Cultura Maya

A lo largo de la historia, los Mayas han sido de gran interés para las personas, algunos anhelan poder visitar al menos uno de sus templos por lo llamativo que son e interesantes con esas escrituras icónicas en sus paredes, lo que posiblemente no sepas es que todo ello se debe a más que su cultura.

Los Mayas llegaron a ser un Imperio reconocido que los llevó a las alturas, permitiéndoles realizar todas esas descomunales obras, pero en cuanto leas un poco sobre el origen, la ubicación y la economía de estos, notarás que de no haber sido por esto, habría sido imposible que lograran realizar dichas construcciones. Comencemos con la historia.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Origen de los Mayas

La historia acerca del origen de los mayas prehispánicos hacia su reconocimiento como ciudadanos civilizados fue observado en tres etapas: la etapa pre-clásica (desde el año 100 a.C. al 250 a.C.), en la que se ve la formación de las primeras aldeas mayas junto con los centros necesarios para las ceremonias y actos religiosos de los aborígenes.

La etapa clásica que oscila sobre el siglo III, este es el momento en el que se comienzan a generar los órdenes sociales, culturales, políticos, religiosos y hasta económicos que los llevan a ser una población más estable por el hecho de tener sus propios entes administrativos en las ciudades surgidas.

Sin embargo, esto no duró mucho tiempo pues tuvieron un colapso y gran cantidad de crisis que llevó a los mayas al inicio de la etapa post-clásica (en el siglo X a XV), tiempo durante el cual son invadidos, atacados, conquistados y sometidos por los españoles en sus propias tierras.

Ubicación de los Mayas

En la zona comprendida desde las Costas del Pacífico hasta la Península del Yucatán, lo que se conoció como la Mesoamérica, se encontraba el Imperio de los Mayas. Seleccionaron un espacio territorial suficientemente extenso, lo que hoy día son los países México, Honduras, Guatemala y Belice, y también bastante hermoso, ya que contaba con grandes bosques tropicales, para el desarrollo de su cultura y sociedad maya. Pero no solo eso, sino que también era un área geográfica muy estratégica, pues desde allí lograban ejercer eficaz influencia sobre las otras tribus pre-coloniales, además de no ser un Imperio expuesto a la hora de ser atacados o invadidos por los habitantes colindantes.

La región maya en Mesoamérica.

Por otro lado, es bueno que conozcas las tres zonas que conformaban al Imperio Maya, estas son: La zona norte: abarcaba todo Yucatán y un buen terreno de Campeche y Quintana Roo. La zona centro: distribuida desde el río de Grijalba hasta el oriente de Honduras, además de una parte de Chiapas y Belice. Por último, la zona sur: que contenía otra parte de Chiapas, del Salvador y de Guatemala.

Economía de los Mayas

Inicialmente, debido a que eran una población bastante pequeña y aparentemente sin poderes adquisitivos mantuvieron una economía bastante básica o simple, pero con el tiempo, por motivo de la expansión que sufrieron, vieron la necesidad de implementar gran variedad de trabajos laborales como la ganadería, la caza, la pesca, la recolección de alimentos y la agricultura basada en talar los árboles y arbustos para quemarlos y sembrar sobre esa tierra para fortalecer así la economía de los mayas. ¿Surtió algún efecto? Por supuesto, ya que posteriormente disfrutaban de un proceso de comercialización subdesarrollado, exportaban materia prima como la miel, algodón, cacao, copal y plumas, llegando así a una perfecta y próspera estabilidad económica. Sin embargo, esto llevó a la división social que se datará en el siguiente subtítulo.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Organización social de los Mayas

Desde los inicios de la formación de las pequeñas aldeas mayas, el orden social se regía por lo que se llamó “tribal”, un sistema que permitía que distintas familias moraran en los mismos límites de región y compartieran la cultura y el idioma. Pero tal sistema fue cambiando con la expansión y progreso económico de los mayas, puesto que ahora debía existir diferencia entre los habitantes y los dirigentes o poderosos de la nación o Imperio Maya y los ciudadanos.

Las ciudades y estados tribales aceptaron la inclusión de nativos que no fueran de la misma familia, que pudieran dar su mano a las obras de construcción y demás trabajos, y las áreas centrales (las mejores ciudades) solo admitían la permanencia de la clase que gobernaba todo el territorio del Imperio Maya. También a los profesionales de construcción, artesanía y otras labores importantes, pero no tenían derecho a vivir en el centro sino en otra región de la ciudad. Por otro lado, quedaba la clase campesina que debía permanecer en los campos y la clase esclava que era compuesta por delincuentes, presos y huérfanos.

Organización política de los Mayas

Los primeros mayas se agrupaban en pequeñas casas que conformaban las aldeas, las cuales permanecían bastante lejos unas de las otras. Cada aldea contaba con un líder, el jefe de la familia. Luego, con el cambio anteriormente mencionado, la religión se convirtió en la encargada del orden político por medio de los sacerdotes expertos de la casta dominante. Se encargaban del calendario de la cronología y de la escritura de jeroglíficos. La cuestión relacionada con el orden y poder político del Imperio Maya iba más o menos así:

  1. Los sacerdotes gobernantes.
  2. El sumo sacerdote de los mayas Ah-Kin-May.
  3. El sacerdote llamado HalachUinic.
  4. Los jefes principales de Bacab.
  5. El mayordomo real.
  6. El consejo del estado (sacerdotes y principales).
  7. Los jefes guerreros de Nacon.

Religión de los Mayas

Su fe puede ser llamada politeísta debido a que se desconoce el nombre de su religión como tal, lo que sí diríamos es que más que ser una doctrina identificada era como su forma de vida que partía de las creencias de una vida cíclica que se había creado 5 veces y eliminado 4 de ellas. También de la fe en la existencia de una vida después de la muerte, lo que los llevaba a la creencia en un infierno y un paraíso reservado únicamente para quienes fueran sacrificados, hubieran muerto en su niñez o fueran asesinados y, un poco aparte, estaba la creencia de que el hombre vino a existir de un maíz.

Todas las ideas anteriores llevaban a los mayas al mencionado politeísmo, lo que significa “la adoración de muchos dioses”, entre los cuales se encontraban: Hunab-Ku, Itzam, Kukulkán, Kinich-Ahau, Chaac y YumCimil, dioses a los que ofrecían sacrificios humanos porque pensaban que de esa forma ayudaban a sus compañeros a obtener una vida en el paraíso y que cuanta más sangre derramarán a sus dioses, mayores serían las bendiciones y ayudas de estos.

Cultura de los Mayas

Patentada por la Pirámide de Kukulcan, el Juego de la Pelota, El observatorio “el Caracol”, el Templo del dios Descendiente, el Templo del Jaguar y el Templo de los Guerreros quedaron la cultura arquitectónica, escultural y artística de los ciudadanos del Imperio Maya. Por otra parte, en el ámbito literario también dejaron su huella cultural, ya que su escritura jeroglífica e iconográfica marcó para siempre a la sociedad.

El “Templo del Gran Jaguar” o “Templo I” es un templo funerario-ceremonial construido en el año 734 por la civilización maya, siendo la construcción principal de la ciudad más grande del período maya-clásico-tardío, Tikal, situada en la región de Petén, Guatemala.

Fin del Imperio de los Mayas

Para ser sinceros, aun no se tiene constancia exacta del motivo que llevó a la desaparición de esta esplendorosa población. La historia nos muestra que el Imperio Maya inició su desplome gradual a finales del siglo VIII hasta el IX, con el abandono de estados, ciudades, templos y construcciones, aparentemente por razón de una fuerte sequía que los azotó dificultando su productividad en todos los sentidos, aunado a esto pudo estar la escases o extinción de árboles para el sustento de su economía y población, la salida que había provisto el gobierno imperial. Finalmente, la historia del Imperio Maya quedó solo en la memoria, en libros y en ruinas consumidas por las selvas y la vegetación.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *