Capitalismo

El capitalismo es el sistema económico y social bajo el cual vivimos actualmente, donde las relaciones mediadas por el capital (dinero) son el centro del sistema. Marx lo denominaba como modo de producción, ya que es el capitalismo quien organiza el trabajo y la forma de vida de las personas; antes del capitalismo hubo otros modos de producción, por ejemplo, el modo de producción feudal.

El capitalismo nace en la sociedad feudal, entre los siglos XV y XVI, particularmente en Gran Bretaña, fue en este país donde sucedió la Revolución Industrial que le dio un impulso enorme al sistema capitalista. A continuación encontrarás más información sobre este sistema, sus características, su historia y su funcionamiento. ¡Acompáñanos!

¿Qué es el capitalismo?¹

El capitalismo es el sistema económico y social que reina en el mundo en la actualidad. Luego de la Guerra Fría y la caída del Muro de Berlín, el capitalismo se encontró sin rivales para dominar los mercados de todo el mundo; la derrota del bando comunista o socialista liderado por la Unión Soviética dejó el camino libre para el desarrollo de las potencias capitalistas (siendo Estados Unidos la gran potencia mundial desde entonces).

Retrato de Karl Marx en 1875.
Retrato de Karl Marx en 1875.

La historia del capitalismo comienza varios siglos atrás, comenzó a gestarse dentro de la sociedad feudal hacia el siglo XV-XVI. Se desarrolló poco a poco hasta convertirse en el sistema que rige el mundo actualmente. A veces parece que siempre hemos vivido bajo el capitalismo, pero la realidad es que este modo de producción no es el primero en la historia, Marx destaca otros tres modos de producción previos: el modo de producción asiático (caracterizado por ser una sociedad sin clases sociales), el modo de producción antiguo (que se vincula con sociedades esclavistas como la Antigua Grecia y la Antigua Roma) y el modo de producción feudal que reino durante la Edad Media.

Origen del capitalismo²

No debemos pensar que el capitalismo surgió de una día al otro, ni tampoco que llegó para reemplazar al sistema feudal cuando este ya estaba obsoleto; lo que sucedió fue que las relaciones capitalistas de producción fueron gestándose poco a poco y ganando cada vez más espacio dentro del mundo feudal. El capitalismo se caracteriza por la búsqueda de ganancias económicas a través de la producción, de esta manera el primer gran cambio que implica el capitalismo es que las personas dejan de producir para subsistir (es decir, para satisfacer sus necesidades) y pasan a producir para lograr una ganancia económica.

El comienzo de las relaciones capitalistas de producción se da en el campo de Gran Bretaña hacia el siglo XVI. Luego de la crisis del siglo XIV, marcada por la Peste Negra, hubo varios cambios en el mundo feudal: la población disminuyo considerablemente y algunas personas alcanzaron mejores posiciones sociales, así comenzó una diferenciación social que iba más allá el poder de los señores feudales.

Así surge una clase campesina enriquecida que tiene la posibilidad de contratar a otros campesinos en peores condiciones económicas para que trabajen para ellos en la producción de mercancías (en particular en la producción de vestimenta), aquí comienzan las relaciones capitalistas. Estos campesinos pobres trabajan a cambio de un salario que era pagado con dinero, creció así el uso de moneda para los intercambios de productos. Además con el aumento de la producción crecieron los mercados, esta forma de producción siguió extendiéndose por Europa hasta reemplazar completamente a las relaciones de tipo feudal.

Grabado de la ciudad de Manchester
Grabado de Manchester, ciudad industrial en Gran Bretaña, durante el desarrollo de las grandes industrias en el siglo XIX. En Revista Mito.

Características del capitalismo³

  • Las relaciones capitalistas de producción tienen como base la diferencia entre el proletariado y la burguesía, es decir, entre los dueños de los medios de producción y quienes sólo tienen su fuerza de trabajo para sobrevivir, unos son contratados por otros. Los trabajadores reciben un salario en dinero a cambio del trabajo que realizan para los capitalistas, de esta forma pueden comprar mercancías haciendo funcionar al sistema.
  • El capitalismo se caracteriza por implementar la división del trabajo en diferentes tareas. Cada trabajador tiene una función asignada. Esto chocaba, por ejemplo, con la lógica que tenían los gremios de artesanos de controlar toda la producción. El cambio radical en este sentido se dio con el taylorismo a fines del siglo XIX, así lograron aumentar la productividad, eliminar los tiempos muertos y tener un control mayor sobre los trabajadores (quienes salieron perjudicados ya que eran controlados excesivamente y se les obligaba a trabajar a ritmos de alta intensidad).

“No es el trabajo el que es dividido sino los hombres, divididos en meros segmentos de hombres, rotos en pequeños fragmentos y migajas de vida, en forma tal que el pequeño pedazo de inteligencia que es dejado en un hombre no es suficiente para hacer un alfiler o la cabeza de un clavo… Y el gran grito que surge de todas las ciudades manufactureras, más alto que los altos hornos, se refiere precisamente a esto; que manufacturamos todo en ellas, excepto hombres…” 

John Ruskin, escritor inglés, socialista y cristiano. Describiendo el cambio en el trabajo durante el siglo XIX. Destaca lo deshumanizante que es el proceso de producción mercantil, y como la fuerza de trabajo es vendida en el mercado como una mercancía más, sin importar que los poseedores de ésta sean personas.

  • El capitalismo necesita expandirse constantemente, con su origen en Europa logró a través del tiempo conquistar el planeta entero. Una de las herramientas para la expansión fue el imperialismo; Gran Bretaña fue la primer potencia capitalista del mundo y además lograron establecer el Imperio más grande de la historia moderna con colonias en Asia, Oceanía, América y África.
Imperio Británico.
Mapa del Imperio Británico. El de mayor extensión de la historia. En Wikipedia.
  • El avance tecnológico es central durante el capitalismo. Se crean nuevas herramientas, nuevos métodos y nuevas máquinas para aumentar la productividad del trabajo. Lo que se busca en el capitalismo es la ganancia, los cambios tecnológicos van dirigidos en este sentido, se busca ganar más en menos tiempo.
  • La competencia entre capitalistas es otra característica del sistema. Las empresas y los países compiten entre sí por los mercados.
  • Bajo el capitalismo todo los productos del trabajo humano adquieren la forma de mercancías, es decir, que pueden ser comprados y vendidos y tienen un valor monetario.
  • El capitalismo es compatible con diferentes tipos de gobiernos desde una república democrática hasta una dictadura.

Etapas del Capitalismo

El capitalismo fue mutando a lo largo del tiempo, diferentes hechos hicieron que cambien sus características, de esta manera podemos dividir la historia del capitalismo en tres grandes etapas, comenzando en el momento en que el sistema es lo suficientemente fuerte como para expandirse a gran escala, es decir, desde la Revolución Industrial:

  • Primera Etapa – Capitalismo Liberal: esta etapa va desde la Revolución Industrial hasta la crisis de 1873-1876 (la primer gran crisis del capitalismo). Durante estos años se consolida el capitalismo en Gran Bretaña, pero la crisis llega cuando la sobreproducción es incontrolable, los mercados no pueden absorber la producción de mercancías y el sistema entra en crisis.
    Esta etapa se caracteriza por la existencia de una gran competencia entre capitalistas, encontrábamos muchas empresas pequeñas que competían entre sí. Además creció la organización sindical, el proletariado era una clase claramente definida.
  • Segunda Etapa – Capitalismo monopólico/oligopólico: Desde la crisis de fines del siglo XIX hasta la llegada de la Segunda Guerra Mundial. La Segunda Revolución Industrial sirvió como salida para la crisis económica, ahora la ciencia estaba al servicio del capital; de esta unión nace el taylorismo, sistema operativo diseñado para aumentar la productividad del trabajo, se caracteriza por el control sobre todos los pasos de la producción, reduciendo a los trabajadores a simples obedecedores de la dirección patronal.
    El liberalismo económico que caracterizó a la primer etapa del capitalismo es abandonado luego de la Gran Depresión de 1929, los países en busca de industrializarse y las nuevas potencias (Estados Unidos y Alemania) se vuelcan hacia el proteccionismo económico. Durante esta etapa el capitalismo se extiende ampliamente formando un mercado mundial, del cual Gran Bretaña es el centro financiero.
  • Tercera Etapa – Estado de Bienestar: Desde el fin de la Segunda Guerra Mundial hasta las crisis de la década de 1970. Este es el momento dorado del capitalismo, aumentan los ingresos generales a nivel mundial; el Plan Marshall sirve para la reconstrucción de Europa y los gobiernos de los países capitalistas toman medidas para mantener el nivel de consumo de los trabajadores; es el keynesianismo la doctrina económica característica de esta etapa.
    En esta etapa se desarrolla la producción y el consumo en masa, es el fordismo quien lleva el cambio central en la producción.
Fordismo. Cadena de montaje
Fordismo en funcionamiento, se caracteriza por la incorporación de la cadena de montaje en la producción. Se reducen así los tiempos muertos y se deja menos lugar para el libre accionar de los trabajadores que deben adaptarse a los tiempos de la máquina. En La Crónica de Salamanca.

La historia del capitalismo continua, de hecho este sistema sigue superando grandes crisis económicas como la iniciada en Europa en 2008 y agravada por la situación del Covid-19. El capitalismo hoy se caracteriza por el poder de las empresas transnacionales y la importancia del capital financiero; además vivimos en un contexto de constante avance tecnológico y de cambio. Es imposible saber cuál será el destino del capitalismo.

La crisis ambiental es otra cara del sistema capitalista. Las grandes fábricas, las petroleras, las explotaciones a cielo abierto, etc. son muy perjudiciales para el planeta ya que contaminan de una manera peligrosa, además de utilizar una gran cantidad de recursos naturales. Esta situación se agrava año tras año, convirtiendose en una de las características de este sistema.

Bibliografía

¹ -Hobsbawm, E., “El siglo XVII en el desarrollo del capitalismo”, en Idem, En torno a los
orígenes de la revolución industrial, México, Siglo XXI, 1971.

-Marx, K., Formaciones económicas precapitalistas. Introducción de Hobsbawm, E., Siglo XXI. 1971.

² -Dobb, M., Estudios sobre el desarrollo del capitalismo, Buenos Aires, Siglo XXI, 1971.

-Sweezy, P., “Comentario crítico”, en La transición del feudalismo al capitalismo, Buenos
Aires, 1974.

³ -Marx, K., El Capital. Crítica de la economía política, México, Siglo XXI.

-Coriat, B., El taller y el cronómetro. Ensayo sobre el taylorismo, el fordismo y la
producción en masa, Madrid, Siglo XXI, 1982.

-Aglietta, M., Regulación y crisis del capitalismo, Siglo XXI, Madrid, 1979.

-Katz, Claudio. “La concepción marxista del cambio tecnológico”. Revista Buenos Aires.
Pensamiento económico, n 1, otoño 1996, Buenos Aires.

-Rondón, A., John Ruskin y la división del hombre en migajas. En The Objetive, 2019.

-Panitch, L. y Gindin, S., La construcción del capitalismo global. La economía política del
impero estadounidense, Madrid, Akal, 2015.

-Beckert, S., El imperio del algodón. Una historia global, Barcelona, Crítica, 2015.

-Hobsbawm, E., Industria e Imperio. Una historia económica de Gran Bretaña desde 1750,
Barcelona, Ariel, 1998

-Kriedte, P., Medick, H. y Schlumbohm, J., Industrialización antes de la industrialización,
Crítica, Barcelona, 1986.

-Coriat, B., El taller y el robot, Siglo XXI, México.

-Lenin, V., El Imperialismo, fase superior del capitalismo. Rusia, 1916.

  • ¿Te ha resultado útil este artículo?
  • SiNo