Edad de Bronce

La Edad de Bronce es una de las 3 etapas de la Edad de los metales, ubicada después de la Edad de Cobre y antes de la Edad de Hierro; todo esto es parte de la Prehistoria.

La Edad de Bronce se ubica aproximadamente desde el año 4000 a.C hasta el año 1500 a.C. Esta era vio sus inicios en base a los conocimientos metalúrgicos que tenían distintas civilizaciones sobre el cobre, tanto en su extracción como en las técnicas de fundido y forjamiento de dicho metal.

Diferentes civilizaciones de esta era lograron obtener el bronce como resultado de la aleación entre 9 partes de cobre y 1 de estaño. Los artesanos metalúrgicos observaron que a pesar de que el cobre y el estaño eran metales de consistencia blanda, su combinación permitía la obtención de un metal más fuerte. Esta característica permitió que el bronce se posicionara como un metal más útil por su dureza y resistencia en comparación con el cobre.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Civilizaciones en la Edad de Bronce

Durante esta etapa de la historia humana, se hizo más notable el desarrollo y calidad de vida de las civilizaciones. En numerosos asentamientos fue cada vez más común la fabricación de herramientas y armas de mayor eficacia que las hechas con piedra o cobre. El crecimiento de ingenio en la fabricación de utensilios metálicos permitieron simplificar las actividades diarias en cada sociedad.

Por otra parte, los asentamientos estaban más organizados y dedicados a actividades como la caza, la pesca, la agricultura y la cría de ganado, los cuales se desarrollaron con mayor eficiencia gracias a la integración de instrumentos de metal a dichas actividades. Aun así, el uso del bronce en las distintas civilizaciones de la era, no se hizo popular en un mismo período.

Algunos pueblos llegaron a carecer de materia prima y otros no tenían buenas técnicas metalúrgicas. Estas circunstancias evitaron el rápido desarrollo de algunas civilizaciones.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Sin embargo, algo que permitió que en la era de bronce se extendiera el conocimiento y el uso del metal, fue el comercio entre sociedades vecinas y distantes. Igualmente, los enfrentamientos bélicos, permitieron la comprensión de las diferentes técnicas sobre el manejo de los metales. Estas circunstancias permitieron que hubiese un mayor intercambio de conocimiento y materia prima, lo que colaboró en que un mayor grupo de civilizaciones se integraran al desarrollo creciente de la Edad de Bronce.

Etapas de la Edad de Bronce

La Edad de Bronce puede dividirse en tres etapas resaltantes. Cada una de estas tuvo  características y aspectos diferentes. A continuación, describiremos las etapas en la que estaba dividida la Edad de Bronce.

  • Edad de Bronce Antigua: Esta etapa estuvo comprendida entre los años 1500 a 1200 antes de Cristo. Este período se caracterizó por civilizaciones dedicadas a la pesca y la caza de diversos animales salvajes. Durante esta era se da inicio a la actividad agrícola y ganadera de manera más organizada, así como a la comercialización de productos de manufactura y metales. Fue en esta etapa que se empezó a fabricar hachas de bronce, las cuales carecían de un mango de soporte, ya que se usaban directamente con la mano. Por último, distintos pueblos se caracterizaron por el entierro colectivo de cadáveres dispuestos en urnas a modo de cementerio o debajo de las viviendas.
Mapa de la difusión metalúrgica durante el Bronce Antiguo
  • Edad de Bronce Media: Esta etapa estuvo comprendida entre los años 1200 a 1000 antes de Cristo. A lo largo de estos años, las civilizaciones emprendieron numerosos viajes con la intención de comercializar metales y otros productos de manufactura. Por otra parte, distintos pueblos organizaron sus ejércitos de manera más compleja a los cuales equipaban con armas de mayor calidad gracias a la presencia del cobre. Para este período se comienzan a forjar espadas, cuchillos y dagas de bronce. Otro avance notable de esta época fue la construcción de edificios en los asentamientos.
  • Edad de Bronce Tardía o Final: Esta etapa estuvo comprendida entre los años 1000 a 900 antes de Cristo. Estuvo marcada por un gran avance y progreso de las civilizaciones. Una de las cosas más notables de la era, fue la construcción de grandes fuertes y murallas que protegieron a los grandes asentamientos civiles de los ataques bélicos. A nivel militar, surge un mejor equipamiento debido a la fabricación de una gran variedad de flechas, lanzas y espadas. Igualmente fueron creados distintos modelos de escudos, cascos y corazas. Debido al alto conocimiento de las técnicas de fundido y forjado de los metales, la etapa final del bronce permitió la transición a la Edad de Hierro.

Características de la Edad de Bronce

Las distintas etapas de la Edad de Bronce dieron como fruto el crecimiento y desarrollo intelectual de la civilización humana. A continuación, mencionamos algunas de las características más resaltantes de dicho período:

  • Rituales fúnebres: En la Edad de Bronce fueron comunes los ritos fúnebres y el culto a los difuntos. En el principio de la era, los entierros se hacían desorganizadamente y en fosas comunes. A la mitad de la era, los entierros se hacían en lugares específicos. Y al final de la era se hizo común la cremación.
Enterramiento en cista típico de la primera fase de la cultura de El Argar, final del Bronce Antiguo.
  • Establecimiento de civilizaciones: Durante este período las sociedades empezaron a establecerse en regiones específicas, dejando a un lado la actividad nómada.
  • Comunicación y lenguaje: Se hizo común el uso de números y símbolos como estilo primario de escritura.
  • Posición social: Durante este lapso histórico, el estatus social estaba encabezado por los guerreros, ya que en manos de éstos estaba el dominio y el poder. Los artesanos y forjadores de metales también gozaban de un gran estatus debido a que eran los creadores de los artilugios metálicos de la era.
  • Arquitectura: Aunque la mayoría de las construcciones eran simples, hechas a base de barro, de madera y de rocas, también existieron poblados de construcciones bien estructuradas y muros reforzados que servían de defensa para los poblados principales.
  • Desarrollo económico: El comercio se extendió y se desarrolló gracias al uso de caballos y carruajes. Los artesanos contribuyeron al comercio mediante la fabricación de vasijas, jarras, cuencos, herramientas, objetos decorativos y forjado de armas. Los pueblos costeros vendían sal y otros productos característicos de zonas de la costa.

1 comentario en “Edad de Bronce”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *