Batalla del Monte de las Cruces (1810)

La Batalla del Monte de las Cruces se considera una de los primeros enfrentamientos que se libraron en pro de la independencia de México del control español. En ella, también se unieron los indígenas que deseaban la libertad de los españoles y recuperar la tranquilidad en sus tierras que por tantos años les habían pertenecido. Sin embargo, aunque representaban una mayor cantidad de combatientes que sus enemigos, no estaban tan bien preparados militarmente.

¿Quiénes ganaron la Batalla del Monte de las Cruces? Descubre toda la información en este artículo.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

¿Cuándo y dónde tuvo lugar la Batalla del Monte de las Cruces?

La Batalla del Monte de las Cruces fue una de las primeras luchas que se libró dentro del desarrollo de la independencia de México del dominio español en el siglo XIX. La batalla se llevó a cabo específicamente el 30 de octubre del año 1810, lo cual indica que fue una batalla de corta duración y que no resultó de gran envergadura.

El sitio en el cual se libró esta batalla fue el conocido Monte de las Cruces, el cual está situado dentro del municipio mexicano de Ocoyoacac, muy cerca de la conocida ciudad de Toluca de Lerdo, monte que resulta ser la división entre el municipio y el valle de México.

¿Quiénes participaron en la Batalla del Monte de las Cruces?

Como esta batalla se ubica dentro del marco de la independencia mexicana del yugo español, no resulta muy difícil identificar los bandos que participaron en esta batalla. Por un lado, se encontraba el ejército realista, es decir, el ejército que era leal a la Corona española, el cual estaba dirigido por el general Torcuato Trujillo. Por el otro lado se encontraban las fuerzas insurgentes que peleaban por la libertad de los españoles, las cuales estaban comandadas por el conocido Miguel Hidalgo, protagonista en el Grito de Dolores, y su fiel compañero Ignacio Allende.

Se dice que las fuerzas insurgentes sumaban un total de ochenta mil guerreros, mientras que el bando realista solamente contaba con unos dos mil quinientos soldados, pero tenían la ventaja de estar mejor entrenados en el campo de batalla y contaban con buen armamento.

Además, ya en el inicio del enfrentamiento entre estas dos fuerzas, el comandante Trujillo llegó hasta la región de Lerma a fin de obstaculizar el paso de los patriotas quienes iban camino a Ciudad de México, lo hizo cerrando el paso con algunas trincheras y fosos. Sin embargo, luego se dio cuenta de que los enemigos podían atravesar el conocido puente de Atengo y alcanzar su destino, por lo que también decidió destruir dicho puente para evitar que tomaran esta ruta, aunque ya habían atravesado algunos de las fuerzas insurgentes.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Por otro lado, Hidalgo y sus hombres estaban decididos a lograr su objetivo, avanzando con gran convicción e ímpetu, por lo que Trujillo tuvo que idear el plan de llegar hasta el Monte de las Cruces y esperar por refuerzos tanto a nivel de soldados como de armamento, lo cual le dio cierta fuerza y preparación para el ataque. En este momento se destaca la acción del coronel José Mariano Jiménez, quien estaba al frente de unos tres mil soldados y acompañado de Ignacio Aldama, quienes con un cañón y una buena estrategia logró diezmar a los realistas, logrando un buen comienzo a esta batalla.

Causas de la Batalla del Monte de las Cruces

Para saber sobre las causas que originaron esta batalla tendríamos que ir un poco más atrás en la historia, hasta la época de Napoleón Bonaparte en el año 1808, quien invadió España y por ende, creó una cadena de conflictos en México y otros países latinoamericanos, los cuales dieron inicio a la guerra de independencia. El virreinato de Nueva España afrontó en ese mismo año la crisis política que se presentó en México, seguida de conspiraciones en Valladolid para el año 1809 y en Querétaro en el año 1810.

Posteriormente, la situación se salió de control en México con el famoso Grito de Dolores iniciado por Miguel Hidalgo, dando origen a la independencia de México como tal ese mismo año. La Batalla del Monte de las Cruces se considera el primer enfrentamiento bélico formal que los insurgentes sostienen contra las fuerzas realistas, ya que aunque previamente había sucedido la Toma de la Alhóndiga de Granaditas, ésta última se considera más un saqueo o motín que una batalla en realidad.

Bandera insurgente de un destacamento de artillería. Se observa el calibre de las piezas, de a 12 libras.

Así que podemos decir que la causa principal de esta Batalla del Monte de las Cruces era acabar o diezmar al máximo posible las fuerzas que defendían la corona española a fin de librarse de este yugo de una vez por todas. Esta idea se convirtió en posibilidad gracias a que el rey Fernando VII estaba como cautivo, por lo que valiéndose de su enorme deseo de librarse del poder español, los mexicanos iniciaron una conspiración en Querétaro donde muchos disidentes se pusieron de parte de los patriotas a fin de acabar con el gobierno español. Posteriormente, tenían el plan de instaurar un nuevo poder que gobernara por el rey cautivo y más adelante actuar como gobierno independiente y soberano de esas regiones.

 

Luego de haber triunfado en la región de Guanajuato, los rebeldes se dirigieron hacia la ciudad de Valladolid el día 28 de septiembre del mismo año 1810, donde lograron entrar sin ninguna resistencia, y después pasaron a Toluca. En ese momento fue cuando el virrey Francisco Xavier Venegas decide hacer frente y detener las revueltas ocasionadas por las fuerzas insurgentes.

Consecuencias de la Batalla del Monte de las Cruces

Una de las consecuencias más obvias fue el número de bajas que hubo como consecuencia de esta batalla, donde se calcula que se perdieron unos 2 mil hombres por el lado de los realistas y una cantidad mucho mayor por parte de los insurgentes, quizás debido a su poca experiencia militar y de estrategia bélica. A pesar de eso, es digno de admiración la entrega de estos rebeldes que buscaban su independencia debido a que tenían escasez de armas y municiones, por lo que esos dos mil realistas resultaron ser el fruto del valor de estos hombres.

Después de esta batalla, los insurgentes se asentaron en la región de Cuajimalpa sin ejecutar ninguna acción ni movimiento bélico contra las fuerzas realistas hasta el 1 de noviembre de ese mismo año.

Vencedor de la Batalla del Monte de las Cruces

En esta Batalla del Monte de las Cruces es digno de resaltar la gran victoria por parte de las fuerzas patriotas quienes sumaban más de 80.000 hombres, logrando derrotar al ejército realista y avanzar por varias regiones del país, incluso llegaron a tener la fuerza y el impulso necesario para tomar Ciudad de México y lograr la independencia el mismo año, pero por razones desconocidas Hidalgo decidió no hacerlo en esa oportunidad. Luego, perdieron la fuerza necesaria al sufrir la derrota en la Batalla de Aculco.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *