Esta es una de las culturas que ha tenido mayor influencia en el mundo moderno, su búsqueda incansable de la verdad y el conocimiento, así como sus métodos de gobierno sentaron las bases para la modernidad.

Desde sus comienzos, la cultura de la antigua Grecia demostró habilidad para explotar sus puntos fuertes y sobrepasar sus expectativas. Aquí podrás conocer mucho más sobre esta cultura y sus características.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Definición de la Antigua Grecia

De esta manera, se ha denominado al tiempo transcurrido entre el año 1200 a.C. hasta 146 a.C., siendo un total de 1.054 años que comenzaron con la llamada Edad oscura, para terminar con la Invasión Dórica, suceso que dio paso a la Batalla de Corinto en la que el ejército romano venció a los griegos. Durante este período de tiempo, Grecia tuvo una pesada influencia en el continente europeo. De hecho, aspectos tan importantes como el arte, ciencia, filosofía, educación, política y el idioma evolucionaron debido a los movimientos de esta cultura.

Organización territorial de la antigua Grecia

Debido a que el territorio que Grecia ocupaba en un principio estaba constituido por un número considerable de montañas, las personas se agrupaban en pequeñas comunidades a las que llamaron clanes. Dichos clanes formaban alianzas entre sí, lo cual les permitió ser independientes en sentido militar y gubernamental. A su vez, estos grupos aliados dieron paso a las polis.

Aunque estos grupos aliados compartían el territorio griego y otras características como el idioma, filosofía, religión, ciencias, entre otros, consideraban a las polis vecinas como miembros de una comunidad extranjera.

Características de las polis

Entre los rasgos más sobresalientes de las polis se puede mencionar que:

PUBLICIDAD DE GOOGLE

  • Eran independientes en sentido económico. Cada comunidad se encargaba de producir todo lo necesario como para proveer alimento a sus habitantes.
  • A excepción de Esparta y Atenas, cada poli ocupaba un territorio aproximado de 80-90 km2, extensión en la cual debían desarrollar todas las actividades religiosas, administrativas, legislativas y agrícolas. Dentro de estos límites, generalmente vivían entre 3 mil a 5 mil personas.
  • La sociedad estaba constituida por dos clases de personas, aquellas que tenían derechos y los que no, mejor conocidos como ciudadanos y esclavos.
  • Eran religiosos, por lo que los centros de culto jugaban un papel importante en su organización territorial.
  • Se fomentaba el respeto a la autoridad y, al mismo tiempo, la contribución activa de los ciudadanos en lo que se decidía por el bien común.
  • Cada poli era independiente de la otra, vivían en completa libertad.
  • Las polis estaban estructuradas de la misma manera. Tenían una muralla que rodeaba todo el territorio que ocupaban para protegerlos, además, contaban con una plaza en la que movimientos públicos, culturales y comerciales se llevaban a cabo, estos espacios se les conocían bajo el nombre de Ágora. Por último, era común encontrar en cada una de las polis una ciudad situada en la zona de relieve más alto del territorio. Se les denominó como acrópolis y estas ciudades servían de refugio en caso de ataque de enemigos y centro de adoración.

Acrópolis de Atenas, emplazamiento original de la polis inicial de la Edad Oscura, fue destruida durante la invasión persa y reconstruida con los fondos de la liga de Delos durante el llamado «siglo de Pericles». La construcción de una extensa muralla entre Atenas y el puerto de El Pireo (los «Muros Largos») fue también un proyecto de gran envergadura; destruidos por los espartanos al final de la guerra del Peloponeso, fueron vueltos a construir en el siglo IV.

Formas de gobierno de la Antigua Grecia

Las formas de gobierno que proliferaron en la antigua Grecia pueden ser divididas en 4 formas principales.

  • Democracia: El centro de la práctica de esta forma de gobierno fue Atenas y su estilo le daba absoluto poder a los ciudadanos, ejerciendo la elección de los gobernantes por medio del voto.
  • Aristocracia: De esta manera se denominaba al gobierno de los nobles, quienes llegaban al poder por herencia y el prestigio que les daba el poseer largas extensiones de tierra. El pertenecer a una clase social les daba el derecho a gobernar entre sus coterráneos.
  • Oligarquía: Mediante este formato de gobierno, no sólo se ejercía el control entre los ciudadanos comunes, sino también sobre los guerreros. Además, los oligarcas eran un grupo reducido de representantes del gobierno cuyo objetivo era establecer medidas para el bien común.
  • Monarquía: Este modelo de gobierno tenía como figura central a un rey, quien reclamaba el derecho al trono de manera hereditaria, pues su familia afirmaba que había recibido el poder por parte de un ser divino que les asignaba tal privilegio.

Geografía de la antigua Grecia

Al territorio que conformaba la antigua Grecia se le llamaba Hélade por sus habitantes, la cual estaba compuesta por tres extensas regiones, una insular y otras dos continentales. Cada uno de estos territorios supo explotar los recursos que tenía a su alcance para desarrollarse y proveer lo necesario para sus habitantes.

Grecia insular

La componían una serie de islas que estaban ubicadas alrededor del Mar Egeo. Algunas de estas eran: Rodas, Anatolia, Sifnos, Creta, Eubea, Lesbos y Quíos. La mayoría de éstas jugaron un papel importante en el desarrollo de la actividad comercial de Grecia, pues eran un punto de comunicación importante para el intercambio marítimo. Una de las actividades comerciales principales que estas regiones insulares lograron desarrollar fue la pesca, la caza y la ganadería extensiva.

Por otra parte, estas islas estaban altamente favorecidas para el desarrollo de la actividad agrícola, ya que la existencia de volcanes activos que se producían en algunas de ellas traía como consecuencia suelos ricos y productivos. La abundancia de lluvias propiciaba también la producción de frutos cítricos, cereales, olivos y vides.

Grecia asiática

La formaban tres grandes territorios conocidos como Dórida, Jonia y Eólida. Hacia el litoral se encontraba Dórida, la cual tenía acceso a las costas y suelos no aptos para la agricultura. Jonia se encontraba hacia el sur y Eólida limitaba por el sur con el río Hermo, mientras que hacia el norte se encontraba con el mar Negro.

A excepción de la región de Dórida, Jonia y Eólida desarrollaron el cultivo en el campo, lo cual los hizo productores principales de hortalizas, vid, olivo y cereales. Además, sus territorios eran ricos en oro, lo que los convirtió en explotadores de este metal precioso. La tala de cedros y pinos también llegó a ser una actividad importante de estas regiones, lo que a su vez proveía madera para la edificación de barcos.

Grecia continental europea

Esta era la zona más amplia de la Hélade y estaba conectada con el eje oriental de Europa. Estaba compuesta por las regiones de Mesenia, Lacónica, Argólida, Arcadia, Arcaya, Ática, Beocia, Fócida, Epiro, Acarnania, Etolia, Macedonia y Tesalia. El relieve que caracterizaba a estas regiones presentaba macizos y llanuras.

Entre las actividades económicas de la Grecia continental estaba la explotación de recursos como el oro, cobre, hierro y plata. Sin embargo, los metales preciosos no fueron los únicos recursos en el que eran ricas estas tierras, la piedra y la arcilla se encontraban en todos sus alrededores, por lo que las obras en mármol y cerámica fueron una adición fundamental para el comercio de esta zona.

Organización social de la antigua Grecia

La sociedad de la antigua Grecia estaba dividida básicamente en dos categorías. Los hombres libres, considerados como ciudadanos, y los esclavos. En el caso de los primeros, gozaban de este estatus debido a su condición económica y alto nivel educativo. No se les permitía maltratar a sus esclavos, pero sí liberarlos como incentivo para que mejoraran su trabajo.

En el caso de los esclavos, no poseían ninguna clase de influencia en la sociedad, no ejercían ninguna clase de poder. Por otra parte, no sólo servían como peones, sino también existían los esclavos públicos que prestaban sus servicios en el templo de alguna de las deidades griegas o se les educaba para reconocer monedas falsas. Aparte de estos había otro grupo llamado Ilota. Estos eran prisioneros de guerra que cautivaban los griegos y trasladaban a hogares de personajes influyentes para que trabajaran la tierra.

