales y donde las ciudades fueron tomando cada vez más importancia, levantándose entre ellos la famosa burguesía, que gobernaría posteriormente. Además, en este momento se desarrollaron, de la mano de la burguesía, las bases para el sistema capitalista que surgió después.

Religión en la Edad Media

El papa Silvestre I bendice a Constantino, del que recibe con la tiara (símbolo del pontificado romano clásico, similar a otros tocados político-religiosos, como la doble corona de los faraones) el poder temporal sobre Roma. Fresco del siglo XIII, capilla de San Silvestre, monasterio de los Cuatro Santos Coronados.

La Edad Media es uno de los períodos de la historia que han resultado más fascinantes, ya que fue un espacio de tiempo que se caracterizó por la existencia del sistema feudal. La sociedad estaba dividida entre campesino, feudos, nobles, vasallos, tributos y otros más. Pero quizás una de las características más resaltantes fue el hecho de que el cristianismo tenía el control sobre aquel mundo medieval. Así que la iglesia medieval jugó un papel importantísimo en el desarrollo de la Edad Media como tal.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Se puede decir que la iglesia católica tuvo influencia sobre cada aspecto o ámbito de la vida medieval de aquella época, no hubo ningún sector que no se viera influenciado. Hay muchas circunstancias que sirven como base para este auge del catolicismo en aquella época tan extensa e importante de la historia, la cual logró dejar una enorme huella en Europa.

Aunque es cierto que el poder de aquella época se dividió entre varios pueblos y naciones, fue la cristiandad lo que los mantuvo unidos a todos o al menos a la mayoría de ellos, de ahí su enorme influencia y respeto. Aun así, la cristiandad se vio enormemente afectada alrededor del año 1054 d.C. donde los obispos del imperio bizantino no quisieron reconocer la autoridad del papado, lo cual llevó al surgimiento de lo que llegó a conocerse como Cisma de Oriente. Desde ese momento, el cristianismo de aquella época sufrió una división grande: por un lado, existía la Iglesia Griega Ortodoxa, y por otro lado, siguió el auge de la Iglesia Católica Romana.

Arte en la Edad Media

En lo que tiene que ver con el arte, en la Edad Media se vivió el nacimiento de lo que se conoció como el arte islámico, el cual se caracterizaba por ser de grandes dimensiones y cubiertos de lacerías y atauriques, además de contar con una decoración muy colorida y bien cuidada. Por otro lado, este tipo de arte también implementó el uso de cúpulas y arcos. Algo que se utilizó muchísimo en las edificaciones relacionadas a la religión, como iglesias, basílicas, catedrales, mezquitas, entre otros. Además, no podemos dejar a un lado la atención que se le dio a los jardines, los cuales adornaban de manera muy hermosa los monumentos edificados en esta época.

En este mismo sentido, existieron dos estilos artísticos que marcaron la tendencia en la Europa cristiana de la Edad Media: el estilo gótico y el estilo románico. Aun así, existieron y se utilizaron otros estilos más como el bizantino, el prerrománico y el carolingio, además, del renacentista, barroco, clasicista, entre otros. Sin embargo, los predominantes fueron el gótico y el románico.

Por un lado, el estilo románico se desarrolló ampliamente a través de los siglos XI y XIII por toda Europa, pero se relaciona estrechamente con la edificación de los monasterios de aquella época. Estos edificios se caracterizaban por ser elaboradas en piedra, incluyendo grandes arcos de medio punto, enormes bóvedas y también fachadas esculpidas, por solo mencionar algunas.

Catedral de Worms (estilo rom´ánico)

Por otro lado, el estilo gótico, se popularizó después del arte románico, específicamente entre los siglos XIII y XV, el cual se caracterizaba por ser un estilo urbano y enfocado a enormes y llamativas catedrales y basílicas con magníficos muros y pilares que la sostenían, además de grandiosas naves y girolas que representaban el poder de Dios extendiéndose hasta el cielo. Posteriormente, se desarrollaron otros estilos de arte que predominaron en las edificaciones.

Catedral de Notre-Dame de Chartres (clásico)

Literatura en la Edad Media

La literatura en la época de la Edad Media fue sumamente extensa, y también abarcaron muchísimos temas diferentes. Para una mejor organización, suele dividirse en religiosa y profana, aunque por el amplio caudal de información, dividir la literatura de esa forma no abarca todo.

Como en esta época de la historia la religión era lo principal en el mundo europeo, la literatura principalmente se escribía sobre temas religiosos, como poemas, obras hagiográficas o compilaciones narrativas, como es el caso de la famosa Leyenda Dorada.

Legenda Aurea (en latín), 1290 circa, Biblioteca Medicea Laurenziana, Florencia.

Por otro lado, también se escribió sobre una gran cantidad de temas que no tenían nada que ver con religión, comúnmente llamados profanos, donde destacan los poemas sobre el amor cortés, cuentos como los de Chaucer o Canterbury, cantares de gesta o poemas épicos, algunas obras narrativas enfocadas hacia lo filosófico y lo sociológico como es el caso de Christine de Pizán o el de la Ciudad de las Damas. No podemos dejar a un lado la famosa Divina Comedia, ya en la época del Renacimiento, creado por Dante.

Música en la Edad Media

La música de la Edad Media puede dividirse en cuatro grandes tipos:

  • La música monódica: Este tipo de música fue una de las principales de la época o uno de los que más predominó, el cual consistía en cantos de una sola voz. A pesar de que desde el siglo IX existían algunas técnicas de notación, estas se enfocaban solamente hacia las alturas pero no hacia el ritmo, por lo que no se podían aplicar completamente. Además, como no se manejaba a la perfección la notación musical, las creaciones de la música monódica no se dejaban escritas desde el mismo momento en el que se creaban, sino después.
  • El canto gregoriano: El imperio de Carlomagno fue el originador de la notación musical en el occidente europeo alrededor del año 800 después de Cristo. A partir de ese momento, la notación musical fue perfeccionándose de forma técnica hasta que llegaron al sistema que se utiliza hoy en día, el cual se completó aproximadamente en el siglo XVII.
  • La música polifónica: Una vez que se desarrollan las técnicas de la notación musical, surge la polifonía en la parte occidental del continente europeo. Sin embargo, la manifestación de la composición polifónica coincide con lo que se conoce como el Renacimiento en el siglo XII, además del desarrollo que tuvo la Orden cisterciense. Este fue un momento histórico de mucho crecimiento cultural irónicamente producido principalmente por la rivalidad entre diferentes bandos políticos y también religiosos.
  • Ars Antiqua y Ars Nova: La notación musical encontró un desarrollo enorme a lo largo de los siglos XIII y XIV, donde nacieron amplios repertorios musicales en distintos ámbitos, como universidades, cortes, iglesias y otros. Aunque surgían de diferentes fuentes, todas se conectaban entre sí, con el fin de darle crecimiento a la notación musical, sobre todo en el aspecto rítmico.
Página del manuscrito francés Roman de Fauvel, París, B.N. fr. 146 (c. 1318), “la primera fuente práctica de la música del ars nova”.

Entretenimiento en la Edad Media

El entretenimiento en este espacio de la historia se basaba en varios ámbitos. Por ejemplo, uno de ellos fue el deporte. Se practicaba algo muy similar a lo que conocemos hoy como el Rugby, pero de forma medieval, con un balón hecho de vejiga de cerdo, donde el equipo tenía que pelear literalmente contra el equipo contrario y quedarse con el balón. Era un deporte muy violento, ya que dejaba muchos heridos y hasta muertos. Como esta fue una época de diferencias sociales, el deporte tomó un rumbo muy peligroso y surgió la necesidad de suspenderse por algún tiempo.

Por otro lado, se conoció la tauromaquia, un deporte que se disfrutó muchísimo en la Edad Media y que ha perdurado hasta nuestros días en muchas culturas. Posiblemente, este deporte se heredó de la cultura romana, quienes utilizaban circos y anfiteatros para entretener a las personas, pero en vez de animales, utilizaban personas y bestias que se peleaban entre sí. Al principio, la tauromaquia no se consideraba un deporte, pero luego comenzó a conocerse como tal, especialmente en la zona costera mediterránea.

Aun así, el deporte predominante y favorito en la Edad Media fue la lucha y los torneos, donde los jugadores tenían que meter unas anillas en una lanza pero en pleno galope, lo cual no era nada sencillo. Además, otra parte del torneo implicaba que los jugadores atravesaran rutas sinuosas con tarugos de madera que los empujaban y los hacían perder el equilibrio y caer. Existen lugares donde aún se celebran este tipo de recreaciones, como en Menorca.

Personajes de la Edad Media

  • Carlomagno: El padre de Carlomagno, Pipino el Breve, dividió su reino entre sus dos hijos antes de morir, Carlo y Carlomán. Sin embargo, a pesar de que dividieron equitativamente el territorio para cada uno, Carlomán murió al poco tiempo y Carlo se quedó con el dominio de todo el imperio que había forjado su padre. Posteriormente, se hizo llamar Carlomagno y resultó ser el rey de los francos, quienes formaron el famoso Imperio Carolingio, el mismo que posteriormente se convirtió en el Sacro Imperio Romano Germánico.
  • Don Pelayo: Este fue el primer mandatario del Reino de Asturias, lugar que lo vio nacer y donde gobernó toda su vida. Este llegó a ser un personaje resaltante de la Edad Media debido a que detuvo el expansionismo de los musulmanes hacia la región norte de Europa. Además, Don Pelayo dio comienzo a lo que se conoce como la Reconquista y posterior fundación del Reino de Asturias, del cual llegó a ser monarca.
  • Marco Polo: Este llegó a ser un hábil descubridor, comerciante y viajero de la Edad Media, convirtiéndose en uno de los más importantes. Vivió entre los años 1254 y 1324 d.C., logrando recorrer gran parte del mundo. Algunos de estos viajes los realizó hacia el continente asiático, como China y Mongolia, los cuales lo convirtieron en un explorador famoso de la época.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *