Conde

El término conde posee varias aceptaciones, como título nobiliario, como Gobernador o comarca en el régimen feudal. En la alta Edad Media era el monarca quien confería esta dignidad para que realizaran misiones militares o civiles. Sin embargo, esta no era la única labor que implicaba ser un conde.

Descubre cómo se concedía este título y todo lo referente a continuación.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

¿Qué es un conde?

Al hacer referencia a un conde se está indicando que es poseedor de uno de los títulos europeos con los que los monarcas mostraban lo agradecido que estaban con ciertas personas. Antiguamente, el título nobiliario de Conde era concedido y con él se le agregaban muchos privilegios a la persona. Por ejemplo, recibía extensiones de terrenos o quedaba exento de impuestos entre otros privilegios.

La forma femenina de referirse a una mujer con este título nobiliario es, “Condesa” y en el señorío es “Condado”. El cónyuge de quien posee el título se le es conocido como Conde o Condesa. El origen se deriva del antiguo Imperio Romano, de los  acompañantes del emperador, los “comites”.

Historia del título conde

La palabra conde proviene de una expresión latina que significa compañero. En el antiguo Imperio Romano, este título se empleó para designar a los que estaban acompañando siempre a los emperadores en sus viajes.

Aunque muchos opinan que este título era conocido con anterioridad, en el tiempo de la república, el título conde se comenzó a considerar como dignidad luego del imperio de Constantino. Fue a partir de ese momento, cuando se nombró a condes para que brindaran servicios de tierra y de mar en asuntos de guerra, paz y religión.

En España existieron títulos de condes en el tiempo de los godos y en los primeros siglos de la monarquía legionense. Para ese momento, se consideraba el título de conde como un cargo administrativo y no de honor como se considera actualmente. Existían los condes palatinos y los condes de provincias.

Corona condal

Condes palatinos

Su responsabilidad era la de cuidar, manejar todos los oficios de la corte y la servidumbre del rey en su palacio:

PUBLICIDAD DE GOOGLE

  • Conde cubiculario: Tenía un puesto de mayor responsabilidad en el palacio como camarero.
  • Conde de la pincerna: Ejercía como el Mayordomo Mayor.
  • Conde de la copa: Era el responsable de la comida del palacio real, en especial, lo que se serviría en la mesa real.
  • Conde de los notarios: En su labor como canciller mayor, ejercía como tesorero de las rentas reales.

Condes de Provincias

Los condes de provincias reunían las jurisdicciones políticas, civiles y militares de todos los distritos que eran confiados a su poder y recibían el nombre de “Condado”. En este caso, el empleo de estos privilegio o labores no eran vitalicias y tampoco eran hereditarios. Se trataban de labores temporales que eran concedidas dependiendo de los méritos, habilidades y servicios de dicho gobernante o magistrados.

Jerarquía de un conde

En la escala nobiliaria, el título de conde le corresponde el tercer puesto de dignidades, y es el más antiguo de los títulos, pues se lleva usando desde el siglo VII. El conde es propietario de un condado, bajo el mandato de Carlomagno los condes ejercían como gobernadores de provincias completas y se les designaba el título de manera vitalicia, pero nunca hereditaria. Fue luego del siglo XI que el título de conde fue aceptado como transmisible de padre a hijo.

Características de un conde

Retrato de José Moñino y Redondo (1728-1808), politico español y primer conde de Floridablanca.

El título de conde se caracteriza porque puede ser:

  • Vitalicio: Quiere decir que quien ostenta de este título, es poseedor de él hasta su muerte.
  • Perpetuo: Se trata de un privilegio de poseer el título de conde hasta la muerte y poder pasarlos a sus herederos.

Otras características del título nobiliario es que puede ser adquirido de varias maneras:

  • Concesión: El título es otorgado a personas que son consideradas como merecedoras de este título de nobleza. Para esto debe demostrar sus habilidades en la organización y administración. De esta manera demuestra que por sus méritos puede ser un conde.
  • Herencia: Se puede obtener el título de conde por vía de sucesión.
  • Matrimonio: Cuando se realiza nupcias, los consortes de las personas que ostentan el título, automáticamente, se le concede el título de conde o condesa.

Competencias de un conde

La posición del conde en la jerarquía nobiliaria se encuentra en una categoría inferior a los Marqueses, siendo estos su competencia. Sin embargo, los condes se encuentran en una categoría superior al vizconde. En el sistema español, el orden de importancia es el siguiente:

  1. Duque
  2. Marqués
  3. Conde
  4. Vizconde
  5. Barón

En otros países existen otros títulos como los siguientes: Caballero, Archiduque, Señor y Príncipes.

Títulos nobiliarios

Requisitos para ser conde

Para poder ostentar el título de conde, la persona puede obtenerlo de diversas maneras y cada una con requisitos diferentes:

  • El título debe ser concedió por una Letra Patente de concesión, es un título “ex novo”.
  • Puede hacerse una renovación del título, cuando son reivindicados por las personas que se consideran merecedoras del título. Por lo general, esto ocurre cuando se extingue la sucesión del título por falta de herederos o porque el título lo posee alguien no merecedor.
  • Reconocimiento del título, cuando el título es concedido en un país extranjero debe hacerse los trámites para que se le reconozca en el país en el que lo desee usar. Este reconocimiento se asemeja a la confirmación o la autentificación del título.
  • En un principio estos títulos de conde y de duque eran concedidos a personas que ejercían alguna tarea militar.

Los títulos nobiliarios son concedidos por los Reyes de las naciones europeas. Solo es otorgado a personas que sean ciudadanos del país o en el caso de los extranjeros se les confiere como reconocimiento por su trayectoria sobresaliente.

El título de conde es uno de los más altos reconocimientos que conceden los monarcas. Actualmente, la persona que sea portadora del título nobiliario de conde o de condesa, no tiene ningún privilegio especial  por ser conde, hoy día solo es un título simbólico.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *