Código de Hammurabi

Mesopotamia es conocida como la cuna de las civilizaciones, donde se encuentran las raíces del mundo occidental. Muchos de los descubrimientos de los habitantes de esta región se convirtieron en verdaderos aportes para la humanidad. El código de Hammurabi es una muestra de cómo se regía legalmente la sociedad mesopotámica para el siglo XVIII a.C.

Es considerado uno de los aportes más importantes para la sociedad y uno de los primeros intentos de legislación del hombre. Con esta información de preludio, merece la pena entonces analizar qué es el código de Hammurabi, quién lo creo, cuál es su historia y sus principales estatutos.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Qué es el Código de Hammurabi

Es un conjunto de leyes creado en Mesopotamia alrededor del año 1750 a.C. por el rey Hammurabi de Babilonia, fundador del primer imperio babilónico. Es uno de los códigos legales más antiguos que se han hallado y de los mejores conservados. En él se unifican los códigos que ya existían en las distintas ciudades del Imperio Babilónico.

Apariencia de la estela de Hammurabi

Es una estela elaborada en diorita de color oscuro en forma de cono; de unos 2,25 metros de alto y 1,60 metros de circunferencia superior y 1,90 metros de base. En la parte superior se encuentra representado en bajorrelieve al rey Hammurabi, de pie y delante del dios Shamash o tal vez Marduk.

Debajo se hayan inscritos en escritura cuneiforme acadia las leyes que gobernaban la vida cotidiana. Es un texto denso que cuenta con 46 columnas con un total de 282 principios. El código contiene reglas de vida y de propiedad, dirigida a todos los súbditos del imperio.

Antes del código de Hammurabi existían otros códigos mesopotámicos, entre ellos el Código de UR-Nammu. Muchos sostienen que la base del código Hammurabi se basó en la antigua Ley de Talión.

Quién fue Hammurabi

Hammurabi supuestamente nació cerca del año 1810 a.C y murió para el 1750 a.C., se convirtió en el sexto rey en la Primera Dinastía de Babilonia en mano de los amoritas. Fundó el primer Imperio Babilónico, unificó el mundo mesopotámico al agrupar a los sumerios con los semitas y condujo a Babilonia a una época de esplendor.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

El joven soberano, poco tiempo después de ascender al trono, inicia la fusión de sumerios y semitas, convirtiéndolos en unidad política y civil, impuesta no solo por armas sino también por acciones administrativas y pacificadoras. Así conquista, por medio de guerras y acuerdos, casi la totalidad de Mesopotamia.

Hammurabi

Hammurabi: Legislador y administrador

Intentó unificar las diversas religiones de los súbditos al instituir el culto a un único dios. Aunque no tuvo éxito, sí logró que el dios Shamash fuese adorado por todos. Como legislador fortaleció la tradición jurídica, extendió el derecho y la ley a sus súbditos y armonizó las costumbres. Su nombre está ligado directamente a uno de los códigos jurídicos de la antigüedad más importantes: el Código de Hammurabi.

En su papel de administrador, cercó con murallas la capital, restauró los templos de mayor importancia, modificó el lecho del río Éufrates, edificó nuevos canales de riego y navegación y mantuvo los antiguos. También instituyó tributos e impuestos para beneficio de las obras públicas y le dio impulso al comercio y a la agricultura.

Historia de las leyes de Hammurabi

Según la propia estela de Hammurabi, este rey recibe del dios del sol y la justicia, Shamash, las leyes de justicia y equidad. Los estatutos fueron dispuestos en un total de 3.600 líneas distribuidas en 46 columnas.

El rey babilonio Hammurabi pensó que las leyes que rigieran su territorio debían elaborarse para complacer a sus dioses. Este rey no se consideraba un dios, a diferencia de muchos de sus antecesores, aunque sí se hacía llamar el “favorito de las diosas”.

Las leyes dispuestas hablan sobre las reglas y los castigos para actos de la vida cotidiana. Se presentan castigos para el incumplimiento de reglas en varios aspectos como: comercio, relaciones familiares, agricultura, ganadería, construcción civil, etc. Los castigos venían dados con relación a la posición que ocupaba la persona en la jerarquía social.

Ley de Talión

El código estaba basado en la antigua Ley de Talión, la cual se puede resumir en las palabras del verso de Levítico: “ojo por ojo” y “diente por diente”. Esto indicaba que todo crimen tendría un castigo proporcional a la falta cometida.

Hoy en día, puede considerarse esta ley como primitiva o exagerada, pero al analizarla se puede entender esta ley como un gran avance dentro del contexto histórico. Antes de que esta ley existiera, la víctima tenía la libertad de tomar venganza de la forma como mejor le parecía.

Con la Ley de Talión, la pena debía limitarse a una que correspondiera al crimen cometido y era necesario que la ejecutara una institución en particular. Era una forma de administrar verdadera justicia, evitando la venganza desmedida, además coaccionaba a quienes buscaban cometer actos violentos e ilegales deliberadamente.

Una ley para todos

El Código Hammurabi se colocó en el templo de Sippar; también se colocaron ejemplares en toda la extensión del reino babilónico. El objetivo era unificar jurídicamente el reino, proporcionando a todas las zonas de Mesopotamia una legislación común, sería mucho más fácil gobernarla y controlarla.

Ubicación del código Hammurabi en la actualidad

El código se trasladó a la ciudad de Susa hacia el año 1.200 a.C. a causa de las diversas invasiones ocurridas en Babilonia. Entre 1901 y 1902, la estela de Hammurabi fue encontrada en Susa por una delegación francesa que se hallaba en Persia, dirigida por Jacques de Morgan. Se halló debajo de las ruinas de la acrópolis de esta ciudad.

Fue trasladada a París, en donde se tradujo al francés por el padre Jean-Vincent Scheil y analizado por Georg Friedrich Grotefend. Después se instaló la estela en el Museo del Louvre, donde se encuentra hasta el día de hoy.

En esta estela se hallan grabadas las 282 leyes del Código de Hammurabi.​ Se conserva en el Museo del Louvre (París)

Características

  • Es la compilación de 282 leyes para la antigua Babilonia (actualmente Irak).
  • Tenía como objetivo unificar el reino a través de un código común de leyes.
  • Estaba basado en las Leyes de Talión, que establecían que el criminal debía ser castigado proporcionalmente al crimen cometido.
  • En todo caso, las sanciones eran establecidas de acuerdo a la posición que ocupaba el criminal en la jerarquía social. Por lo que al final no eran equitativas, variaban si la persona era hombre o mujer, libre, siervo o esclavo.
  • Fue escrito en el idioma acadio para que cualquier alfabetizado pudiese leerlo.
  • Glorificaba al dios del Sol Shamash o tal vez a Marduk, dios babilónico. También le confería gloria al rey.
  • Cada ley comienza con la proposición condicional “Si”, describiendo después la conducta delictiva y finalmente el castigo que correspondía.
  • Redactado en primera persona.
  • Puede ser también interpretado como una maniobra de propaganda política y para ensalzar al rey.
  • El rey ordenó colocar una copia del código en las plazas de las ciudades para que todos llegaran a conocer la ley y los castigos. Por este motivo, las leyes están escritas en lenguaje sencillo y claro.
  • Fue también utilizado para aplicar justicia en la Antigua Roma y la Antigua Grecia.

Leyes del código de Hammurabi

El código se puede dividir en 14 temas principales y está estructurado de la siguiente forma:

  • I – Párrafos 1 a 5: Juicios de dios, sorteos, falso testimonio y prevaricación de jueces.
  • II – Párrafos 6 a 25: Transgresiones de robo y hurto, reivindicación de muebles.
  • III – Párrafos 26 a 41: Derechos y deberes que tenían los oficiales, los gregarios y los vasallos en general.
  • IV – Párrafos 42 a 65: Arrendamientos y régimen de los fondos rústicos, donación en pago y alquiler de casas.
  • V – Párrafos 100 a 107: Relaciones entre los comerciantes y los comisionistas.
  • VI – Párrafos 108 a 111: Reglamento de las tabernas.
  • VII – Párrafos 112 a 119: La obligaciones (contratos de transporte), proceso ejecutivo y servidumbre por deudas.
  • VIII – Párrafos 120 a 126: Contratos de depósito.
  • IX – Párrafo 127: Difamación e injuria y difamación.
  • X – Párrafos 128 a 184: Matrimonio y familia, infracciones contra el orden familiar, sucesión, contribuciones y donaciones nupciales.
  • XI – Párrafos 185 a 195: Ofensas a los padres, adopción, sustitución de niños.
  • XII – Párrafos 196 a 214: Delitos y penas relacionadas con lesiones corporales, ley del talión, indemnización y composición
  • XIII – Párrafos 215 a 240: Arquitectos, barqueros, médicos y veterinarios (responsabilidad, salarios y honorarios)
  • XIV – Párrafos 241 a 282: Locaciones de animales, secuestro, pastores, labradores de campo, obreros. Daños y hurtos de accesorios para la pesca.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *