Las Cruzadas constituyeron uno de los acontecimientos más emblemáticos de la Edad Media, tal vez de las épocas más oscuras de la historia europea. Con el propósito de reconquistar la Tierra Santa, los ejércitos cruzados atravesaron toda Europa causando miles de muertes, en nombre del cristianismo y de su figura principal: el Papa.

Descubre a continuación qué fueron la Cruzadas, qué originó tan sangrienta incursión y cuáles fueron sus consecuencias.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Qué fueron las Cruzadas

Las Cruzadas representaron un conjunto de campañas militares que llevaron a cabo los Papas a lo largo de diferentes territorios de la antigua Europa latina cristiana. Afectaron especialmente Francia e Italia, aunque España y algunos países del este también formaron parte de estas violentas acciones.

Se conocía como cruzados a quienes formaban parte de este ejército. Eran ciudadanos a quienes se les perdonaban los pecados a fin de que combatieran acérrimamente en las cruzadas.

Cuándo tuvieron lugar las Cruzadas

Las cruzadas se libraron a lo largo de un período de tiempo que abarcó casi dos siglos, entre los años 1095 y 1291, aproximadamente. Aunque el punto álgido de estas campañas fueron estos 200 años, en algunos lugares de España y Europa del este se extendieron hasta el siglo XV.

Rutas de las Cruzadas

Primera cruzada

La Primera Cruzada (1095-1099) fue predicada por el Papa Urbano II en 1095, en el concilio de Clermont. Tenía como propósito apoyar a los cristianos ortodoxos de oriente y liberar Jerusalén del yugo Musulmán.

No se trató de un solo movimiento, sino de un conjunto de acciones militares inspiradas en la religión, que incluyó dos cruzadas conocidas como Cruzada de los Pobres y Cruzada de los Nobles.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

De las 8 cruzadas que se realizaron en contra del islam, la única que triunfó fue la primera. Liberó del dominio musulmán a Jerusalén en una campaña de 3 años que se caracterizó por ser épica pero también sangrienta, llena de violencia.

Representación del asedio de Antioquía durante la primera cruzada en una miniatura medieval (Jean Colombe).

Segunda Cruzada

En esta segunda campaña (1147 – 1149) se buscaba ayudar a los franceses de Palestina que se encontraban amenazados en Jerusalén, el resultado fue el infructuoso asedio de Damasco.

Tercera cruzada

Citada por el Papa Gregorio VII, abarca el periodo entre 1189 – 1191. Jerusalén había sido tomada nuevamente por el sultán Saladino. Fue una de las más conocidas. No tuvo éxito pero se firmó un acuerdo de paz, esto permitió la procesión de cristianos hacia Jerusalén de forma segura.

Cuarta Cruzada

Organizada por señores venecianos y franceses (1202 – 1204). Los intereses comerciales dominaron esta campaña, por lo que se le conoció como la Cruzada Comercial, no fue dirigida a la Tierra Santa sino que se hizo por el mar hacia Constantinopla.

El resultado de esta campaña fue la toma de Constantinopla, la ruina del imperio griego y el surgimiento de un imperio latino que tuvo una duración de aproximadamente medio siglo.

En el año 1212, se organizó una cruzada que no estuvo apoyada por el Papa Inocencio III, en la que se enviaron miles de niños a la Tierra Santa. Esta se conoció como Cruzada de los niños y se llevó a cabo con la desviada creencia de que solo podía liberarse Jerusalén por manos de almas puras.

Muchos niños terminaron muertos o como esclavos en mercados orientales, este acto fue uno de los que más marcaron esta época.

Quinta Cruzada

La siguiente cruzada oficial se desarrolló entre 1217 – 1221, pero el fracaso fue lo que marcó esta campaña. En la quinta incursión de los cruzados ni siquiera se superó la inundación del rio Nilo. Se renunciaron a los objetivos y solo se tomó en Egipto una fortaleza musulmana.

Caballeros franceses de la quinta cruzada llegan al fuerte de Damieta (actual Egipto) en 1249.

Sexta Cruzada

Estuvo en manos del emperador Federico II (1228 – 1229), excomulgado por el Papa. La condición de este emperador hizo que no atacara a los musulmanes sino que negociara con ellos. Se firmó un tratado que daba libertad a Jerusalén y otros espacios sagrados del cristianismo para ser visitados por los peregrinos.

La posesión de Jerusalén, Nazaret y Belén duró unos diez años, pero en 1244 se perdió el dominio cristiano cuando los turcos desecharon el tratado.

Séptima Cruzada

El objetivo de esta campaña (1248 – 1250) era conquistar Egipto, fue comandada por Luis XI, pero una crecida del río Nilo sorprendió a los cruzados, el ejército se vio diezmado por una epidemia y finalmente atacados por musulmanes. Se tuvieron que rendir, Luis XI fue capturado y después se solicitó un rescate para su liberación de 500 mil monedas de oro.

Octava cruzada

Tras la captura y posterior rescate de Luis XI, este decidió comandar la octava cruzada en 1270. Aún con las fuerzas turcas desunidas, Luis XI de Francia no obtuvo éxito y murió como consecuencia de la peste de Túnez. Debido a su martirio y su piedad, fue canonizado y se convirtió en San Luis.

Cuál fue el objetivo de las Cruzadas

El principal objetivo de estas campañas militares era reconquistar todos los territorios que pertenecían a la Tierra Santa y hacer que la religión cristiana fuese reestablecida en estas zonas. Por este motivo, las Cruzadas se dirigieron principalmente contra aquellos pueblos que tenían una idiosincrasia e ideología que fueran en contra del cristianismo y la Tierra Santa.

Entre esos pueblos y clases sociales se encontraban: los musulmanes, judíos, mongoles, husitas, prusianos, cristianos ortodoxos rusos y griegos, esclavos paganos y cualquiera que fuera enemigo del cristianismo o del Papa.

Origen y causas de las Cruzadas

El origen de las cruzadas se remonta a finales del siglo XI, momento en que el emperador Alejo I solicitó al Papa Urbano II ayuda para resguardar a los pueblos orientales cristianos debido a la dominación musulmana.

La promulgación de estas Cruzadas se realizó en el Concilio de Clermont. Posterior a la predicación de las Cruzadas, estas fueron aprobadas por el pueblo que profesaba el cristianismo al grito unísono de “Dios lo quiere”.

Se puede afirmar que la causa principal por la que se originaron las Cruzadas fueron el fervor religioso y el deseo de los cristianos de salvaguardar sus territorios y religión. Por otro lado, otros enfoques históricos sobre estas sublevaciones consideran estas campañas como una evidente muestra de las ansias de poder que el Papado tenia y su ambición de expandirlo por oriente.

Consecuencias de las Cruzadas

Estas batallas militares en nombre de la religión marcaron no solo la Edad Media sino que resultaron en gran cantidad de consecuencias políticas, económicas y sociales que afectaron la historia de Europa y de oriente. Veamos cuáles fueron las principales secuelas de las Cruzadas.

Se fortalece la monarquía europea

La figura feudal se fue en detrimento y se fortaleció la monarquía europea. Muchos señores feudales perdieron sus tierras y riquezas durante este periodo, incluso muchos murieron. Lo siervos de los feudos decidieron combatir en las campañas y una gran cantidad de ellos no regresaron. Todo esto trajo como consecuencia la marcada disminución de personal parar trabajar en los feudos.

Emerge una nueva clase social

Surge una clase social nueva: la burguesía; conformada por comerciantes o pequeños artesanos que se fueron convirtiendo en pieza clave para el abastecimiento de herramientas y armas al ejército.

Aunque todavía no habían adquirido la importancia que posteriormente tuvieron, fue en esta época que comenzaron a aparecer como grupo social que iba quitándoles relevancia a los señores feudales.

Expansión comercial y económica

Las cruzadas permitieron que se abrieran nuevas vías al comercio y al expansionismo, en especial entre Europa y el oriente. Algunas ciudades se volvieron centros comerciales muy importantes, entre ellas estaban Génova y Pisa. El comercio naval tomó fuerza en el Mar Mediterráneo.

Fortalecimiento del cristianismo

Otra consecuencia de estas campañas fue el marcado fortalecimiento del cristianismo y la imposición de sus símbolos religiosos. Además, creció entre la población una fuerte antipatía hacia los musulmanes y judíos.

Intolerancia religiosa

Los musulmanes habían demostrado cierta tolerancia hacia cristianos y otras creencias en los territorios de la Tierra Santa. Pero las Cruzadas fue un intento de eliminar por completo toda creencia en contra del cristianismo. Cuando el poder islámico fue reestablecido al terminar estas excursiones militares en su contra, muchos de sus seguidores no fueron tan tolerantes con los cristianos. Como consecuencia hubo muchas persecuciones y muertes.

¿Por qué se les llamó Cruzadas a estas campañas militares?

El nombre Cruzadas deriva de las cruces rojas que llevaban los escudos, vestidos y estandartes. Quienes participaban en estas expediciones militares se cosían hacia el hombro derecho de túnicas o mantos una cruz elaborada en tela roja.

Este fue el motivo por la cual a quienes participaban en estas campañas se les conocía como “cruzados” y la contienda llevó el nombre de “Cruzadas”.