El anarquismo es un movimiento que se interesa principalmente en el individuo y la sociedad y busca romper el orden establecido. Bajo el estandarte del anarquismo, se han agrupado distintas corrientes políticas y sociales con tendencias que difieren entre sí, incluso con procedimientos muy diferentes.

Por este motivo existen anarquismos más violentos y radicales, que esperan tener un rol activo en la abolición del Estado. Mientras que hay otros más tranquilos, que prefieren el pacifismo y la resistencia sosegada. Sin embargo, no existe explicación precisa y única de lo qué es el anarquista o cómo debe actuar.

Descubre en este artículo cómo se define el anarquismo, cuáles fueron sus orígenes en la historia, cuáles son sus características y quiénes han sido sus principales promotores.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Definición de anarquismo

Se puede definir anarquismo como movimiento filosófico, político y social cuyo objetivo primordial es erradicar el Estado y toda forma de gobierno o autoridad. Tampoco está conforme con la jerarquía social o el control de la sociedad sobre el individuo.

Para el anarquismo estas formas de dominio son artificiales, dañinas e innecesarias, porque el humano tiene una tendencia natural que lo guía al orden justo y ecuánime. Naturaleza que se ha visto corrompida, según esta corriente de pensamiento, por los pactos sociales.

Con el rechazo y la eliminación del Estado y el orden establecido, el anarquismo busca impulsar un cambio a nivel social que conduzca a los individuos a una sociedad sin soberanos ni amos.

Origen del anarquismo

El término anarquismo deriva de dos vocablos griegos que significan “sin poder o mandato”. Surge para designar los períodos de vacío de poder que aparecieron después de la Revolución Francesa y el declive de la monarquía, terminado el siglo XVIII.

PUBLICIDAD DE GOOGLE

Se usaba como expresión despectiva para catalogar a los que propiciaban el desorden y promovían el terror revolucionario. Hay varios pensadores de la antigüedad a los que se les adjudican las ideas precursoras del pensamiento anarquista.

Es común que se tome el inicio del anarquismo como pensamiento, con la obra creada por William Godwin a finales del siglo XVIII en la Europa Occidental. Pero hay autores que prefieren atribuir el primer lugar a Étienne de La Boétie quien publicó su obra en 1572.

Movimiento Anarquista

El movimiento anarquista o anarquismo histórico es un término que se utiliza para referirse al movimiento social que surgió en la segunda mitad del siglo XIX. Aunque el pensamiento anarquista tuvo su origen en tiempos más tempranos, a finales del siglo XVIII con la obra de Godwin, el movimiento como tal surgió después.

Representación artística de la revuelta de Haymarket

Inicio del movimiento anarquista

El anarquismo histórico aparece a partir de diferentes corrientes de pensamientos y diversas organizaciones. A pesar de que siempre fue un movimiento minoritario, aumentó su influencia hasta adquirir cierta relevancia política y apoyo popular en algunos países de Europa latina y Rusia.

Los movimientos anarquistas contemporáneos fueron producto del movimiento obrero de comienzos del siglo XIX. Este último luchaba por mejorar las condiciones laborales de la clase proletaria.

El socialismo utópico, el comunismo liberal y otras vertientes más radicales del sindicalismo fueron de gran importancia en la aparición del anarquismo. Esto en especial al momento de aparecer una izquierda autoritaria, que buscaba establecer un Estado único y poderoso.

Los anarquistas, que no confraternizaban con la autoridad y la opresión, vieron con malos ojos la dictadura del proletariado promovida por el marxismo. Por este motivo se emanciparon y crearon sus militancias, vertientes políticas y sociales propias.

Auge y caída del anarquismo del siglo XX

En el proceso de cambios entre el siglo XIX y XX, el anarquismo fue dominado por una variante conocida como anarcosindicalista. Esta se impuso sobre las otras corrientes hasta que se hizo casi indistinguible una de otra a principios del siglo XX, siendo esta la época de mayor influencia para el movimiento.

El auge fue relativamente breve, el movimiento anarquista cae rápida y profundamente en 1910, hasta desparecer a finales de 1930. El contexto que rodeo su caída fueron la Primera Guerra Mundial y Segunda Guerra Mundial y la popularidad de otras corrientes y movimientos sociales, ente ellas el fascismo y el comunismo.

Algunas décadas después, en 1960, aparecen movimientos estudiantiles antiautoritarios con ideas anarquistas. Pensadores y estudiosos reelaboraron los principios del anarquismo y algunos se reconstruyeron en ciertos movimientos y doctrinas más actuales.

Posicionamiento de la Federación de Estudiantes Anarquistas ante la huelga del 17N

Características del anarquismo

A pesar de las diferencias que pueden llegar a tener los anarquistas, suelen regirse por tres principios fundamentales:

  • Pensamiento libertario. En el anarquismo no hay cabida para la autoridad y la dominación. Se opone al Estado, a cualquier tipo de autoridad, a las diferentes formas de poder. Prefiere una sociedad autorregulada de forma espontánea y natural.
  • Disolución de las inequidades. La equidad y la igualdad son esenciales en el anarquismo. No acepta las jerarquías, ni la propiedad privada o cualquier otra forma de posesión.
  • Solidaridad entre individuos. La fraternidad entre humanos es otro ideal del anarquismo. En ausencia total de leyes, jerarquías y autoridades; debería existir libre interacción entre individuos. Esto llevaría, de acuerdo con sus pensamientos, a la cooperación, solidaridad y mutualismo.

Promotores de los pensamientos anarquistas

La filosofía anarquista tiene varios promotores y pensadores a lo largo de la historia. El movimiento es muy diverso y también complejo, pero estos son los nombres que siempre surgen cuando se habla de corrientes anarquistas:

  • Étienne de La Boétie: Autor de la obraLas políticas de la obediencia: el discurso de la servidumbre voluntaria”, ensayo que analizó el cuestionamiento de por qué las personas obedecen las reglas.
  • William Godwin: Publica un panfleto inicialmente, en el siglo XVII, que apoyaba la propiedad comunal y la organización económica basada en comunidades agrícolas pequeñas.
  • Pierre-Joseph Proudhon: Escribió en 1840 “¿Qué es la propiedad?”. Fue el primero que se llama a sí mismo “anarquista”.

Otros que apoyaron y promovieron el anarquismo fueron:

  • Max Stirner
  • Anselme Bellegarrigue
  • Mijaíl Bakunin
  • Lysander Spooner
  • Émile Armand
  • Piotr Kropotkin
  • Élisée Reclus

Corrientes anarquistas

Las corrientes anarquistas más relevantes son:

Anarquismo individualista

Es un grupo de manifestaciones y filosofías literarias anarquistas que se reúnen alrededor de la elevación individual por encima de los estándares sociales, morales y religiosos que impone la sociedad. También se caracteriza por el rechazo a la revolución, la creación de una sociedad de obligaciones transitorias y alejados de todo control.

Mutualismo

En esta corriente se visualiza una sociedad donde cada persona posea los medios necesarios para producir y satisfacer sus necesidades y demandas. También establece una idea de intercambio en la que cada individuo busca algo que equivalga a lo que ofrece. Pierre-Joseph Proudhon fue quien dio origen a esta idea.

Pierre-Joseph Proudhon en un cuadro de Gustave Courbet. Proudhon fundó la teoría económica mutualista o proudhonismo, que reflejó el intento del autor por llegar a sintetizar las ideas socialistas, liberales y federalistas de la época.

Anarquismo comunista

También se conoce como anarcocomunismo o comunismo libertario. Las ideas derivan de lo que proponía el aristócrata ruso y revolucionario: Mijaíl Bakunín, aunque rechaza la concepción de un Estado autoritario.

El anarquismo comunista establece la libre asociación voluntaria, pero sin la presencia del Estado, ni clases sociales y por medio de la socialización de los servicios, bienes y medios de producción.

Anarcosindicalismo

Es una unión de la lucha sindical por parte de los obreros con las ideologías del anarquismo. Promueve que los trabajadores conquisten los medios de producción para darle fin al sistema salarial y las clases sociales. La sociedad sería reordenada basándose en el federalismo y la democracia directa.

Anarquismo sin adjetivos

A finales del siglo XIX, en Europa (especialmente Italia y España), los anarcocomunistas y los colectivistas logran superar las diferencias y fundan organizaciones de índole anarquistas que no hacían distinción de matices ideológicos.

Corrientes más recientes de anarquismo

Actualmente el anarquismo ha adoptado distintas formas, por lo general busca aliarse con otras tendencias y abordando preocupaciones de las sociedades recientes. Algunas de estas corrientes de anarquismo son:

Anarquismo ecologista

Anarquismo verde o ecoanarquismo, es el que lucha en contra de la sociedad industrializada y sus estilos de vida. Propone la integración sustentable, autosuficiente y simple con el medio ambiente.

Feminismo anarquista

Es un movimiento que legitima los derechos femeninos y se mezcla con las ideas anarquistas. Crea una ideología basada en que la reivindicación del papel femenino en la historia solo es posible después de abolir el Estado y las concepciones típicas de familia, género y sexualidad.

Bandera que representa el feminismo libertario.

Anarcocapitalismo

Es una especie de Nueva Derecha, es un movimiento anarquista pero al otro lado de la gama de ideologías. Sostiene que el capitalismo real permite una sociedad verdaderamente libre, sin explotados ni sus explotadores. Pero para ello es necesario eliminar el estado que es quien pervierte las relaciones y forma monopolios.

Relación con el socialismo marxista

El anarquismo se relaciona con el marxismo en su deseo de una sociedad libre de clases y en la lucha contra la explotación y dominación de la clase obrera. Pero no tiene la misma propuesta en lo que respecta al papel de Estado.

El socialismo propuesto por Marx, que se encamina finalmente a lo que él denominó comunismo científico, propone una sociedad gobernada por el proletariado (la única clase social). El marxismo apoya la idea de un Estado fuerte, una autoridad única y central que controla con puño de hierro.

Pero los anarquistas, a diferencia del socialismo marxista, ven el Estado como su principal enemigo. Prefieren no simpatizar con la idea de cualquier tipo de dictadura, porque sus pensamientos son siempre libertarios.

  • ¿Te ha resultado útil este artículo?
  • SiNo