Burguesía

No deja el sorprender el mundo con sus cambios y evolución a través del tiempo en la búsqueda del bienestar social, político y económico. Así han surgido numerosos conceptos y concepciones en cuanto a términos que identifican a ciertos aspectos relacionados con la vida política, social y económica. En este contexto se definirá el que tiene que ver con Burguesía, y es que esta una expresión usada comúnmente en algunas ramas de las ciencias sociales como la economía política, la sociología y la historia económica.

Esta palabra está relacionada con el vocablo “burgos”, sinónimo de fortaleza o “pequeñas ciudades”, ya que en la antigüedad estas ciudades eran custodiadas por paredes amuralladas. Esta idea alude a un pequeño grupo con el propósito de asirse de “cierta seguridad” respecto al dinero y los bienes capitales, ya que de economía y política se trata. Veamos más sobre la burguesía y su origen.

¿Quiénes componen la Burguesía?

En el sistema capitalista se llama burguesía al estatus social que está constituido por un grupo de empresarios, comerciantes o dueños de bienes y capitales, es decir, banqueros, en sus inicios fue conformada por comerciantes y artesanos. Aunque surgió en la edad media, actualmente existe.

Se trata de una clase social que posee mucho dinero, tiene incontables bienes propios y altos ingresos monetarios y financieros al mes. Debido al incremento impresionante de su poder económico-financiero se elevó a un status privilegiado, lo cual les ha asegurado el control sobre los medios de producción y el dominio en el campo político mundial.

¿Cuándo y dónde comenzó la Burguesía?

En la Europa medieval occidental se conformó un grupo constituido por personas que ejercían diferentes profesiones en libre ejercicio, algunos eran mercaderes y otros artesanos, los cuales no pertenecían al grupo de los señores feudales, que eran los dueños de las tierras, las cuales daban en aprovechamiento. Tampoco pertenecía a los siervos de la gleba, que eran campesinos a los cuales el señor feudal daba la tierra, y mucho menos pertenecía a la clase clerical ni a la clase aristocrática nombrada por el rey.

Este pequeño grupo de personas fue en crecimiento pero desde el punto vista económico durante la edad media dentro del “burgo” o pequeñas ciudades medievales. El surgimiento de la clase burgués se dio en la edad media, la cual va desde el fin del Imperio Romano, en el siglo V hasta el siglo XV, mediante el crecimiento y el desarrollo de las ciudades medievales. La burguesía surge con la iniciativa del mencionado grupo de personas que aspiran mejorar su condición de vida, por lo cual dejaron atrás sus antiguas labores que para ellos eran insignificantes ya que no les proveían los ingresos necesarios para mantenerse, y se atrincheraron en los famosos burgos a fin de lograr su cometido. Por esta razón se les llamó burgueses.

Diferencias de la Burguesía a otras clases

Quienes adoptaron el estilo de vida burgués se diferenciaron de los que participaban en ciertas actividades laborales como comerciantes de ropa, joyas y especias; artesanos y campesinos al destacarse en el desarrollo de actividades industriales progresistas que los erigió como líderes que predominaban por sus ideologías, valores e intereses individuales.

El esplendor de la burguesía por su riqueza y cultura particular la colocó en primer lugar en la sociedad y esto contradijo a otras clases privilegiadas como lo era la nobleza y el clero. Por estas pugnas los burgueses se aprovecharon de la Revolución Francesa, que fue una lucha político social para hacer valer sus derechos en el área socio-política. También les sirvió de trampolín la transición del modo de producción feudal al nuevo y moderno sistema capitalista, todo lo cual han aprovechado para mantenerse actualmente y llegar a dominar tanto en el ámbito político y económico como en el campo religioso en nuestros días.

Características de la Burguesía

Para el marxismo, la burguesía es preponderante por su rol en cuanto a modo de producción capitalista se refiere, el cual se distingue por su comportamiento en la organización de la producción y por las relaciones de producción que establece con otras clases, básicamente con el proletariado.

Su tarea es apoderarse de los medios de producción para establecer desigualdad con el proletariado, pues al no tener medios de producción se ve obligado a venderle su fuerza de trabajo, por lo que la generación de plusvalía, o lo que es lo mismo, el aumento en el valor de los bienes producidos en esa labor, facilita la acumulación de capital que beneficia a la burguesía.

La clase burguesa se caracterizó desde un primer momento por presentar un modelo de comportamiento desde el punto de vista político, social e inclusive religioso, el cual sigue prevaleciendo, el mismo se describe a continuación:

  • Está por encima del resto de la sociedad en cuanto a su participación exclusiva y aventajada debido a su propiedad sobre los medios de producción.
  • Lo que la distingue de las demás clases sociales es precisamente el alto nivel de ingresos monetarios o riquezas acumuladas.
  • No desconoce los derechos del resto de los ciudadanos y respeta la división de poderes existentes en la nación en su carácter representativo.
  • Reclama su preferencia en cuanto a su participación en cargos políticos.
  • Forma parte de grupos elitistas compuestos por hombres y mujeres de prestigio.
  • Su provecho proviene del mundo capitalista.
  • Fomentan la distinción entre su clase y la clase conformada por personas que no disponen de medios de producción propios y que venden su fuerza de trabajo a cambio de un sueldo o salario.

Los valores de la Burguesía

Al pasar el tiempo, la burguesía se constituyó en la clase dominante y se presenta entonces en la defensa de ciertos valores e intereses que la sustentan y mantienen en su estatus privilegiado desplazando el viejo régimen feudal en el que dominaba otro grupo social. La burguesía defiende:

  • El estado de derecho, a fin de que se respeten sus derechos y propiedades.
  • La división de poderes, con la finalidad de que el Estado no asuma únicamente él, todo el control sobre la economía y otras áreas.
  • La existencia de un poder político parlamentario y representativo, con el propósito de limitar la intervención del Estado.
  • Existencia de libertades civiles: libertad de expresión, de culto, de prensa, de manifestación, de reunión, de trabajo, entre otras.
  • Libre mercado o libertad de empresa contra restricciones gremiales.
  • Predominio de la propiedad debido a la iniciativa privada.
  • Liberalismo económico, en virtud de la mínima intervención del estado en la economía del país.
  • Meritocracia, ascenso o descenso de las personas en la escala social debido a los méritos en el trabajo, lo cual se evidencia por su triunfo en el aspecto económico e intelectual.
  • Democracia en defensa de los derechos del pueblo de elegir y controlar a sus gobernantes.
  • Nacionalismo en defensa de la autodeterminación política.

Críticas a la Burguesía

Retrato de Karl Max

Karl Max usó la ideología burguesa como criterio para la propia ideología burguesa y menciona que ésta es beneficiosa solo para ella misma, por eso ella misma se defiende, por el hecho de ignorar las contradicciones que encierra.

Según Marx la burguesía es algo despreciable en la sociedad porque es producto del capitalismo, el cual daña las condiciones materiales de producción, afecta las relaciones sociales de producción y, por ende, las relaciones económicas, entre otras. La burguesía representa una ruina para la sociedad porque el capitalismo esconde las verdaderas condiciones de producción, lo cual requiere un cambio en las mismas para que pueda generar beneficios a otros actores que se ven afectados con este sistema.

El capitalismo y su clase burguesa contradicen sus propios valores, los cuales se resumen de la siguiente manera:

  • La democracia y sus instituciones no son sino simples instrumentos de la clase dominante.
  • Las funciones del Estado se realizan en tanto el interés general y el desarrollo social beneficie a la clase burgués dominante.
  • Realmente no existe afinidad entre la burguesía y la democracia, y cada vez más avanza su lucha contra esta clase.
  • La burguesía es el enemigo principal de la democracia por sus intereses en el logro de beneficios particulares.
  • Todo lo anterior confirma la lucha de clases y afianza la diferencia entre los trabajadores y los patrones o dueños de los medios de producción, es decir, los burgueses quienes no pierden tiempo para abusar de la débil condición del proletariado mediante su explotación.

Es de hacer notar que en todo esto hay solo minúsculos grupos favorecidos en el esquema capitalista y, por supuesto, estamos hablando de los “burgueses”, los cuales han conformado una élite que históricamente se ha mantenido a toda costa en la cima de la pirámide con total éxito y se ha cuidado de cualquier cosa que ponga en peligro su trono superpoderoso. Como ya hemos mencionado en este artículo, la exclusividad es lo que suele distinguir a esta élite, así como su hiperconcentración de riquezas como parte del presente sistema financiero mundial, lo cual ha ido en detrimento de los grupos mayoritarios que son quienes les han servido de apalancamiento a la cúspide piramidal actual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *