Carta Magna (1215)   

La Carta Magna fue el primer eslabón que condujo a la constitución de Inglaterra. A pesar de contener asuntos de interés para la época en que fue redactada, algunas de sus disposiciones originales integran las leyes inglesas actuales. Con el tiempo, muchas otras naciones han empleado las ideas de la Constitución Inglesa para redactar sus propias constituciones.

Esta carta es de gran relevancia para el mundo occidental y se la considera el primer documento constitucional y predecesor de los Derechos Humanos. Veamos cómo llegó a formar parte de la historia este magistral documento.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

¿Qué es la Carta Magna?

En su primera versión, la Carta Magna conformaba un documento que limitaría los poderes de la monarquía inglesa. Fue redactada por Stephen Langton, arzobispo de Canterbury, y firmada el 15 de junio de 1215 por el rey Juan, quien estaba ocupando el trono inglés para aquel momento. La expresión Carta Magna, original de latín, significa Gran Carta.

Se origina en una época en la que se pasaba de la alta edad media hacia la baja edad media. El modelo feudal comienza en esta época a mostrar las principales señales de desgaste.

¿Para qué se firma la Carta Magna?

El objetivo de este documento era lograr que el monarca inglés, que no gozaba de popularidad, hiciera las paces con un grupo de barones que se habían sublevado. Prácticamente, el rey fue obligado a firmar el manifiesto, que establecía límites al poder de los reyes de Inglaterra.

Garantizaba que el rey solo podía elevar los impuestos o promulgar nuevas leyes si un consejo formado por 25 nobles lo aprobaba. El monarca ya no podría gobernar a su antojo, sino que estaba obligado a cumplir la ley.

Este fue el primer documento que colocó por escrito algunos de los derechos que merecía el pueblo de Inglaterra. En ella se encuentran los derechos que tenían principalmente los barones y la Iglesia Católica, aunque también se le dio a mujeres y niños el derecho a herencia de las propiedades.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Estableció además que no se podía castigar a nadie por un error sin antes haber recibido condena legal de culpable. Esta constitución también otorgó a los barones el derecho de declarar guerra al rey en caso de que este no respetara el documento.

Cotton MS. Augustus II. 106, una de las cuatro copias auténticas sobrevivientes del texto de 1215. Albergada en la Biblioteca Cotton.

Antecedentes de la Carta Magna

El rey de Inglaterra desde 1199 hasta 1216 fue Juan I o Juan sin Tierra, conocido así porque había perdido casi todas las tierras de sus ancestros ante el rey Felipe II en el año 1204. Se mantuvo luchando por obtenerlas nuevamente por muchos años.

Este fue un monarca completamente irritable durante su reinado, imponía elevados impuestos para cubrir los gastos que causaba la guerra con Francia por sus tierras. Esta política fue un desastre y finalmente el rey Juan sufre una tremenda derrota y pierde sus tierras. Por otro lado, el monarca no tenía buenas relaciones con el clero, incluso el Papa Inocencio lo excomulgó tras serias discusiones.

En 1213 el rey Juan decide someterse a la hegemonía papal. En 1214 comienza una nueva guerra contra Francia, los resultados no fueron nada positivos para el monarca haciendo que gastara mucho en ellas.

Para compensar, Juan I exigía más dinero, armas y hombres a la nobleza inglesa. Si se negaban, entonces les confiscaba sus riquezas y propiedades. Pero de nuevo el intento fue fallido y se ve debilitado.

El carácter que tenía el rey tampoco lo hacía popular en medio de sus aliados. Entre sus actos más bajos estuvieron: enviar a su exmujer a la cárcel, matar de hambre a los enemigos y lo acusaron de asesinar a su sobrino.

Firma de la Carta Magna

Los barones descontentos se unieron a fin de exigir que el rey también debía respetar las leyes que elaboraron un conjunto de nobles. El rey se niega y alega que un rey no puede someterse a leyes humanas, solo a las divinas. Los barones, cansados de los fracasos del rey en su reinado, toman la ciudad de Londres el 10 de junio de 1215.

Apoyados por el clero, obligan a Juan I que firme la Carta Magna. El sello real fue colocado el 15 de junio de 1215. A cambio de la firma del rey, los barones ratificaron sus juramentos de lealtad al rey el día 19 de junio de 1215.

Recreación romántica del s. xix de Juan I firmando la Carta Magna.

Por primera vez en toda la historia de Occidente, el rey estaba limitado en sus poderes por las leyes humanas y no las divinas. Establecía el documento que 25 barones tenían el poder de reformar cualquiera de las decisiones reales.

Causas de la redacción y firma de la Carta

  • El deseo desmedido del Rey por recuperar sus tierras a costa del dinero del pueblo, cobrando altos impuestos.
  • Los roces y las malas relaciones entre la monarquía y el clero.
  • El descontento de los barones por las medidas tomadas para sustentar las pérdidas en la guerra y los fracasos del rey en el conflicto.

Consecuencias de la Carta Magna

La carta no trajo la paz anhelada, todo lo contrario, fue uno de los detonantes de la guerra civil de los barones. Apenas los barones se retiran de Inglaterra, Juan I impugna la Gran Carta, lo que genera una fuerte guerra civil en el país.

En octubre de 1216 muere Juan I por disentería, su hijo y también sucesor Enrique III, reedita la Carta. Solo retira algunas de las cláusulas, como fue el artículo 61 el cual anunciaba las prerrogativas del monarca. El documento se redujo a únicamente 37 artículos, de los 63 que tenía al principio.

Aunque la carta no fue aplicada en la época que se escribió, inspiró a distintos pensadores de siglos posteriores que lucharon en contra de los abusos de autoridad. Inspiró también a los norteamericanos a redactar su propia constitución.

Principales derechos de la Gran Carta

El contenido de la Carta Magna de 1215 habla sobre la Iglesia libre, los pueblos, la ley feudal, el comercio y los comerciantes. También toca aspectos de la ley y la justicia, el comportamiento de oficiales reales, entre otros.

Algunos de los derechos más significativos de la Carta Magna eran:

  • El derecho que la iglesia tenía de estar libre de la intervención del rey.
  • Todos los ciudadanos libres tenían derechos a poseer y heredar prioridades. También debían ser protegidos de los impuestos excesivos.
  • Establece el derecho de las viudas que tenían propiedades, de decidir no casarse de nuevo.
  • Fundamenta principios relacionados con garantías legales y la igualdad ante la ley.
  • Los hombres libres no podían ser arrestados sin antes haber ido a juicio con las autoridades correspondientes.
  • Se instituye el habeas-corpus, derecho del detenido a comparecer inmediatamente y públicamente ante una autoridad o tribunal.
  • El principio de la presunción de inocencia, derecho del acusado a ser considerado inocente hasta que legalmente no se establezca su culpabilidad.
  • Contenía puntos que prohibían la mala conducta y los sobornos de los funcionarios.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *