Si bien en nuestros días podemos ver o pensar de cosas tan sencillas, miles de años atras algo tan simple como la utilización del barro para construir, o el uso del fuego para cocinar alimentos no era tan sencillo. Unos cuantos millones de años atrás, el fuego era considerado casi un tesoro por lo difícil que era conseguirlo. Es de los descubrimientos más importantes de la historia.

¿Cómo se descubrió el fuego?

Según las investigaciones que han realizado los arqueólogos y las pruebas encontradas, fue la especie Homo Erectus quien descubrió el fuego, es decir el fuego fue descubierto hace 1.6 millones de años atrás. Esto quiere decir que los hombres primitivos sabían utilizar este recurso, pero no conocían muy bien la forma de encenderlo.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Entre las hipótesis que se han planteado, la más probable acerca del descubrimiento de este elemento es la que plantea que el fuego surgió gracias a actos propios de la naturaleza y que posteriormente fueron adaptados. Esto quiere decir que a través del tiempo se implementaron técnicas que permitían generar el fuego y mantenerlo, esto empezó a suceder con dos objetivos diferentes: uno de ellos era cocinar los alimentos y el otro era resguardarse del frío. Se dice que la primera vez que la especie estuvo ante el fuego fue debido a un rayo de una tormenta que incendió alguna superficie.

Según las evidencias encontradas se confirma que el fuego se llegó a producir de forma intencional, se conoce que el primer método utilizado fue frotar un palo con madera seca y otro de los métodos utilizados era raspando dos piedras lisas rápidamente, y por último también podían producirlo con el roce de una cuerda contra una madera.

Un diorama que muestra a Homo erectus, la primera especie humana que se sabe que ha controlado el fuego. Museo Nacional de Historia de Mongolia en Ulaanbaatar.

¿Cómo transportaban los hombres primitivos el fuego?

El fuego fue un invento bastante útil para nuestros antepasados por lo que necesitaban transportarlo con ellos, probablemente te preguntes cómo lo lograban. Pues bien, las hipótesis dicen que lo transportaban con antorchas y lo defendían con sus vidas, ya que para ellos era difícil conseguirlo de nuevo.

También lo conseguían a través de erupciones volcánicas o los rayos de tormenta en los días de lluvia por lo que tenían que ser bastante precisos para calcular el tiempo en el que habría una erupción de volcán, o cuando se acercaba una tormenta.

La utilidad del fuego en la prehistoria

El uso principal que se le dio a este elemento, desde la prehistoria, era mantener una temperatura agradable en los tiempos de frío, ya que hace millones de años atrás el frío era muy fuerte. Otro de los usos que incluso se mantiene hasta nuestros días es cocinar, nuestros antepasados se dieron cuenta que al cocinar la carne podía conservarse durante más tiempo.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Por supuesto, también era utilizado para la defensa, cuando algún animal grande mostraba signos de querer atacar, con mostrarle el fuego era suficiente para que se alejara. Y también era utilizado para crear utensilios para la lucha, con el fuego se podían fabricar armas para la defensa propia o de los grupos.

Consecuencias negativas del descubrimiento del fuego

Siempre se ha hablado de los beneficios que trajo el descubrimiento o la invención del fuego, sin embargo poco se sabe acerca de las consecuencias negativas que el fuego tuvo sobre los seres humanos, por lo que algunos científicos se enfocaron en investigar estos efectos.

En la primera investigación que se realizó para determinar los efectos negativos del fuego, se identificó una mutación que es la que permite a los seres humanos modernos, la metabolización a un ritmo seguro de las toxinas que se encuentran en el humo. En otros primates no se encontró esta secuencia genética, ni siquiera en los primeros homínidos como el Neandertal o el Denísova.

Los investigadores plantean que esta mutación se dio como respuesta a la inhalación de los componentes del humo, las cuales podrían aumentar el riesgo de contraer infecciones en las vías respiratorias, la represión del sistema inmunológico y también podrían causar problemas en el sistema reproductivo.

En un segundo estudio que se realizó para determinar los efectos negativos del fuego, se plantea que partiendo de algunos efectos positivos, también se desencadenaron grandes daños para los individuos. La teoría que planteaban consistía en que con la utilización del fuego se contribuyó a la propagación de la tuberculosis, gracias al contacto cercano que tenían las personas, esto dañaba sus pulmones y provocaba fuertes ataques de tos.