Ilotas

La educación en la antigua Grecia

La educación en este período de la historia estaba dirigida principalmente al sexo masculino. A las mujeres se les enseñaba lo básico, como leer y escribir, además de adquirir conocimientos superficiales de aritmética para aplicarlo a las labores domésticas. Por otra parte, a los varones se les enseñaba a ampliar sus habilidades artísticas y literarias. No sólo aprendían a leer y escribir, sino también a cantar y a tener afinidad con los instrumentos musicales de la época como por ejemplo la flauta y la lira.

Por otro lado, la educación era mayoritariamente privada, por lo que sólo quienes eran adinerados tenían acceso a esta. Cuando ya el joven había pasado la educación primaria, se le enseñaba acerca de deportes, música y aritmética con el objetivo de convertirlo en un ciudadano modelo.

En las escuelas privadas se le asignaba a cada alumno un paidagogo. Estos eran esclavos a los que se les encargaba la tarea de acompañar a los jóvenes durante sus horas de estudio. Dependiendo de la edad, se le enseñaba a practicar deportes como lanzamiento de jabalina y disco, carrera o lucha. También se les instruía en disciplinas más complejas como el arte, la música, la ciencia o la cultura. Este ciclo educativo concluía a los 18 años, tiempo después del cual el joven recibía entrenamiento en el ejército por una duración de dos años como máximo. En adición a esto, existían las escuelas famosas como la academia platónica, la escuela peripatética o el liceo en el que maestros de la filosofía como Platón y Aristóteles se desempeñaban.

La escuela de Atenas, fresco de Rafael (1509-1510), uno de los conjuntos más grandiosos de la pintura renacentista, recoge las figuras de los filósofos y sabios de la Grecia clásica, además de otras personalidades no coetáneas como Averroes. En el centro de la composición se encuentra Platón, fundador de la Academia. En el primer plano, a la izquierda: Gramática, Aritmética y Música, a la derecha: Geometría y Astronomía y en lo alto de la escalinata Retórica y Dialéctica.

La religión de la antigua Grecia

Los griegos de la antigüedad eran practicantes del politeísmo. Adoraban a seres divinos o a héroes que poseían características sobrenaturales que podían ser invocados en un momento específico, según se necesitara de su ayuda. Estos dioses gozaban a su vez, de vida inmortal por lo que se crearon mitos relacionados a su existencia. Entre las deidades más importantes de la antigua Grecia se pueden nombrar:

  • Zeus: Era considerado como quien dominaba a los demás dioses, siendo el padre de estos y de los seres humanos.
  • Poseidón: Dios del mar.
  • Atenea: Deidad a la que se le atribuía la paz.
  • Perséfone: Reina del inframundo.
  • Afrodita: Diosa del amor y la belleza.
  • Dionisio: Dios del vino.
  • Ares: Dios de la guerra.
  • Hebe: Diosa de la juventud.
  • Hera: Diosa de la fidelidad y el matrimonio.
  • Apolo: Dios del arte y el deporte.
  • Hefesto: Dios del fuego.
  • Hades: Dios del inframundo.

Los hábitos de adoración por parte de los griegos para estas deidades incluían sacrificios, ofrendas y oraciones. Por otro lado, cuando un ciudadano obtenía una concesión por parte de uno de sus dioses, se le llamaba oráculo, pues había respondido favorablemente un asunto de índole personal.

Filosofía de la antigua Grecia

La característica principal de la filosofía de los griegos es la búsqueda infinita del conocimiento, entender el sentido de la existencia humana y del universo. A fin de obtener conclusiones precisas a estas cuestiones se aplicaban métodos como la mayéutica, la cual fue instigada por el filósofo Sócrates. Esta metodología consistía en el uso de preguntas bien pensadas para llegar a la verdad. A este filósofo se le debe también las bases lógicas que se aplican hasta tiempos modernos, como la filosofía aplicada al campo científico y los silogismos.

En el caso de Platón, quien también fue un filósofo muy reconocido de la cultura griega antigua, desarrolló una serie de documentos en forma de diálogos que permite la percepción del mundo de forma real y abstracta. Definió temas importantes como quiénes somos, qué es el bien, la justicia o la virtud.